Review - TRN TA1 (sub 50€)

 Español | English

Review disponible en YouTube: Ep.50 - TRN TA1


Los TRN TA1 me han sido enviados con un descuento por LuckLZ Audio Store. Como siempre, seré tan sincero y neutral como sea posible pero siempre me gusta ser claro sobre la procedencia de los artículos que reseño.

Puedes encontrar a LuckLZ en Aliexpress aquí: LuckLZ Audio Store

Y los TRN TA1 en su tienda aquí: TRN TA1 on LuckLZ

Intro…

Los TA1 son el último lanzamiento de TRN, al menos que yo sepa, y contienen un driver de armadura balanceada Knowles 33518, junto con un driver dinámico “dual core” de 8mm. Actualmente están disponibles por unos 30€, lo cual los coloca fácilmente dentro de ese rango sub 50€ que he fijado en el blog.

Hay mucha competición en este rango de precios últimamente pero los TA1 parecen tener buenas especificaciones, al menos sobre papel, con un driver Knowles que debería ayudar a evitar un poco esa caída en los agudos que se presenta en muchas de las alternativas a precios parecidos, siendo mayormente de un único driver dinámico.



Presentación…

Los IEMs llegan en una caja sencilla con una imagen del producto en la tapa de cartón, junto con el modelo y no mucho más. Personalmente he recibido lo que parece ser denominada la versión japonesa, que, hasta donde he averiguado, solo se diferencia en que tiene una cara anime en los IEMs en vez del logo de TRN.

Dentro de la caja tenemos los IEMs, un cable más que aceptable, varios juegos de puntas de silicona y unas puntas de espuma de memoria muy blandas. He probado las puntas incluidas, junto con algunas más, y he llegado a la conclusión de que me gustan las puntas de espuma incluidas.



Construcción y estética...

Los IEMs tienen una carcasa de metal, con un acabado brillante, que dice ser de aleación de magnesio. La forma de estos IEMs me recuerda a los Tin T2 originales. Los IEMs se pueden llevar tanto con el cable hacia arriba como hacia abajo, sin embargo, el cable incluido viene curvado para llevarlo hacia arriba. Esto lo comento porque la cara anime que viene en los IEMs está orientada para llevarlos con el cable hacia abajo, así que, si se utiliza el cable incluido, la cara que bocabajo. Es algo que no me importa en absoluto pero aún así me ha llamado la atención.

Los TA1 dan la impresión de estar bien construidos, con buena estética también. Yo era fan de los T2 originales y estos son como una versión brillante de los mismos.

En cuanto a confort, son unos IEMs muy cómodos, aunque los cables si parecen sobresalir más de las orejas que lo habitual.



Sonido...

La parte interesante es obviamente el sonido y yo soy fan de los DD para los graves con BA para los agudos, dependiendo obviamente de cuanto toque metálico del “tono BA” se presenta.

Empezando, como siempre, con los subgraves, hay una buena cantidad de presencia en las zonas de retumbe. Los graves también están bien controlados y no me dan la impresión de estar hinchados o demasiado sobreelevados. Canciones como “Way Down Deep” de Jennifer Warnes o “Royals” de Lorde tienen unos subgraves suaves y placenteros, con presencia de todo sin ser demasiado abruptos.

En las frecuencias generales de graves, de nuevo hay una placentera suavidad y control de las líneas de bajo y golpes, aunque tengan un poco de elevación en cuanto a afinado. Los IEMs presentan un afinado claramente en V pero el driver hace un buen trabajo de mantener a raya los graves, sin estar demasiado presentes, en mi opinión. El timbre de los graves también es decente, con instrumentos que suenan realistas en sus rangos más bajos. Canciones como “No Sanctuary Here” de Marain Herzog y Chris Jones, están bien controladas en los graves, que pueden sobreponerse fácilmente en otros IEMs, y no molestan a los otros instrumentos de la canción.

Pasando a los medios, para decir que tienen un perfil en V, la verdad es que se comportan bien en la transición, sin embargo, la gran caída sobre los 1kHz si les quita un poco de presencia en el centro de los medios. Esto resulta en unos medios que son también muy suaves y que no sufre de brusquedad en los rangos superiores de los medios. Dependiendo de la selección de música, los medios pueden resultar un poco ausentes para mi gusto y mientras que las guitarras acústicas pueden sonar bien, hay canciones que muestran una falta de más sobre esos 1000Hz. Como ejemplo, a la guitarra en “Billie Jean” de The Civil Wars, le falta un poco de medios para poder considerarse natural, tiene más énfasis en las frecuencias más graves de la guitarra. Esto no es para nada un afinado terrible en los medios, solo que no lo considero natural.

Aunque los medios pueden pecar de una pequeña falta de presencia, es bueno ver que la parte baja del espectro no interfiere demasiado ni hace sombra a los medios. Hay veces, con otros IEMs, cuando los medios suenan bien hasta que reproducimos una canción con muchos graves y estos se sobreponen a todo, no encuentro que sea el caso con los TRN TA1. No dejo de repetir la palabra “suave” pero es realmente la mejor palabra para describir estos IEMs desde sus frecuencias más bajas hasta el punto cuando nos adentramos en los agudos.

Y hablando de agudos… aquí es donde los TA1 no son exactamente lo que esperaba. Debido a que son unos híbridos, esperaba que el driver BA fuera más limpio y extendido en los rangos más altos. Sin embargo, son los agudos los que no son acertados en los TA1. La caída en los agudos empieza antes de lo que me gustaría y, a la misma vez, los agudos no son ni abiertos ni limpios. Esto añade aún más a esa impresión de suavidad que no dejo de repetir, visto que realmente no hay mucho brillo en los agudos. Esto también crea la sensación de que los agudos están como detrás de un velo, los detalles no están tan presentes como en los rangos bajos y medios.

No digo que estos IEMs tengan unos agudos terribles, desde luego que no son ni bruscos ni molestos, solo que necesitan más aire y claridad para convertir a estos IEMs en algo genial en vez de decente.

Los detalles en general son buenos, excepto en los rangos altos, y el driver dinámico hace un trabajo genial de controlar los bajos, sin sufrir de estrés bajo presión. Si solo tuvieran más claridad en la parte alta...

En cuanto a anchura de escena, pues está sobre la media, desde luego que no por encima, pero dentro de la anchura que tienen, la colocación y localización de imágenes está bien hecho. Canciones como “Letter” y “Bubbles” de Yosi Horikawa, son divertidas de escuchar y la colocación de las imágenes en esta última es divertida, solo que no hay tantos detalles como a mi me gustaría.



Conclusión…

Cuando empecé a escuchar los TRN TA1, los encontré muy divertidos y, para ser honesto, lo siguen siendo. Me gustan mucho los graves y los medios, presentados de un modo suave que nunca es demasiado. Los agudos son los que le quitan mérito, haciendo que parezcan mucho menos detallados de lo que son.

Como IEM para música de fondo, hacen un buen trabajo y he disfrutado de ellos para escuchas generales, simplemente pulsando play en Tidal o Spotify y dejando sonar canciones al azar. Es cuando me siento a analizarlos que empiezo a notar los fallos.

Para ir directo al grano, si estás buscando unos IEMs que son bonitos y que presentan música de un modo placentero y agradable, creo que los TA1 son una opción a tener en cuenta. Si te sientas a diseccionar la música, entonces notarás esa caída en los agudos y la falta de claridad.

Por 30€ hay muchas alternativas ahora mismo y ninguno es perfecto, creo que todos los IEMs que he reseñado a este precio tienen algún fallo, es simplemente el caso de elegir el afinado que encaja con tus gustos.

SenyorC