Review - Openheart OH2000 (sub 50€)

Español | English

Review disponible en YouTube: Ep.46 - Openheart OH2000

Openheart es una marca que realmente no conocía de nada excepto por leer unos comentarios sobre unos IEMs suyos. Fuí a su página, una tienda en Aliexpress, y me encontré con los OH2000, unos auriculares abiertos y supraurales que recuerdan mucho a los Grado.

No tenía ni idea si eran buenos o no, ni siquiera me paré a leer los comentarios, pero por 40€ pensé que tendrían algunas piezas interesantes para robar si algún día me decido finalmente por modificar unos Grado. Así que, un par de semanas después, me llegaron a casa.

Presentación…

Los auriculares no llegaron en una caja, todo venía envuelto en papel de burbuja dentro de un sobre grande, sin embargo, tengo que admitir que los contenidos son bastante increíbles.

Dentro de dicho sobre llegaron los auriculares, un cable, una bolsa de transporte de cuero falso, un estuche de cuero auténtico que contenía un adaptador de 3.5 a 6.35mm y un clip para el cable, una organizador de cuero para el cable y unas almohadillas extra tipo G-Cush.

Para ser honesto, excepto por la falta de caja, estoy impresionado con los contenidos, incluyen mucho más de lo que se espera de algo en este rango de precios y los artículos incluidos son de una calidad decente.



Construcción y estética…

Tengo que empezar diciendo que estos auriculares son el sueños de un modder de Grados, La construcción utiliza el mismo estilo que los Grado SR60, SR80 etc. pero las copas son de metal, el cable se desconecta y todo está enroscado en vez de pegado. Las copas se desenroscan, permitiendo sacar los drivers, los tapones de las varillas se desenroscan, permitiendo desmontarlos fácilmente, las fijaciones de la diadema se desenroscan, permitiendo cambiar la funda de la diadema… Literalmente todo se puede desmontar fácilmente. 

Mientras que es muy fácil desmontar estos auriculares, los componentes parecen ser de una calidad respetable. Vale, la diadema sigue siendo una tira de metal recubierta de cuero (auténtico?) y la construcción es de lo más sencillo, pero nada parece mal montado y todas las piezas son decentes.

En cuanto a estética, pues son como una mod de los Grado en metal. No creo que tengan un estilo tan “retro” como los Grado SR pero a la misma vez, tienen su propio estilo “retro-moderno”.

El cable incluido también es bastante decente, vale que no es un cable de boutique de alta gama, pero lo prefiero a otros cables que he recibido con auriculares que cuestan 20 veces más (te estoy mirando a tí Ananda!).

Las almohadillas no son geniales, las que vienen montadas son como unas de Porta-Pro sobredimensionadas (solo que más gruesas) y las de estilo “G-Cush” causan algo de picor. Aparte de eso, no tengo ninguna queja sobre la construcción.

El confort no es terrible para unos auriculares tipo “on-ear” pero si tengo que extender la varillas a tope para que me valgan. Es cierto que mi cabeza no es pequeña pero tampoco es gigante. También he cambiado las almohadillas pero más sobre eso en un momento.



Sonido...

Entonces cómo suenan unos Grado de imitación de 40€? Cómo se comparan con algo como los SR60e o SR80e?

Siento decir que no puedo responder a esa pregunta. Aunque siempre tengo pendiente comprar unos SR80e, para tenerlos como referencia visto que son muy populares entre algunos, nunca he llegado a escuchar unos auriculares Grado.

Lo que estoy escuchando de los OH2000 sí que se parece a las descripciones de los que no aman los Grados, sin embargo, no tengo idea de si son parecidos o no. Quizás deba pillarme unos Grados en breve.

Así que, voy a dejaros con mis opiniones subjetivas sobre el sonido, acorde a mis gustos, y si alguna vez tengo unos SR60/80e entre manos, entonces haré la comparación.

Sacados de la caja (mejor dicho, sobre), no me gustaba el sonido. Solo para dejarlo claro, sí, hice el “burn in” de 163,32 horas antes de escucharlos. Sonaban bruscos y con una gran falta de graves.

Cambié las almohadillas S-Cush por las G-Cush incluidas y las cosas no mejoraron mucho. El sonido seguía siendo brusco y para ser sincero, no encontré ninguno de los dos tipos muy cómodos. Decidí buscar almohadillas recomendadas para los SR online y al final opté por unos Geekria G-Cush, que llegaron al día siguiente.

Con las almohadillas nuevas, los graves graves están algo más presentes (y el confort mejora), pero sigue sin haber señal de sub-graves, haciendo que canciones como “Royals” o “No Mercy” suenen huecas en la parte baja. 

Las zonas de graves normales si son aceptables pero no geniales. Cuando escuchaba canciones instrumentales con graves decentes, como la intro de “Jack Of Speed” de Steely Dan, el bajo suena aceptable pero cuando entran otros instrumentos de rangos más elevados o voces, el bajo se queda fácilmente a la sombra.

Desde luego que no hay sangrado hacia los medios graves pero los medios si dan la impresión de estar echados hacia atrás debido a la elevación de los medios altos. En canciones acapella, con voces masculinas como “These Bones” de The Fairfield Four, las voces suenan limpias y bastante realistas, pero cuando llevan instrumentos como guitarras eléctricas o especialmente de viento-metal, las voces vuelven a estar detrás. En el caso de las voces femeninas, muestran la brusquedad mucho más.

En la parte alta de los medios las cosas empiezan a estar demasiado elevadas, creando esa brusquedad que he mencionado, y pasando a las zonas agudas, la sibilancia se muestra claramente. Como siempre, he probado con “Code Cool” y cada “S” de la canción muestra sibilancia y la voz de Patricia Barber es brusca en general. 

Una cosa de lo que no me puedo quejar es del “aire” en las zonas altas. No hay ninguna sensación de caída en las zonas altas y las cosas se extienden bien, al menos hasta donde alcanza mi audición.

O sea, hasta ahora, obviamente no soy fan del sonido. Pero entonces llega la ecualización.

Tengo que decir que la EQ ha “arreglado” estos auriculares bastante fácilmente. Siguen sin ser perfectos porque no he dedicado horas a retocar pero unos pequeños retoques convirtieron estos auriculares en algo que puedo escuchar sin mayores problemas. De nuevo, necesitan algo más de retoques para refinar pero no tengo duda de que, con algo de tiempo y esfuerzo, estos auriculares pueden llegar a sonar bastante bien.

No suelo compartir mis ecualizaciones pero mis toques rápidos han sido:

Preamp Gain= -3dB

Type = LOW_SHELF / Freq = 30Hz / Gain = 11.8dB

Type = PEAK / Freq = 107Hz / Gain = 3.3dB / Q = 0.7

Type = PEAK / Freq = 2280Hz / Gain = -2.8dB / Q = 13.8

Type = PEAK / Freq=3380Hz / Gain = -3.5dB / Q = 0.7

Type = PEAK / Freq = 9390Hz / Gain = -3.2dB / Q = 1.98

Repito, estos son retoques rápidos y están lejos de lo que creo que son capaces estos auriculares con algo más de tiempo y esfuerzo.

Con esta ecualización, hay suficientes graves para mis gustos, suficiente calidez en la parte baja, y mientras que la parte alta necesita más retoques, la brusquedad se reduce mucho con una sibilancia ocasional en vez de una batalla constante.

La verdad es que primero probé con la EQ Harman de Oratory pero no me gustó para nada el resultado, así que volví a una página en blanco e hice unos rápido retoques.

Mientras que la elevación de los graves es de risa a 11.8dB, la caída natural de los drivers lo compensa y el resultado es bastante placentero, aunque siguen sin ser auriculares para escuchar EDM.

En cuanto a detalles, estos auriculares son bastante decentes. Obviamente están muy lejos de algo como los Ananda pero sí que son más detallados que los K371 que tuve no hace mucho, lo cual es un buen cumplido teniendo en consideración el precio y los extras incluidos.

La escena también es ancha con una colocación de imágenes decente, no espectacular, pero aún así bastante decente. Las grabaciones binaurales son divertidas y mientras que no son los auriculares que mejor representan el trabajo de Yosi Horikawa, si que se portan bien.



Conclusión…

Vuelvo a lo que he dicho sobre ser el sueño de un modder de Grados. Si eres alguien interesado en modificar unos Grados, obtendrás un montón de piezas utilizables por un precio muy inferior a muchos de los kits que he visto online. Las piezas son de buena calidad y es fácil trabajar con ellas.

Por méritos propios, en cuanto a sonido, diría que sin ecualización son algo que evitar, al menos para mi. Con EQ, pues seguro que no van a reemplazar ninguno de mis auriculares permanentes, pero si responden bien al EQ y los veo como algo que utilizaría en ocasiones cuando me apetece el sonido que les he sacado con los retoques.

Siento no poder compararlos con los Grado, visto que creo que esa será la comparación más interesante, pero quizás en un futuro no muy lejano.

Por ahora, diría que merecen su precio pero solo si no piensas utilizarlos en su estado inicial.

SenyorC