Review - Tanchjim Tanya (sub 50€)

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.60 - Tanchjim Tanya


Los Tanchjim Tanya me han sido enviado sin coste por HifiGo a cambio de publicar esta review. No han solicitado nada excepto por incluir el enlace al producto en esta review y, como siempre, mis opiniones serán tan imparciales y sinceras como sea posible, aunque siempre es bueno tener en cuenta que no me ha costado nada probar estos IEMs.

Los Tanchjim Tanya, a la hora de publicar esta review, están disponibles en Hifigo por 18€, los puedes encontrar aquí: https://hifigo.com/products/tanchjim-tanya-7mm-dynamic-hifi-earbuds

Intro…

Los Tanya son un lanzamiento muy reciente de la marca Tanchjim, siendo anunciados hace menos de un mes, y son unos IEMs con un driver dinámico micro de 7mm. Están disponibles tanto con o sin micrófono, yo tengo los que no tienen micro.

Recientemente he reseñado los Final Audio E500 que son unos IEMs con un formato muy similar a los Tanya, puedes ver mi review de ellos aquí: Review - Final Audio E500. En esa review expliqué porque me gusta siempre tener unos IEMs de este estilo, debido a que son algo que utlizo cuando viajo y cuando quiero escuchar música en la cama. Los Tanchjim Tanya se venden a un precio más económico que los E500 y, en mi opinión, son algo que me encajan más que los E500.



Presentación…

Los Tanya llegan en una caja gris dentro de una funda de cartón que muestra una imagen del IEM y el nombre en la portada, con especificaciones en chino e inglés en la parte trasera. 

Dentro de la caja encontramos los IEMs, con su cable fijo, junto con varios juegos de puntas de silicona, un manual & tarjeta de garantía, filtros de recambio y una bolsa de transporte de terciopelo. La verdad es que es bastante contenido para unos IEMs a este precio.



Construcción y estética…

Como he mencionado, son unos IEMs pequeños con un cable fijo, que se insertan bastante profundo en los oídos. En cuanto a tamaño, son un poquito más grandes que la serie RE de Hifiman pero más cortos que los Final E500. Esto les permite sobresalir menos del oído y hace que sean más cómodos que los E500 a la hora de acostarse de lado. Son muy parecidos en confort a los RE de Hifiman.

En cuanto a construcción, están bien construidos, con un recubrimiento de metal en las carcasas (al menos creo que es metal). En la parte trasera de la carcasa hay lo que parece ser una ventilación. Al principio pensaba que estos IEMs eran abiertos, juzgando por el tamaño de la ventilación, pero tapar la ventilación no parece cambiar el sonido para nada, lo cual me lleva a concluir que es solo estética y que la única ventilación es un pequeño agujero encontrado en la parte baja de la inserción.

El cable es fijo como ya he dicho pero no tengo problemas con la calidad del cable. No se lia fácilmente pero tampoco es tan rígido como para ser molesto. También evita la microfonía encontrada en otras opciones.

Las puntas incluidas también son bastante decentes. Los encuentro cómodos y el sonido parece decente con ellos así que no he hecho una búsqueda de puntas para ver que funciona. Para mis evaluaciones del sonido he utilizado las puntas incluidas.



Sonido...

En cuanto a sonido, los Tanya parecen arreglar las cosas que no me gustaban de los E500, sin romper nada. En mi review de los E500, hice algunas comparaciones con los RE600s y dije que no eran comparaciones justas y tampoco lo es comparar los Tanya con los RE600s, al menos en cuanto a precio, pero sí puedo decir que los Tanya no se encuentran tan por debajo de los RE600s cómo era el caso con los E500. Siguen habiendo momentos de claridad y detalle que encuentro muy superiores en los RE600s pero no he tenido problema en disfrutar de los Tanya con mi uso general de este tipo de IEM.

Ahora, con las rápidas (y posiblemente injustas) comparaciones hechas, vamos con el sonido y rendimiento de los Tanya.

En los subgraves, el driver dinámico de 7mm hace un muy buen trabajo presentando los retumbes donde se necesitan. Escuchando “Chameleon” de Trentemoller, donde empiezan los subgraves sobre el minuto 0:32, los Tanya presentan suficiente retumbe para ser de agrado incluso para los “bass-heads”, o al menos eso creo porque no soy uno de ellos. Esta pista es una buena prueba para ver si ciertos IEMs/auriculares pueden tratar todas esas frcuencias graves sin deshacerse y la verdad es que los Tanya aguantan bastante bien. Si, los retumbes pueden ser abrumadores y presentar un poco ese “muro de sonido” pero también es en parte por la canción que unos subgraves sobreelevados en los Tanya. Si pasamos a una canción como “No Sanctuary Here”, donde las notas más graves son más claras y definidas que en la canción anterior, de nuevo los subgraves pueden resultar un poco fuertes de más y ciertamente más de lo que yo pediría, pero hacen un trabajo razonable por el tamaño del driver con tanto grave.

En las frecuencias generales de graves, las cosas están mucho más limpias sin no hay tanta presencia en los subgraves. “Sun Is Shining” sí que suena bastante más limpio que las dos canciones mencionadas antes aunque sigue siendo una canción con bastantes graves, solo que estos graves están un poco más alto en el rango de frecuencias. En canciones que utilizan bajos reales en vez de instrumentos electrónicos, como “Black Muse” de Prince, el bajo sí que resulta un poco elevado de más como para considerarse natural. Lo mismo sucede con “Smooth Operator” de Sade. Esto no es terrible y normalmente no es abrumador pero no será algo que encaje con los que buscan el tono neutral y natural del bajo.

La transición a los medios depende de la cantidad de graves que estamos empujando a la parte baja. Cuanto más les hacemos trabajar en los rangos más bajos, más difícil se hace para que los Tanya puedan realizar una transición limpia a los medios bajos, convertiéndose a veces en “barro” si estamos enviando demasiados graves.

Los medios en general son agradables y suaves, con las voces presentando una buena tonalidad y siendo limpios y detallados (de nuevo, dependiendo del esfuerzo que esté realizando la parte baja). Por ejemplo, la canción “Way Down Deep” de Jennifer Warnes, tiene unos golpes bastante pronunciados en los graves y los medios son bastante sencillos, esta canción puede parecer que faltan medios. Sin embargo, una canción como “Diamonds on the Soles of her Shoes” de Paul Simon, no tiene tanta presencia en los registros bajos, haciendo que las voces y otros instrumentos se enfoquen mejor y resultando bastante placenteros. El bajo de esta canción se encuentran mayormente en los medios graves, con algunas subidas, y se define bastante bien en el fondo.

Subiendo a la parte alta de los medios y parte baja de los agudos, hay suficiente subida en presencia para que las voces se mantengan presentes sin que resulten demasiado bruscas ni nasales. Una canción que encuentro útil para comprobar esto es “Don’t You Worry Child” de Beth, debido a su voz puede resultar brusca fácilmente. Los Tanya hacen un trabajo decente de mantener la brusquedad a raya y hace que la canción sea bastante escuchable.

La sibilancia también se controla bien, con mi canción habitual de prueba, “Code Cool”, siendo presentada de un modo no demasiado sibilante pero tampoco reducido de más. Hay un pequeño toque de sibilancia en algunas de las letras de Patricia Barber pero no son demasiado incómodas.

Tienen la típica caída en altas frecuencias que se encuentran en (casi) todos los IEMs con un solo driver dinámico, donde más aire y extensión sería bueno pero al menos hay suficiente presencia como para evitar que suenen oscuros.

La velocidad y dinámica si que se echan un poco en falta, como es de esperar de un driver dinámico de solo 7mm, especialmente cuando los rangos bajos están trabajando mucho. Hay un límite en lo que podemos esperar de un sistema así en el rango de precios en el que se encuentra, y creo que lo hacen bastante bien como para considerarse más que adecuados, pero desde luego que no son “monstruos de detalles” y pueden llegar a congestionarse cuando le empujamos a esos rangos bajos fuera de su zona de confort.

La anchura de escena es bastante buena en comparación con otras alternativas en IEMs económicos, no es una escena gigante pero está por encima de la media en este aspecto. La colocación de imágenes también es decente, no es milimétrico pero aun así lo considero decente. El problema llega cuando se intenta localizar pequeños detalles en el fondo, estos son más difíciles de colocar, pero esto se relaciona más con la dinámica y falta de detalles en el fondo cuando están lidiando con una canción muy concurrida.



Conclusión…

Como he mencionado al principio, recientemente he reseñado los Final E500 y los Tanchjim Tanya son un formato muy similar a un precio similar (realmente son más baratos). Mi preferencia personal entre los dos son fácilmente los Tanya, de eso no tengo duda. Los Tanya siguen sin ser perfectos, tienen muchas cosas que se pueden mejorar, pero de nuevo tenemos que considerar el precio, el tamaño de los IEMs y cuánto le podemos pedir realmente.

Si, el driver sufre cuando le empujas demasiado, y sus límites son más bajos que en otras alternativas, pero cuando no se sobreesfuerza el driver, los encuentro con mucha más claridad y con mejor sonido (a mis oídos) que los Final E500.

Comparando con los Hifiman RE600s, que son los IEMs que suelo utilizar cuando quiero algo pequeño que desaparezca en el oído, pues los Tanya son igual de cómodos, parecen estar bien construidos y están disponibles por menos de 20€, mientras que los RE600s tienen un precio de venta más cercano a los 200€ (aunque es cierto que hay descuentos muy a menudo). Si, los RE600s son más detallados y encajan mejor con mis preferencias pero, como dije en mi review de los E500, no es una comparación justa.

No tengo problema en utilizar los Tanya para mis sesiones de escucha en la cama por la noche, ni para ver películas. Es más, las explosiones de películas pueden ser muy sorprendentes cuando no estás acostumbrado al sonido de los Tanya.

En unos días voy a estar de viaje por trabajo de nuevo, y esta vez me llevaré los Tanya en vez de los RE, cómo ya hice con los E500, así que los pondré a prueba en circunstancias reales en las que suelo utilizar este tipo de IEMs. En mi viaje reciente, los E500 fueron suficientes, estoy seguro de que los Tanya van a ser más que suficientes.

En fin, los Tanya son unos IEMs que creo que serán del agrado de muchas personas si están buscando unos IEMs económicos en este formato y con un perfil de sonido de este tipo.

SenyorC