Review - iFi Audio NEO iDSD

(if you prefer to see this review in English, please click here)


Esta review también está disponible en YouTube: Ep.36 - iFi Audio NEO iDSD

Primero tengo que empezar diciendo que el NEO iDSD me ha sido enviado por iFi Audio como parte de un tour que organizaron en Head-Fi. A cambio del préstamo, lo único que me han pedido es que publique mis opiniones, buenas o malas, en un hilo de Head-Fi. El hilo de Head-Fi (en inglés) se puede ver aquí: ifi audio NEO iDSD | Headphone Reviews and Discussion - Head-Fi.org (head-fi.org)

No me han solicitado ni ofrecido nada más pero, como siempre, es bueno tener en cuenta que no me ha costado nada probar este producto.

Realmente he tenido el DAC/Amp durante más tiempo de lo acordado. Cuando lo recibí tenía un problema con ruido del amplificador cuando se utilizaban IEMs sensibles. Se lo comenté a iFi Audio, como también lo hicieron otros que recibieron unidades, y me pidieron que me lo quedara mientras que sacaban una actualización de firmware que arreglaría el problema.

Cosa de una semana más tarde, lanzaron la actualización pero, debido a que era justo antes de Navidad, amablemente me dejaron quedarme con él durante un par de semanas más, para realizar la actualización y completar mi review. La actualización del firmware corrigió el problema que tenía, así que, nada más que halagos a iFi Audio en este tema. 

Ahora, vamos con la review.

Intro...

Incluso antes de abrir la caja del NEO, ya sabía que hacer una review de este producto no iba a ser fácil, hablando desde el punto de vista de audio. En una cara de la moneda está el hecho de que hay demasiadas “primeras veces” en la ecuación. Es mi primer producto de iFi Audio, es mi primer DAC multibit (o eso creo*) y también es mi primera experiencia con un DAC chip de Burr-Brown. Como he dicho, muchas “primeras veces” que me dificultan el trabajo de saber donde cambia qué.

En la otra cara de la moneda, como he dicho en reseñas anteriores de amplificadores, soy alguien que, debido a mi trabajo en el mundo del audio, siempre ha pensado que un DAC y un amplificador deben ser tan “transparentes” como sea posible, sin añadir nada por su parte, al no ser que hablamos de amplificadores de válvulas o similares que cambian el sonido a propósito (pienso en ellos como productos con EQ fija incorporada). Para ser totalmente honesto, tengo dificultades para notar diferencias entre 2 amplificadores buenos de estado sólido (y también DACs), y cuando noto diferencias, tengo problemas para convencerme a mí mismo de que las oigo y no me las invento.

Dicho esto, he pasado este tiempo probando el NEO iDSD junto a mis sistemas habituales que utilizo para las reviews de IEMs y auriculares, y haré lo posible para compartir mis sentimientos, sean conscientes o no.

*Digo lo de “o eso creo” porque he utilizado muchos equipos en situaciones donde no tenía ni idea de que tipo de DAC se utilizaba, así que no puedo estar seguro.



Presentación...

El iFi NEO iDSD se presenta en un embalaje que, aunque no es nada lujoso, se relaciona con el precio que tiene y demuestra que se han tomado molestias en el empaquetado, no lo han “simplemente metido en una caja”.

Una funda externa de cartón nos muestra una imagen del producto, junto con muchas especificaciones y otros detalles.

Dentro de esta funda exterior hay una caja blanca y sencilla, con el logo de iFi en la parte superior, dentro de la cual encontramos el producto bien protegido. Debajo del mismo, hay una selección de cajas más pequeñas que contienen los accesorios:

Cable USB 3.0

Cable RCA

Adaptador 6.35 a 3.5mm

Fuente de alimentación

Antena Bluetooth

Patas de silicona

Soporte (para poder colocarlo en vertical o horizontal)

Mando a distancia

En mi opinión, las cosas como los cables y adaptadores son extras que le cuestan muy poco a la marca pero mejoran mucho el placer de la persona que está abriendo su última compra.



Construcción y estética...

Aunque no he tenido el placer de tener, ni probar, ningún producto iFi Audio anteriormente, si que he tomado nota de muchos de sus productos y creo que son una de las marcas que optan por una estética que se sale de lo habitual. A algunos les gusta y a otros no, la estética es siempre algo muy personal. En mi caso, sí que me gustan la mayoría de los productos diseñados por iFi Audio y el NEO es uno que me gusta mucho.

En el caso del NEO, han optado por un diseño que es simple pero elegante, y creo que su estética lo convierte en una buena opción para un escritorio. Es lo suficientemente pequeño como para no ocupar demasiado espacio valioso, mientras que a la vez, no es tan pequeño como para parecer temporal.

El hecho de que se pueda colocar en horizontal o vertical, con una pantalla que rota automáticamente, es algo que veo como muy buena opción, dejando que se pueda colocar en casi cualquier parte. En mi mesa de la oficina tengo un sistema de 4 monitores (con mis DACs y amplificadores en un lado), lo cual significa que el espacio no sobra exactamente. El NEO, en modo vertical, se puede colocar perfectamente entre dos de mis monitores y así quede justo delante de mí. En casa, tengo mis equipos en un rack de 19” (si, tengo un rack de 19” en el salón, por mucho que le pese a mi mujer) y el NEO se puede colocar perfectamente en una bandeja de 1U.

En cuanto a calidad de construcción, está hecho totalmente de metal, tiene un aspecto robusto al tacto y la perilla de volumen es robusta con buena funcionalidad. Obviamente no puedo decir cómo aguantará el paso del tiempo pero no veo ningún fallo ni punto débil que resalte como posible problema en el futuro.



Funcionalidad…

El NEO iDSD parece ser concebido para los que buscan una solución “todo en uno” pero manteniendo la simplicidad. No hay menús en que perderse, no hay filtros que seleccionar, no hay que elegir salidas (están siempre activas), nada de ecualización, etc. Lo único que se podría considerar “escondido” es la selección de salidas fijas o variables, para acceder a esto debes apagar la unidad y luego volver a encender mientras se tiene pulsada la ruleta de volumen.

Todo lo demás es sumamente sencillo. Hay dos botones y una ruleta de volumen que sirve de tercer botón, y cada uno de estos tiene una sola función.

El botón inferior (cuando se posiciona verticalmente) es para apagar/encender, el segundo botón es para seleccionar la entrada (cicla entre USB/Bluetooth/Optico/Coaxial) y la ruleta de volumen, al ser presionada, mutea el audio o permite ajustar el brillo de la pantalla si se aprieta durante 2 segundos (también se puede optar por apagar la pantalla automáticamente, dejando solo la luz blanca activa bajo la ruleta de volumen).

La ruleta de volumen es robusta, suave y precisa, posicionada de un modo que permite su utilización fácilmente tanto en horizontal como vertical.

Un bonito toque es que el NEO te habla cuando seleccionas Bluetooth. En vez de ser simplemente un icono que parpadea en la pantalla (que también está), una voz te dice que has activado Bluetooth y cuando entra en modo emparejamiento etc. Incluso te dice el codec seleccionado cuando se establece la conexión.

En el tema de Bluetooth, la conexión es muy fácil y rápida. Desde mis teléfonos y DAPs, la conexión LDAC se estableció fácilmente y sin necesidad de forzar nada en el teléfono (un problema que sí he experimentado con otros aparatos LDAC). La verdad es que no he comprobado la distancia máxima de conexión pero me he movido por la oficina y por mi salón sin experimentar ningún fallo o corte.

También está incluido un mando a distancia, sin embargo, no hay necesidad de utilizarlo si uno no quiere, todas las funciones están disponibles en la unidad en sí. El único beneficio del mando (aparte de poder controlar el NEO desde el sofá) es que el ajuste de brillo de la pantalla tiene un botón dedicado, lo cual te ahorra los 2 segundos de pulsar la ruleta de volumen. 

Sé que la funcionalidad es sencilla pero realmente aprecio el hecho de que no tenga funciones que necesiten el mando. Visto que casi todos mis equipos están al alcance de la mano, odio tener que utilizar un mando para acceder a una función o ajuste específico.

En cuanto a funcionalidad, no hay mucho más que añadir, es un aparato sencillo que cubre todas las entradas básicas que una solución “todo en uno” debe. Si eres alguien a quien le gusta sumergirse en sub-menús para cambiar parámetros, pues creo que el NEO no es para ti. Sin embargo, si eres de los que buscan algo que haga lo que necesitas sin tener que hacer más que encender y elegir entrada, pues te va perfecto.

No he comentado las salidas pero también están completas. En la parte trasera encontramos tanto RCA como XLR como salidas del DAC, mientras que en la parte delantera, tenemos una salida TRS 6.35mm y una salida balanceada 4.4mm Pentacon.



Sonido...

Ahora viene la parte difícil, explicar el sonido en comparación con los otros sistemas. Como he dicho al principio, lo encuentro difícil diferenciar entre dos amplificadores (sólidos) buenos e incluso más difícil entre dos buenos DAC’s, porque nunca estoy seguro de que está añadiendo mi cerebro al sonido.

Aparte de pasar mucho tiempo solo escuchando música a través del NEO, también he hecho algunas comparaciones con los DACs y amplificadores habituales que suelo utilizar en mis reseñas de auriculares y IEMs. En la oficina, donde hago la mayor parte de mi escucha generalizada, suelo utilizar un SU-8 o una 01V96i, para alimentar un Atom, un L20 y un QSC CX302 (para los altavoces). En casa, utilizo un Topping D10 para distribuir optico y coaxial a otros sistemas, también un Modi 3+ (alimentado por coaxial) con un L30 y un Heresy. Tengo algunos sistemas más por la casa pero realmente no he hecho comparaciones detalladas con ellos.

Así que, con eso aclarado, vamos con lo que he probado y encontrado, o al menos lo que creo que he encontrado...

Escucha general...

Primero, comentaré mi tiempo de escucha general. Simplemente he pasado muchas horas escuchando música, utilizando diferentes auriculares y IEMs, tanto con la salida balanceada como no balanceada. He escuchado todo tipo de música, FLACs propios (a través de Foobar), Tidal e incluso Spotify. Durante este tiempo no he tenido ningún problema con el sonido en absoluto. Todo suena como debe, nada resalta y el NEO ofrece calidad de sobra para que lo considere un buen sonido.

Durante mis primeros días con la unidad, no tenía un adaptador Pentacon (mis equipos balanceados son XLR) y tuve que pedir uno. Esto significa que los primeros 4 días los pasé solamente con la salida no balanceada, dejándome probarla a fondo sin preocuparme por el balanceado.

Encontré que la salida no balanceada se quedaba algo corta en potencia para alimentar los HD6XX y los DT1990 Pro, aunque el Ananda si tenía algún margen más. No escucho a niveles muy altos, por lo cual, realmente no experimenté una falta de potencia, pero sí que tuve que llegar a los -10dB en algunas canciones (especialmente algunos DSD) que son más reducidos de niveles en sus grabaciones. Esto me lleva a creer que para una persona a quien le gusta la música más elevada (especialmente con auriculares poco sensibles), se encontrará con una falta de potencia en la salida no balanceada. Eso sí, incluso llegando casi a su tope, no hay señal de distorsión.

Pasando a la salida balanceada, los problemas de potencia con los HD6XX desaparecen, entregando potencia de sobra para mis necesidades y pareciendo aumentar algo más de claridad, pero eso podría ser mi cerebro que lo añade. De nuevo, he utilizado múltiples auriculares e IEMs, todos siendo alimentados fácilmente por la salida balanceada.

Escuchas detalladas y comparaciones...

Buscando diferencias, he pasado por una serie de comparativas y combinaciones para que que podría diferenciar (o que me dice me mente que puedo diferenciar, como quieras verlo).

Mi primera prueba fue comparar la unidad en su totalidad contra otro sistemas. Lo probé contra varias combinaciones, sin embargo, debido a que todos mis amplificadores de estado sólido son no-balanceados, me limité a la salida 6.35mm del NEO. Mis descubrimientos subjetivos fueron que encontraba el iFi más suave que cualquiera de mis otras combinaciones. Esto no era como la noche al día, pero cosas como la decadencia de notas y los reverb de las voces parecían más suaves. Notaba que el ataque de las notas era igual pero la soltura final era más suave. 

También encontré que la salida no balanceada del NEO es bastante pobre en comparación con amplificadores como el L30, Heresy o incluso el Atom. Mientras que en el NEO me estaba situando entre -20db y -10db, dependiendo de la canción, en los otros me encontraba a niveles mucho más bajos (como ejemplos, menos de 50% en ganancia media del L30, y sobre 60% en ganancia baja del Heresy). La potencia de la salida balanceada compite mucho mejor en este aspecto.

Pasando entre las combinaciones, me quedé con la sensación de que el iFi NEO es más para disfrutar mientras que las otras son más afiladas y "directas al grano".

Mi próxima prueba fue probar el amplificador del NEO. No hay entrada analógica, por lo cual no se puede eliminar el DAC de la ecuación, por lo cual utilicé la salida RCA del DAC para alimentar otros amplificadores. Equilibrando los niveles (como también hice en la prueba anterior), empecé de nuevo con la salida TRS pero al final pasé al Pentacon para realizar comparaciones.

Aquí descubrí que el DAC del NEO conectado a un amplificador externo es como a medio camino entre utilizar dos sistemas completamente diferentes (o sea, el iFi NEO vs Modi3+ & Heresy).  Sigue habiendo un toque más redondeado al sonido pero no tanto como antes, aunque estoy hablando de “micro” cambios y podrían ser fruto de mis expectativas personales. La verdad es que me gusta mucho la combinación del DAC NEO junto con cualquiera de mis pequeños amplificadores de estado sólido.

Por último, hice una comparación de solo DACs. Mi proceso no científico para lograr esto fue utilizando las dos entradas del Atom, fiando la salida del NEO en “variable” para equilibrarlo con el SU-8, aunque resultó ser innecesario visto que la salida de ambos DACs es idéntica cuando están al máximo.

Estuve cuestión de una hora pasando entre uno y otro DAC a través del Atom. Para ser totalmente honesto, no estoy seguro de que notara diferencia alguna. Habían veces en las que me parecía más suave el iFi pero en la próxima canción no podía diferenciarlos. 

Para intentar ser un poquito más científico (solo un poquito), pedí que me conectaran ambos DACs al Atom sin que yo supiera cual era cual. Después de una hora o así, y muchos cambios de entrada, elegí el DAC que parecía más “musical” a mis oídos. Había uno de los DACs que me daba la impresión de sonar mejor con los instrumentos acústicos (guitarras, bajos etc.) y voces, básicamente parecía más suave en general. O sea, elegí el que me compraría si solo dependiera del selector de entrada del Atom. Ese DAC resultó ser el iFi NEO, los cual supongo que es algo bueno, pero hay que tener en cuenta que esto ha sido con canciones que he escuchado miles de veces y solo hice la prueba una vez, no apostaría nada en una prueba a ciegas.

En cuanto a las salidas balanceadas del iFi NEO, no tengo modo rápido de cambiar fuentes sin pasar por otro nivel de procesamiento (mis sistemas de altavoces pasan todos por DSP, que añade ADC/Procesos/DAC). Solo tengo un amplificador de auriculares balanceado, siendo el P20, e incluiría cambiar cables por lo cual no es una simple prueba de A/B. Dicho esto, el NEO no presentó problema alguno y la calidad de sonido era muy agradable en todos mis sistemas, altavoces y auriculares.

Una cosa que sí hay que tener en cuenta es que las salidas del DAC están siempre activas, sin modo de desactivarlas. Eso significa que si utilizas el NEO para alimentar altavoces o amplificadores externos junto con auriculares, necesitarás otro método para encender y apagar (o mutear). Si que se pueden fijar las salidas en “variable” pero subir y bajar volumen en la salida de auriculares también afectará las salidas.



Conclusión…

El iFi NEO iDSD parece ser un producto enfocado a ser una solución “todo en uno” para los que buscan algo sencillo para su escritorio, a la vez ofreciendo todas las funciones que puedan necesitar, de un modo muy simple pero elegante.

Es bonito (en mi opinión claro) y parece estar muy bien construido, convirtiéndolo en algo muy válido para quien busca algo para el escritorio o incluso un salón. Yo estaría muy feliz con el NEO sobre mi mesa en la oficina, cubriendo todas las necesidades que tengo, y encima suena genial!

En general, estoy impresionado con el iFi NEO iDSD y opino que es una muy buena opción al precio que tiene. Podría montar algo parecido con equipos independientes pero no creo que a la larga ahorres nada y no será una solución tan bonita, todo en uno, como el NEO

Muchas gracias a iFi Audio por dejarme probar el NEO iDSD!

SenyorC