Review - Openheart Resin (sub 50€)

Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.53 - Openheart Resin

Intro...

Los Openheart Resin son unos IEMs que he visto mencionado unas cuantas veces entre los amantes de los IEMs económicos, siendo estas menciones lo que me llevó a comprar los OH2000, unos auriculares tipo Grado que reseñé no hace mucho.

En el caso de estos IEMs, tampoco sé mucho sobre ellos, lo único que sé es que no parecen tener nombre de modelo excepto por “Resin”, al menos hasta donde yo haya encontrado.

A un precio de unos 20€, son otra entrada en la categoría económica, muy por debajo de mi barrera sub-50€, donde parece haber mucha competición últimamente.



Presentación...

He comprado los Openheart Resin sin cable, estando agradecido por disponer de esta opción y así no acabar con otro cable que no voy a utilizar (aunque el cable Openheart incluido con los OH2000 era bastante agradable).

Llegan en una pequeña caja marrón con Openheart escrito en la tapa. Dentro, los IEMs estaban en una pequeña bolsa antiestática junto con otra bolsa más pequeña que incluye una selección de puntas de silicona en varios tamaños.

El único otro accesorio incluido es un pequeño paño de microfibras con el logo de Openheart. Esto también venía incluido en los OH2000, así que debe de ser algo estándar para la empresa, aunque no es algo habitual recibirlo con unos auriculares o IEMs.



Construcción y estética...

Los IEMs tienen una carcasa sólida de resina (como indica su nombre) y en mi caso tienen un tinte azul claro.

La forma es muy parecida a la de los Tiandirenhe TD02, de los que publiqué una review recientemente, y son muy cómodos una vez colocados. Parecen ser algo más ligeros que los TD02 aunque la diferencia es mínima.

Me gusta la estética de los Resin, aunque no los veo tan bonitos como los TD02. También cabe destacar que no hay ninguna marca en los IEMs, ni del fabricante ni del modelo.



Sonido...

Mis primera impresión con los Resin, utilizando las puntas de silicona incluidas, era que son un poco sibilantes y que tienen graves de más que no están bien controlados del todo. Después de probar con varias puntas, las de espuma incluidas (tamaño M) encajaron bien conmigo, ofreciendo un buen confort y el sonido que voy a describir a continuación.

Empezando, como siempre, con las frecuencias sub-graves, hay buena extensión hacia la parte más baja, resultando en un buen retumbe en las canciones que lo necesitan. Los sub-graves estaban un poco más presentes con las puntas de silicona pero las de espuma lo limpiaron bastante y así golpes suenan más limpios y definidos. Escuchando un poco de D&B y música electrónica, con caídas extremas, los Resin aportan bastante en los rangos bajos.

Pasando a la parte más elevada de los graves, se mantienen controlados y muy limpios, con un poco de énfasis en los graves que debería ser de agrado para los amantes de los graves. Mientras que tienen un rango de graves elevado, no es demasiado exagerado en mi opinión. En las canciones que utilizan instrumentos reales en vez de samples electrónicos, los graves suenan muy realistas y naturales, excepto por esa pequeña elevación que no encuentro desagradable, sólo que no es mi afinado preferido como seguramente ya sabéis llegados a este punto.

En los medios bajos, hay una pequeña sombra de los graves en los medios más bajos pero no es suficiente para ser molesto, solo un poco de más para que el timbre de las notas más graves de una guitarra acústica pueda resultar natural del todo.

Hay un bajada en el centro de los medios, como con todos los IEMs con afinado en “V”, lo cual puede hacer que las raíces de algunas voces suenen algo ausentes, dependiendo de la cantidad de graves en la canción. Por ejemplo, “Way Down Deep” de Jennifer Warnes, si exhibe ese extra de graves que hacen sombra a los registros más bajos de su voz, pero en general el sonido es bastante agradable en la mayoría de canciones y las voces no están mal si eres alguien a quien le atrae este afinado.

La parte alta de los medios sube hacia un pico entre los 2 y 3kHz, devolviendo la presencia a las voces. Aunque en general evitan la mayoría de brusquedad o tonos nasales con las voces, pueden resultar algo gritones con instrumentos viento-metales como en “Diamonds on the Soles of her Shoes” de Paul Simon. 

Adentrándonos en los registros altos, la sibilancia se reduce mucho con las puntas de espuma en comparación con las de silicona incluidas, no está totalmente ausente pero sí que se reduce a un nivel en el que canciones como “Code Cool” se pueden escuchar, aunque aun así se nota. Extrañamente, he notado más sibilancia en la voz de Paul Simon en estos que en otros IEMs, pero mis canciones habituales de prueba de sibilancia no están mal. Debe ser que la voz de Paul Simon toca una frecuencia específica que produce resonancia en estos IEMs.

La parte alta obviamente sufre de la caída habitual de un único driver dinámico, sin embargo, no resulta aburrido ni parece carecer de agudos. Ese pequeño toque de sibilancia da una impresión de aire que realmente no está. Para ser honesto, no tengo quejas sobre la caída en los agudos, claro que podrían ser mejores pero están por encima de muchos otros que he probado.

La velocidad y la dinámica de los Resin son bastante buenos, sin parecer sufrir cuando se escuchan canciones rápidas y los detalles son también bastante impresionantes para unos IEMs en este rango de precios. No son increíbles pero sí aportan una sensación de detalle, especialmente en canciones movidas, que es superior a muchos otros en el rango sub-50€.

En cuanto a anchura de escena, están en la media, quizás un poco mejor que la media de este precio. Sin embargo, la colocación de imágenes dentro de esa anchura es buena y hace que sea fácil localizar y colocar instrumentos y efectos, incluso sin ser muy anchos.



Conclusión…

Por 20€, los Openheart Resin son unos IEMs que ofrecen mucho más de lo que su precio sugiere. EN comparación con otros IEMs a precios similares que he probado últimamente, estos son una de las alternativas más recomendables.

El afinado no es mi preferido pero tampoco es irritante y la limpieza y control de los graves (con puntas de espuma) hace que sea más de mi agrado.

Hemos visto muchas opciones en este rango de precios últimamente, algunos muy buenos, y estos son unos que compiten por un puesto elevado entre los sub-50€. Creo que los Tin T2+, los KZ ZAX o los KZ DQ6 siguen estando por encima entre mis preferencias pero la distancia se acorta cada vez más.

SenyorC