Review - iFi Audio Zen Stream

 

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.67 - iFi Audio Zen Stream

El iFi Zen Stream me ha sido prestado amablemente para esta review por DeCine, los distribuidores oficiales de iFi Audio en España. No me han solicitado nada específico, ni siquiera un enlace, debido a que son distribuidores y no venden directamente al público, así que, como siempre, esta review será tan sincera e imparcial como sea posible. Sin embargo, es siempre bueno tener en cuenta que no me ha costado nada probar el iFi Audio Zen Stream.

Para mas detalles sobre el Zen Stream, puedes visitar la página de iFi Audio aquí: https://ifi-audio.com/products/zen-stream/

Preámbulo…

Esta review va a ser un poco diferente a las reviews habituales debido a que el Zen Stream es un producto enfocado a ofrecer todas las opciones de reproducción y streaming en un solo dispositivo. El uso de este dispositivo va a variar de una persona a otra, porque cada uno tendrá objetivos diferentes que quieren cubrir con el producto, así que solo lo puedo mirar realmente desde la perspectiva de mi uso personal. Explicaré más por el camino.

 

Intro…

El iFi Audio Zen Stream es básicamente un dispositivo de streaming por WiFi (y/o cable) que ofrece una solución sencilla para muchos servicios de streaming, junto con archivos locales, en un solo paquete pequeño.

La razón por la que estoy muy interesado en este dispositivo es porque se trata de una alternativa “plug & play” al sistema de Raspberry Pi que utilizo actualmente, o al menos eso espero. Así que, como he mencionado antes, miraré al Stream desde el punto de vista de reemplazar mi sistema actual de Pi, viendo como se comporta con mis preferencias personales con este tipo de dispositivo.


Presentación…

Empezando con la ojeada habitual a como se empaqueta y lo que incluye, el Zen Stream llega en el empaquetado habitual de iFi Audio. Dentro encontramos el Zen Stream, la fuente de alimentación, la antena Wifi (que se conecta obviamente al dispositivo), un cable de red muy corto pero robusto, una pequeña herramienta para ajustar los “”Modos Exclusivos” (más sobre eso en un momento) y un par de tarjetas de instrucciones y garantía.

No hay una gran cantidad de cosas incluidas pero que falta? Nada que me venga en mente. Si tuviera alguna queja (que no la tengo) sería el hecho de incluir un cable de red de solo 50cm, lo cual significa que tendrás que tener un puerto de red muy cercano o tendrás que comprar otro cable, pero esto no es una queja, por lo menos han incluido un cable de red y fuera de la longitud que fuera, no sería el adecuado para todos.

 


Construcción y estética...

El Zen Stream sigue la misma construcción y estética que todos los productos de la línea Zen. Siempre me ha gustado el hecho de que iFi se aleja de lo habitual en esto y la serie Zen es una clara demostración. La estética es obviamente algo muy personal para cada uno, habrá a quien le encante la serie Zen y a quien no, como siempre es el caso con diseños que tienen toques únicos. En mi caso me gusta pero eso es irrelevante para los demás!

En cuanto a construcción, de nuevo, sigue la serie Zen, estando bien construido, completamente de metal, y personalmente no tengo queja alguna en cuanto a construcción.


Funcionalidad...

Antes de ir con mi uso personal, quiero repasar un momento lo que hace el Zen Stream como producto, incluyendo algunas cosas que no son relevantes para mi personalmente.

En cuanto a distribución de las conexiones y controles, en la parte frontal tenemos 2 botones y 4 luces (2 pequeñas y 2 grandes). El botón de la izquierda es para encender y apagar el dispositivo, con un pequeño LED al lado que muestra el estado. El botón de la derecha es para activar el modo hotspot, con otro pequeño LED al lado que, de nuevo, muestra el estado. Las dos luces grandes son para mostrar el estado de la red (LED de la izquierda) y la frecuencia (LED de la derecha), que básicamente da información visual sobre el formato de la música que se está reproduciendo.

Pasando a la parte trasera, de izquierda a derecha, tenemos:

Antena Wifi - No creo que necesite explicación.

Interruptor de “Modos Exclusivos” - Esto permite fijar el dispositivo en realizar una tarea en concreto, siendo las opciones:

1. Todo en uno
2. Sólo Roon
3. Sólo Tidal
4. Sólo Network Audio Adapter (adaptador de audio en red)
5. Sólo DLNA
 
Esto significa, básicamente, que el dispositivo se ajustará automáticamente al uso individual de cada persona o, si tienes múltiples usos para el dispositivo (como es mi caso), se puede fijar en “Todo en Uno”. El razonamiento detrás de utilizar un modo exclusivo es que cierra programas innecesarios y reduce “jitter de software”.


Salida SPDIF / Coaxial - Permite conectarlo a un DAC por coaxial en vez de USB.

2x Puertos USB 3.0 - Uno se puede utilizar para conectar a un DAC mientras que el otro se puede utilizar para conectar almacenamiento local, por ejemplo, un disco duro externo.

Puerto USB-C - Esto está reservado para actualizaciones de Firmware.

Conector RJ45 - Para conectar a la red por cable.

Botón de reseteo - Por si se necesita resetear el dispositivo a los ajustes de fábrica.

Conexión de corriente - Para conectar la fuente de alimentación.

Esto cubre todas las conexiones, que son unas cuantas, así que explicaré brevemente a lo que se enfoca este producto.

El Zen Stream queda conectado a tu red y a tu DAC y básicamente, en términos sencillos, sirve para conectar el DAC a tu red. Esto te permite controlar la reproducción de música (desde un multitud de fuentes) mientras que el Zen Stream hace el trabajo de tomar el stream y pasarlo al DAC. Obviamente hay mucha más complejidad en realidad pero eso es básicamente lo que hace.

Para los que utilizan Roon, el Zen Stream sirve como endpoint. Para los que utilizan HQPlayer, el Stream se puede fijar como adaptador de audio en red. Para los que utilizan servicios de streaming como Tidal, Spotify, Qobuz, YouTube etc., el Stream aparecerá como salida dentro de la(s) app(s). Para los que quieren reproducir desde su NAS, el Stream se puede fijar como renderer DLNA, y por último, si simplemente quieres reproducir música localmente, se le puede conectar un disco duro externo con la música y controlarlo desde la app (más sobre eso en un momento).


Mi uso personal...

He intentado que la parte anterior fuera corta porque, como he dicho al principio, el uso dependerá de las necesidades de cada uno. Ahora voy a enfocarme en mis usos personales para el Zen Stream y cómo se compara con el sistema actual que tengo.

Obviamente, antes de empezar, tengo que al menos dar un poco de información sobre cómo funciona mi sistema actualmente. Primero debo decir que no utilizo Roon ni HQPlayer, así que los modos 2 y 4 son irrelevantes y no tengo modo de probarlos.

En cuanto a servicios de streaming, utilizo tanto Tidal como Spotify, pero la mayoría de mi escucha en casa es con archivos FLAC en mi servidor, directamente a un DAC desde mi PC (utilizando Foobar) o por DLNA, aunque mi mujer utiliza casi siempre Spotify. En este caso, el modo 1 “todo en uno” es lo que he estado utilizando con el dispositivo.

Tampoco suelo reproducir MQA y actualmente no tengo ningún DAC compatible con MQA, por lo cual, no puedo opinar sobre la funcionalidad de MQA. En cuanto a DSD, solo tengo algunos archivos de prueba que he probado y funcionan, fin de la prueba.

El modo en el que tengo montada mi red de audio en casa es con un PC como servidor, con aproximadamente 4TB de música. Luego tengo una Raspberry Pi 4 con RopieeeXL que está conectada a un Topping D10s, del cual conecto la salida analógica a un selector RCA (que alimenta mis amplificadores de auriculares), la salida coaxial del D10s alimenta un SU-8 y la salida óptica del D10s va a un divisor alimentado. Del divisor, un lado va a varios sistemas de altavoces en varias habitaciones y el otro lado va hasta un selector óptico (que me permite elegir entre varias fuentes como Pi4, TV satélite, consola etc.) que después va también al SU-8 y amplificadores de auriculares.

Enfocando solo el Pi, que es lo que el Zen Stream reemplaza, su función es ser un streamer siempre activo que se puede controlar desde cualquier PC o dispositivo Android que tenga en casa. Fácilmente accesible desde Spotify (muy importante para mi mujer) y también desde Bubble UPnP (muy importante para mi). Como la red de audio se distribuye por cable óptico, significa que mi mujer puede pulsar play en Spotify, encender el amplificador de la zona en la que se encuentra y escuchar o, en el caso de estar moviéndose por la casa, puede encender varias habitaciones y todas están sincronizadas. También tengo acceso a los archivos y servicios streaming en cada habitación independiente, por si queremos escuchar fuentes diferentes en distintas habitaciones, pero eso es irrelevante al Pi o Zen Stream.

Así que, incorporando el Zen Stream…

Primero, las conexiones. Como he comentado en otras reviews, soy alguien que prefiere conexiones por cable donde sea posible. Si he conectado el Zen Stream por WiFi (solo he probado la conexión 2.4GHz, también soporta 5GHz) y funciona buen pero lo he conectado por cable a la red por preferencia personal.

El Zen Stream está obviamente diseñado para ser utilizado con un DAC externo, igual que la Pi, si que tiene una salida coaxial pero no tiene una salida óptica. Si se hubiera incluido una salida óptica en el Stream, podría haber reemplazado tanto la Pi como el D10s con un solo dispositivo, visto que realmente no necesito las salidas analógicas. Debido a que necesito una salida óptica, he tenido que utilizar el D10s (o algo similar) con el Stream también.

Mi primera prueba ha sido utilizar el Zen Stream en mi oficina, conectado por coaxial a un DAC, enviando música desde Foobar (por DLNA) o desde el teléfono (tanto por DLNA como directamente desde la app de Tidal). El arranque inicial ha sido muy sencillo. Simplemente lo he conectado, encendido, esperando un par de minutos y a funcionar.

El Stream apareció inmediatamente en la App de Tidal y la reproducción ha sido instantánea en cuanto lo he seleccionado. Con Foobar no he tenido tanta suerte, el Stream aparecía como salida disponible pero no parecía reproducir audio. Para decir la verdad, no utilizo DLNA en mi PC de trabajo, así que, aunque tengo los componentes correctos instalados y funciona con otros renderers, no le he prestado mucha atención porque probablemente es algún ajuste de Foobar que está mal configurado.

La verdad es que me ha gustado mucho tener el Zen Stream en la oficina. Es una gran opción para los que quieren (o necesitan) mantener su música separada de su teléfono o PC. Conectado a un DAC que alimenta tanto un amplificador de auriculares como un sistema de altavoces, se controla fácilmente por cualquiera que se encuentre en la oficina (conectado a la red de la oficina, obviamente), permitiendo que las personas cambien lo que está sonando por algo de su elección propia.

Como tengo una copia de seguridad de mi música en un par de discos duros de 2TB en la oficina, decidí probar la reproducción de archivos locales. He conectado un HDD de 2TB con archivos FLAC (probablemente lleno al 90%) al Stream y he abierto la aplicación iFi (que solo está disponible a través de un navegador de momento pero iFi dice que estará disponible la app para Android en breve). En cuanto he conectado el HDD, la biblioteca se mostraba como “actualizando”, sin embargo, tardaba bastante y al tener un poco de prisa, al final decidí cancelar.

Mientras que he disfrutado de tener el Zen Stream en la oficina y probablemente opte por tener uno, mi interés real era en saber cómo funcionaría en casa, así que lo pasé al rack en casa.


La conexión y arranque era igual de fácil que en la oficina, especialmente porque utilizo cable y ni siquiera me he tenido que preocupar por conectarlo al WiFi. Como tengo dos D10s, he conectado uno al Zen Stream y el otro al Pi, aunque ya conozco la Pi lo suficiente como para no tener que hacer pruebas directas de comparación.

Como era el caso en la oficina, el control desde PC o dispositivos Android era perfecto. Hay algunos problemas cuando Tidal y Spotify discuten entre ellos pero cuando se fija en una sola app, los cambios entre dispositivos Android eran muy rápidos y suaves. Dicho en otras palabras, si reproduzco (a través del Stream) desde Spotify en mi teléfono y después intento empezar una reproducción desde el móvil de mi mujer, inmediatamente se cambiaba a su dispositivo. Una cosa a tener en cuenta es que, cada vez que se empieza un nuevo stream desde Spotify, el nivel de volumen se baja al 50% y hay que subirlo desde el dispositivo que está reproduciendo (o sea, el teléfono en este caso).

Los problemas eran a la hora de intentar una nueva reproducción desde Tidal mientras que hay algo reproduciéndose desde Spotify. Tidal siempre pierde esta batalla y hasta que se desconecte la reproducción de Spotify, Tidal no empezará a sonar (se mostrará como si estuviera reproduciéndose en la app pero no suena). No veo esto como un problema del Stream, es muy común encontrar este tipo de problemas a la hora de utilizar Tidal (al menos en mi experiencia). También hay que notar que, si se está reproduciendo algo desde Tidal y se cierra la app de Tidal, la reproducción continúa. Si se vuelve a abrir la app de Tidal, Tidal no reconoce que hay una reproducción en curso y no permite detenerla, hay que empezar una nueva reproducción, seleccionar el Stream y luego detenerla. Esto es algo que no sucede con Spotify, que detecta la reproducción al instante. Spotify está simplemente mejor desarrollado, pero me desvío, volvamos al Zen Stream.

EL Zen Stream tampoco tuvo problema alguno con mi D10s (o cualquiera de mis otros DACs) a través de USB pero si que descubrí que no se puede tener la salida coaxial y USB activa a la vez, hay que seleccionar cuál activar en la app iFi. Esto no supone un problema porque tengo el D10s conectado por USB y dispone de ambas salidas, pero sí que tenía la esperanza de poder activar ambas salidas a la vez para poder alimentar otro DAC por coaxial.

Entonces pasé a mi reproductor habitual, Foobar. Si, soy de la vieja escuela, me gusta Foobar y lo tengo exactamente como me gusta. Sin embargo, exactamente como me gusta no parece ser exactamente como le gusta al Zen Stream.

Dije que en la oficina probablemente no tenía Foobar configurado correctamente, sin embargo, en casa lo tengo configurado para reproducir por UPnP y lo hace sin a través de la Pi. El Stream aparece en la lista de salidas y cuando se selecciona, Foobar muestra que se está reproduciendo a través del Stream pero no sale audio del Stream. He pasado bastante tiempo intentando solucionar el problema pero sin suerte. Al final, decidí no pasar más tiempo con el problema. Es muy posible (probable?) que se error de usuario pero no tengo problemas con reproducir a través de ningún otro dispositivo UPnP/DLNA en mi casa (de los cuales tengo unos cuantos!)

Así que decidí arrancar Bubble UPnP en Android para ver si había algún problema en reproducir archivos desde mi servidor por UPnP. Bubble funciona sin problema alguno, con el contenido actual apareciendo en la app de iFi en el navegador. También me sorprendió poder controlar Bubble desde la ventana del navegador, aunque el play/pause no funciona, si podía pasar de canción, volve, etc.

Por último, decidí cargar música en un un drive para conectarlo al Stream. Esta vez, en vez de conectar 2TB de música, opté por unas 200 canciones (en FLAC) en una memoria USB. El Stream reconoció estos archivos en cuestión de segundos y podía reproducirlos a través de la ventana iFi del navegador.

De nuevo me sorprendió descubrir que podía controlar el Zen Stream desde la app de Bubble UPnP, permitiendo saltar canciones, play/pause etc. Sin embargo, no se puede abrir Bubble y acceder a las canciones conectadas en el pendrive. Espero que esto sea algo que la app Android (que iFi dice que es inminente) pueda hacer.

Después de estas pruebas, decidí actualizar el firmware (iFi anunció que hay una versión nueva), Por alguna razón, cada vez que lo intentaba, se bloqueaba en 40% y pasaba a dar error. La única manera de recuperar el dispositivo era desconectando y reconectando la corriente (recargar el browser no hacía nada y el botón frontal de encendido/apagado no respondía). Hablé con iFi Audio y parece ser que están teniendo algún problema con el servidor (no el dispositivo) y que lo solucionarán en breve. Recomendaron resetear el dispositivo e intentar de nuevo, normalmente funciona después de varios intentos. Visto que ya había hecho todas las pruebas que quería hacer y que iba a resetear el Stream para devolverlo de todas formas, decidí no actualizar.

 

Conclusión…

Quizás hayas notado que no he mencionado nada sobre sonido. Esto es porque no tiene sonido. El Stream no reproduce sonido, envía datos a un DAC externo para que lo convierta. Cómo trata los datos y cosas como el jitter etc. son algo que no puedo probar con mis oídos. Golden Audio ha publicado una review en la página recientemente donde que publica mediciones del Stream, sin embargo, no he leído la review (aún) debido a que intento evitar ver/leer reseñas de algo que pienso reseñar. Así que, si quieres ver datos y mediciones, visita la review en Golden Audio aquí: https://goldensound.audio/2021/07/22/ifi-zen-stream-measurements/

En cuanto a mi uso personal del Zen Stream, tengo que decir que es un dispositivo genial Sí, hay algunas cosas que evitan que sea perfecto para mi sistema, y admito que es un sistem poco convencional, pero no son cosas que puedo tener en contra del Stream.

Obviamente me gustaría hacer que funcione desde Foobar pero estoy seguro que de pasar suficiente tiempo con él, lo haría funcionar. Foobar es siempre un follón de configurar y llevarlo a un punto donde todo funciona como quiero, pero eso es un punto negativo de Foobar y no necesariamente del Stream.

Realmente pienso que sería perfecto para mi oficina y probablemente me plantee incorporar uno al sistema de la oficina cuando lo actualice en breve. Funciona genial para lo que necesito en la oficina, manteniendo mi música separada de mi PC y teléfono. De hecho, seguramente lo conectaría directamente a la red de audio que tenemos en el edificio, así cualquiera de las oficinas o taller/almacén puede reproducir sin problemas.

En comparación con el sistema Pi que tengo actualmente en casa, hay algunas cosas muy positivas que decir sobre el Stream. El primer punto muy a su favor es el hecho de que es simplemente “plug & play”, aunque RopieeeXL es bastante sencillo y fácil de usar, se necesita algo de tiempo para configurarlo etc.

En cuanto a precio, el Stream es más caro que el sistema Pi, pero tampoco es tanta diferencia una vez que se tiene en cuenta todo. El Pi4 (8GB) cuesta unos 80€, una carcasa cuesta unos 20€ (dependiendo del que elijas obviamente), una tarjeta SD son otros 15€ y la fuente de alimentación son unos 10€, así que el total está sobre los 125€ (dependiendo de la carcasa que se elija). Entonces hay que sumar el tiempo que se invierte en configurarlo, que son unos 30 minutos cuando ya se sabe lo que se hace pero la primera vez se necesitan varias horas para investigar antes de empezar.

El Zen Stream cuesta más cerca de los 400€, pero se conecta y punto. También es más elegante que una carcasa barata de la Pi y tiene varias cosas que la Pi no tiene (con RopieeeXL). Por ejemplo, tener un disco duro conectado al Stream con tus archivos locales es algo que no se puede hacer con RopieeeXL, así que, si utilizas el Stream como tu fuente principal, no hay que preocuparse en tener una NAS o servidor.

El hecho de que puedes reproducir directamente en el Stream a través del navegador (y espero que a través de la app Android en breve) es otro gran beneficio en mi opinión. Puedes crear listas de reproducción etc., así que, si simplemente quieres un hilo musical (BGM), en la oficina por ejemplo, puedes darle al play y olvidarte de él.

No he experimentado ningún corte en la reproducción, algo que si pasa a veces con la Pi (no a menudo pero a veces), y el cambio ntre dispositivos que reproducen a través del Zen Stream es sencillo y estable (excepto en el caso de Tidal vs Spotify que he mencionado pero, de nuevo, es cosa de las apps y no el dispositivo).

Al fin y al cabo, realmente no puedo decir nada negativo sobre el Zen Stream. Es un dispositivo que hará la vida muy simple para muchos y a un precio razonable. Si, puedes montar algo parecido por menos dinero pero es una solución casera, algo que interesará a algunos pero desde luego no a todos. Creo que el Zen Stream es una opción genial para los que quieren simplicidad y calidad en un paquete pequeño.

SenyorC