Review - KZ DQ6 (Sub 50€)

(if you prefer to see this review in English, click here)


Esta review también está disponible en YouTube: Ep.38 - KZ DQ6

Tengo que empezar diciendo que los KZ DQ6 me han sido enviados sin coste por LuckLZ. No han solicitado nada a cambio excepto por una review honesta, pero siempre es bueno tener en cuenta que no me ha costado nada probar estos IEMs.

Por si no los conoces, LuckLZ es un vendedor en AliExpress que me envía productos de vez en cuando para reviews. Aunque no me han solicitado que deje enlaces, aquí dejo el enlace a su tienda: https://es.aliexpress.com/store/4612004?spm=a2g0o.detail.100005.3.4c7d557dTmhrEW

Y este es el enlace a los DQ6: https://es.aliexpress.com/item/1005001879050215.html?spm=a2g0s.9042311.0.0.731663c0PUaxTe

(Nota: Estos no son enlaces afiliados, no me llevo nada si compras a través de estos enlaces).



Intro…

Algo nuevo de KZ no es nada sorprendente, sin embargo, algo de KZ que sea diferente a todo lo que haya probado de ellos anteriormente sí que lo es!

Los DQ6 son el último lanzamiento de KZ (al no ser que haya sacado algo más desde que los recibí, que es bastante probable) y no es el típico modelo híbrido de KZ. Estos son unos IEMs multi-driver, 3 en cada lado para ser exactos, solo que los tres son Drivers Dinámicos, en vez de los DD+BA que se suele encontrar en modelos multi-driver de KZ.

Soy alguien a quien le gustan los DD, especialmente en los graves y medios bajos, y algunos de los mejores timbres que he escuchado salían de drivers dinámicos. Esto significa que tenía ganas de probar este nuevo producto KZ, porque, si 1xDD es bueno, 3x deben ser mejores no??

Otra cosa que se ha variado de la típica entrega KZ es la forma y el estilo, convirtiéndolos en unos IEMs que yo no reconocería como KZ a primera vista.

Bueno, de todas formas, vamos a mirarlos paso a paso para ver si son algo sobre el que se debe excitarse o no.



Presentación…

La presentación de los DQ6 no es una de las cosas que ha cambiado. Llegan en el mismo estilo que llegan (casi) todos los KZ, en una caja pequeña, blanca y sencilla. Dentro de la caja nos encontramos con los IEMs, en el típico espacio moldeado, junto con el cable y una selección de puntas.

Así que, realmente no hay nada diferente con respecto al embalaje de KZ de siempre.



Construcción y estética…

Aquí es donde los DQ6 resaltan como algo diferente. En vez de utilizar la forma habitual de KZ, con una placa de metal o de plástico (dependiendo del modelo), aquí optan por algo parecido pero con una forma rediseñada.

La placa metálica es más pequeña y tiene el logo de KZ estampado (no imprimido) en el centro, con una rejilla de ventilación en la parte inferior.

El resto de la carcasa es transparente (en mi caso) y tiene lo que parece ser una forma más ergonómica. En la parte de la carcasa que apoya contra la oreja, KZ ha decidido darle una forma con un saliente que ayuda a mantener los IEMs en su sitio y asegurar que siempre estén orientados de la misma forma.

Esto es muy similar a lo utilizado en IEMs custom, utilizando la forma de las orejas para posicionar los IEMs correctamente. Ahora, en mi caso, es bastante cómodo. El saliente si que me irritó durante un tiempo al principio pero una vez acostumbrado, me gustaron. Sin embargo, puedo entender que esto va a ser muy diferente para algunos, dependiendo de sus anatomías, así que debes probarlos para ver si te resultan cómodos o no. Por suerte, KZ parece haber decidido experimentar primero con esta forma en un modelo económico. 

No veo ningún fallo que resalte con la construcción, así que no tengo motivos para pensar que vayan a durar menos que otros modelos KZ.

Otra cosa que han cambiado son las puntas incluidas. Debido a la forma rediseñada, la inserción es más corta que anteriormente, lo cual significa que las puntas también son más cortas y parecen intentar crear el sello justo al principio del canal auditivo. En mi caso, no me fué muy bien.

Cuando utilizaba las puntas incluidas, tuve que utilizar una L para un oído y una M para el otro, algo que nunca me ha sucedido con otras puntas o IEMs (que yo recuerde). También me daban la sensación de que podrían moverse en cualquier momento (no es algo que sucediera realmente, solo que me daban esa sensación). Al final, después de probar varias puntas diferentes, decidí por unas de silicona, grandes y con un núcleo rígido, y más largas que las incluidas con los DQ6.



Sonido...

Como he dicho al principio, soy fan de los drivers dinámicos, así que un triple DD es algo que me intriga. También significa que KZ debería poder evitar ese toque metálico que aparece en los agudos de sus modelos híbridos, aunque, siendo honesto, han mejorado muchísimo en este aspecto. Pero bueno, los BA no son el tema de conversación, sino los DD.

En la categoría de subgraves, canciones como “Way Down Deep” de Jennifer Warnes, o “No Mercy” de Gustavo Santaolalla, muestran que hay bastante extensión y buena presencia en los rangos más bajos. Cualquiera que haya seguido mis reviews ya sabrá que no soy un amante de los graves excesivos pero sí que me gusta que estén disponibles cuando haga falta y, en el caso de los DQ6, están disponibles.

Eso probablemente suena a que son muy elevados en los subgraves, pero no es el caso. Sí que parece haber un poco de elevación en este rango, visto que no muestran señales de caída, y produce el retumbe necesario en las canciones que acabo de mencionar y otras. He disfrutado mucho de el retumbe grave en “Royals”.

Las frecuencias restantes de los graves también tienen una pequeña elevación sobre los medios pero, de nuevo, no es excesivo, al menos para mis gustos personales con la mayoría de música. Si una canción tiene una gran elevación de graves en su grabación, entonces los DQ6 lo presentan con demasiados graves, pero no es realmente culpa de los DQ6.

La transición a los medios es decente, sin mucho sangrado, excepto en los casos que acabo de mencionar, cuando una canción tiene demasiados graves en la grabación. No es realmente sangrado, sino un exceso que hace sombra a los medios bajos.

En el caso de música bien grabada, o al menos con música sin demasiados graves, los medios más graves son bastante placenteros, con una buena tonalidad. La parte baja de las guitarras acústicas presentan un buen cuerpo sin quitar presencia a las voces. Por ejemplo, “Tears in Heaven” de Eric Clapton (la versión en directo), lo encontré muy bien equilibrado.

Pasando por los medios, la verdad es que no tengo quejas. Parecen estar bien equilibrados y con una buena presencia en todo el rango. No son tan lujosos en los medios como otras alternativas pero están muy lejos de ser ofensivos.

De hecho, mi primera queja de verdad llega con la zona de sibilancia. Los DQ6 son un poco calientes de más para mis gustos en esta zona. Después de jugar con varias puntas y quedarme con las mencionadas, la sibilancia se reduce a un nivel que puedo tolerar.

Las frecuencias altas si caen levemente y me gustaría que extendiese más y que presentara más “aire” pero, para ser sincero, no hacen mal trabajo y desde luego que no me dejan con la sensación de que han añadido un LPF (como con algunos otros modelos).

En cuanto a velocidad y definición, de nuevo, los DQ6 hacen un trabajo decente. No son monstruos del detalle, ni te lanzan los detalles en masa, pero si tienen suficientes como para presentarte con la sensación de que la música está completa, que no parece faltar nada. La velocidad con que lo hacen también es decente, incluso en pasajes complicados, los drivers dinámicos aguantan el tirón. De nuevo, no son unos IEMs que te van a dejar boquiabierto con su velocidad y detalles, pero tampoco te dejarán quejándote.



Conclusión…

Los DQ6 se arriesgan a ser diferentes, y eso me gusta. Es bueno ver KZ probar con otras cosas últimamente en vez de simplemente lanzar modelos híbridos con más y más drivers.

Personalmente, me gusta la estética (se parecen a los IEMs encontrados en muchos escenarios) con un buen confort en mi caso. Obviamente, esto será diferente para cada uno.

En cuanto a sonido, creo que hacen un buen trabajo por su precio, que son unos 20€. Soy fan de los drivers dinámicos y estos tienen 3, así que tengo que estar feliz no? El sonido no es perfecto y hay lugar para mejoras, pero en general, el sonido es agradable y más que aceptable.

El único punto del sonido que me molesta es esa sibilancia, la encuentra excesiva con la mayoría de puntas pero con las que he utilizado al menos es aceptable (aunque no decente).

En fin, creo que los DQ6 son una buena compra a su precio de 20€ y me alegro de haber pasado tiempo con ellos.

SenyorC