Review - Hifiman Ananda BT

 (to see this review in English, click here)


(esta review también está disponible en YouTube: Ep.36 - Hifiman Ananda BT)

Tengo que empezar diciendo que Hifiman, muy amablemente, me han enviado tanto los Ananda BT como los Ananda cableados para que los pruebe y haga esta review. No me han solicitado nada a cambio, ni tampoco he recibido nada.

Prólogo...

Como acabo de decir, Hifiman han sido muy amables, enviando ambos auriculares para probar. Para ser honesto, he querido probar los Ananda desde hace ya tiempo pero nunca me había planteado la versión Bluetooth. He leído algo sobre ellos (los Ananda BT) pero más por casualidad mientras leía sobre la versión normal.

Como he recibido ambos auriculares a la misma vez, he decidido que prefiero poner los Ananda BT a prueba antes de ni siquiera probar las versión cableada. Quiero hacer la reseña de los BT por sus méritos propios antes de compararlos directamente. Así que, en esta review, no haré comparaciones con los Ananda cableados, debido a que aún no los he escuchado. Si siento la necesidad de hacer comparaciones, lo haré otro día.

Intro...

Los Hifiman Ananda BT son unos auriculares circumaurales planar-magnéticos que cuestan unos 999€. No voy a entrar profundamente en las especificaciones porque espero que alguien que esté planteando invertir 1000€ en un producto tan único, hará sus investigaciones antes de pulsar el botón de “comprar”.

La razón por la que digo “producto tan único” es porque he pasado días intentando entender a quién exactamente, o a qué situación, se enfocan estos auriculares. No lo digo con la intención de ser negativo, estoy realmente curioso.

Primero voy a decir que soy una persona que prefiere los cables por encima de lo inalámbrico, no solo en cuanto a auriculares, lo cual puede significar que ya los estoy mirando desde el punto de vista equivocado, pero… cuando pienso en utilizar auriculares Bluetooth, lo que estoy buscando es una solución a un problema, ya sea de tipo conveniencia o de cancelación de ruido.

Hace cosa de un años, pasé algo de tiempo pasando por todos los auriculares BT con ANC que podía probar, debido a que vuelo bastante por mi trabajo (o al menos lo hacía antes de que todo cambiara el año pasado) y necesitaba algo con cancelación de ruido. Probé los modelos habituales de Sony, Bose, JBL, Sennheiser etc. junto con otros más económicos como MPOW y Taotronics. Después de probarlos todos, los que mejor sonaban a mi parecer eran los Sony WH-1000XM3 pero seguían sin ser lo suficientemente buenos como para convencerme a gastar más de 300€ en ellos, lo que costaban en ese momento.

Obviamente los Ananda BT no están enfocados a competir con ellos debido a que son abiertos, ni siquiera tienen reducción de ruido, mucho menos cancelación.

También tengo varios IEMs TWS, ninguno con ANC, que utilizo por conveniencia cuando estoy haciendo tareas que no son delante de un escritorio. En estos casos, no estoy prestando atención realmente a la música, estoy enfocado en la tarea que tenga entre manos. He llevado los Ananda BT varias veces para este tipo de tareas durante estas últimas semanas, mientras que fabricaba algunos cables, y he disfrutado mucho de la calidad de la música en comparación con los IEMs que suelo utilizar. Sin embargo, la mayoría de las veces estoy haciendo algo que incluye movimiento físico, para lo cual los Ananda BT son un poco “armatoste”. También soy alguien que suda bastante, así que, aún siendo los Ananda BT muy abiertos, si añaden un poco más de calor en comparación con los IEMs.

Eso me deja con las veces que estoy sentado delante de mi escritorio, tanto en casa como en la oficina. Por suerte, no comparto oficina, así que los auriculares abiertos no son un problema, pero puedo imaginar que lo sea para bastantes personas. También hay que decir que, cuando estoy sentado delante de mi escritorio, no tengo problemas para poder utilizar amplificadores y DACs con cables, por lo cual, Bluetooth no me aporta ningún beneficio (personalmente).

Eso me lleva de nuevo al principio, siento que las situaciones en las que se enfocan estos auriculares son mínimas.

Pero bueno, ya vale de enrollarme sobre lo que la gente pueda, o no, hacer con estos auriculares. Cualquiera que vaya a gastarse esta cantidad de dinero en unos auriculares Bluetooth ya tendrá claras sus necesidades.

Vamos con el producto...



Presentación…

Los Hifiman Ananda BT llegan en una caja muy parecida a la de los Deva, excepto por el hecho de que los Ananda BT están dentro de una funda de transporte en vez de un hueco en el interior.

La funda es realmente bonita, siendo rígida y tomando la forma de los auriculares. También contiene una pequeña bolsa con cordón, fijado con velcro, que contiene los dos cables USB que se incluyen junto con un micrófono que se puede conectar a la copa de los auriculares, convirtiéndolos en unos auriculares para hacer llamadas (o para el gaming).

También dentro de la caja encontramos un manual de usuario que es más que el típico folleto. Junto con las típicas instrucciones de uso (que hay que leer si no conoces estos auriculares), también incluye información sobre los auriculares y la empresa en sí.

No hay mucho más que decir sobre la presentación, así que vamos a por lo interesante...

Construcción y estética...

Empezando con la construcción, personalmente no veo ningún problema destacable, al menos que haya notado durante mi periodo breve con ellos. Una combinación de metal, plástico y piel de imitación, se unen para crear estos auriculares que son fácilmente identificados como Hifiman. No creo que estos auriculares sean algo que se pueda abusar tanto como otras opciones Bluetooth, los Sony por ejemplo, pero tampoco creo que esa sea la meta de estos auriculares. No están hechos para lanzarlos a una mochila y darle trotes mientras que se viaja, pero la funda si que protege los auriculares bastante bien.

En cuanto a estética, como he dicho, se identifican fácilmente como Hifiman. Todos tenemos nuestros propios gustos y en mi caso, soy fan de este estilo de auriculares Hifiman y creo que tienen pinta de encajar en el rango de precios en el que se encuentran.

Sí diré que estos auriculares son grandes, de nuevo, en comparación con la mayoría de auriculares BT que están enfocados a la portabilidad. He recibido algunos comentarios sobre su tamaño mientras que los he estado llevando estas semanas pero en mi caso, el tamaño de las copas es algo que me aporta mayor confort. Para los que tenga una cabeza más bien pequeña, puede que resulten algo grandes de más, especialmente la longitud de las copas hacia la mandíbula, sin embargo, como siempre, el confort y la estética son cosas que cada uno debe decidir por sí mismos.



Funcionalidad...

Los Ananda BT son unos auriculares que encuentro tanto sencillos como complejos a la vez. Mientras que hay muy poca funcionalidad asignada a los dos botones que se encuentran en la copa izquierda, aún así me he encontrado confundidos a veces.

De los dos botones que tienen, uno sirve para encender y apagar, entrar en modo “emparejar” y también play/pause de la pista. El segundo botón es solamente para entrar en modo de carga.

Aunque los auriculares se conectan bastante rápido cuando solo se conectan con mi teléfono, activando LDAC automáticamente, si que he tenido problemas cuando cambiaba de dispositivo o cuando utilizaba varios auriculares BT. Honestamente no puedo decir que problemas son porque, cuando conectaba, no había hecho nada distinto a las veces anteriores cuando no se conectaban. También he encontrado a veces que los auriculares se apagaban/encendían con solo apretar el botón unos dos segundos, otras veces necesitaba 5 o 6 segundos,

Cuando recibí los Ananda BT, los conecté para cargarlos. Después de cargarlos, me di cuenta de que sólo tenían 60% de batería. Después de gastar la batería, los conecté de nuevo para cargarlos, solo para darme cuenta de que no cargaban. Finalmente revisé el manual (algo que tenía que haber hecho desde un principio) y encontré que hace falta apretar el botón de “carga” para que los auriculares carguen. Esto parece ser que es para que se puedan utilizar por USB (en vez de BT) sin gastar la batería del dispositivo al que se conecten (móvil, DAP, etc.).

Poder utilizarlos por USB es algo bueno, sin embargo, no tienen entrada analógica, por lo cual, no hay manera de utilizar los auriculares sin depender de su DAC y amplificador interno.

Nada de esto es motivo de descarte automático en mi opinión, pero visto que el hecho de usar algo inalámbrico es por comodidad y conveniencia, me hubiera gustado control de volumen y pista anterior/próxima, directamente en los auriculares, evitando tener que utilizar el teléfono o DAP para controlarlos. Por ejemplo, en los Hifiman TWS800, hay control de volumen en los IEMs que es totalmente independiente de los niveles del dispositivo, ofreciendo un control mucho más preciso que el control normal de Android.



Sonido...

Directamente, sin llegar más lejos, puedo decir que, sin duda, son los mejores auriculares Bluetooth que he escuchado jamás.

Son perfectos? No.

Tienen algunos problemas en relación a mis gustos personal, pero son problemas que menciono porque estoy reseñando los auriculares y quiero repasar tanto lo bueno como lo malo (si se puede llegar a considerar “malo” en vez de “no excelentes”). También es imposible no enfocarse en los pequeños detalles cuando estamos hablando de unos auriculares Bluetooth de 1000€.

Os recuerdo que empecé diciendo que mis auriculares Bluetooth preferidos hasta ahora habían sido los Sony WH-1000XM3, que está muy lejos de ser perfectos pero eran mi elección después de probar unos 15 o 20 modelos, todos por debajo de los 400€. Pero la funcionalidad es algo que influye mucho en el tema de los Sony. 

En cuanto a sonido, en comparación con los Ananda BT, los Sony parecen tener una manta echada por encima de los drivers. Supongo que no es una comparativa justa debido a que los Sony cuestan el 20% de los que cuestan los Ananda y están enfocados a situaciones distintas, pero aún así ha sido impresionante ir cambiando entre ellos, realmente no hay punto de comparación.

Pero bueno, ya vale de otros modelos, vamos a diseccionar los Ananda BT y tratarlos como lo que son, un producto único.

La extensión en los sub-graves de los Ananda BT está bastante bien extendida, sin embargo, hay una caída que comienza sobre los 60Hz y esto llevará a que los amantes de mucho retumbe los encuentren un poco blandos allá abajo. Para mis gustos, los Ananda BT no me inspiran a escuchar Dubstep ni otras músicas electrónicas centradas en los sub-graves.

Pero la extensión está y, aunque reducida, está muy bien controlada y definida, como es el caso con el resto de las frecuencias graves. De hecho, el resto de las frecuencias graves son muy buenos, tanto en cantidad como calidad. El afinado de los medios graves y de los graves más altos es genial y añadido a los detalles impresionantes, la velocidad y la separación de instrumentos de estos auriculares planar-magnéticos, los encuentro casi perfectos para mis gustos.

Hay una cantidad justa de graves donde se unen con los medios para dar a las guitarras y bajos acústicos, una calidez preciosa sin perder detalles, pero lo hacen igual de bien con guitarras y bajos eléctricos.

Podría listar una cantidad infinita de canciones de las que he disfrutado en estos rangos del espectro, desde Paul Simon hasta AC/DC, y todo lo que se puede encontrar entre esos extremos. Solo pasar a la música electrónica me llevó a no disfrutar tanto de ellos, prefiero los instrumentos sobre los sonidos producidos digitalmente.

Durante los medios, estos auriculares se mantienen equilibrados y planos, presentando voces lujosas con muchos detalles y sin que nada pierda definición en ningún momento. Puedo decir, sin lugar a duda, que desde unos 60Hz hasta unos 1000Hz, estos auriculares son impresionantes.

Pasando a la parte alta de los medios, acercándonos a los altos, es donde las cosas ya no son tan perfectas. Hay suficiente elevación sobre los 3kHz para mantener intacta la presencia de las voces y los mismo detalles geniales están, sin embargo, esta presencia se alarga un poco más de la cuenta, o que hay otro pico demasiado cerca. Esto resulta en que la sibilancia está presente de más, con algo de brusquedad, que crea este pico junto con otro pico que está algo más arriba (alrededor de los 10 a 12kHz), haciendo que algunas notas resulten punzantes. Esto afecta especialmente los platillos y algunos de los instrumentos de viento que llegan a estas frecuencias.

Ahora, mientras que esto son notables, no son horribles. El sonido de estos auriculares sigue estando muy por encima de cualquier otra opción Bluetooth que he probado, pero su precio te hace enfocarte en estos detalles.

También creo que, debido a que estos auriculares son tan detallados y reveladores, realmente resaltan sus propios fallos, haciendo que parezcan peor de lo que parecerían en unos auriculares menos capaces con el mismo afinado.

Porque no hay duda, al menos en mi cabeza, de que el detalle, definición y velocidad de lo que son capaces estos auriculares es impresionante. Da igual el tipo de música que les haya lanzado, no han sufrido en ningún momento. Incluso con algunas de las líneas de “slap bass” más complejas, en ningún momento he sentido que me haya perdido nada, son incluso capaces de presentar pequeños detalles de cómo tocan el bajo mientras que las notas son casi demasiado rápidas para seguir.

En cuanto a anchura de escena, es muy ancha, casi demasiado a veces. Desde luego que dan la sensación de tener unos altavoces colocados muy a los lados, no son, para nada, íntimos.



Conclusión...

Voy a decirlo una vez más, son los mejores auriculares Bluetooth que he escuchado, por mucho, y quiero unos, solo que no se me ocurre una razón para tenerlos.

Si pudiera conseguir esta calidad de sonido, o relativamente cerca, en unos auriculares con ANC, estarían en mi colección sin duda. Incluso en unos auriculares Bluetooth cerrados sin ANC. Sin embargo, este diseño totalmente abierto limita mucho los lugares donde podría disfrutar de estos auriculares, y en cada uno de esos lugares tengo la posibilidad de usar cables.

Otra cosa es el precio. No estoy diciendo que estos auriculares sean caros para lo que son, pero el precio me hace plantearme mucho más el uso que obtendría de semejante inversión. Con 1000€, hay muchas alternativas con cable donde elegir.

He comentado algunas cosas que no suenan bien del todo para mis gustos, y otros reviewers han comentado las diferencias entre estos Ananda BT y su versión con cable (que todavía no he escuchado y estoy deseando hacerlo en cuanto acabe esta review). Creo que eso es algo que se debe tener en cuenta también, estos auriculares son de una calidad que hace muy fácil olvidar que son Bluetooth. La mayoría de las comparaciones son con alternativas con cable porque no hay nada que compita directamente con los Ananda BT, son un producto bastante único.

Puedo decir que he disfrutado del tiempo que he pasado con los Hifiman Ananda BT, son unos auriculares geniales con algunos problemillas, pero han cambiado completamente mis expectativas de los auriculares Bluetooth y de los que realmente podrían ser capaces.

SenyorC