Review - Shanling MW200

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.63 - Shanling MW200

Intro…

El Shanling MW200 es un collar bluetooth diseñado para ser utilizado con los IEMs que elijas, aunque no siempre es posible. Es un producto que he estado viendo desde hace algún tiempo (fue introducido en verano del año pasado) y mientras me interesaba probarlo, nunca he llegado a pedirlo. Debido a que fue mi cumpleaños recientemente, ha sido un regalo de mi mujer y me he sorprendido con la cantidad de uso que le doy y como ha cambiado mucho mi tiempo de escucha con los IEMs.


El MW200 se vende actualmente por unos 100€ y ofrecen la opción de conectores MMCX o de 2-pin. Debido a mi poco cariño por los MMCX, tengo la versión 2-pin y he comprado unos adaptadores 2-Pin a MMCX, permitiendo utilizar todos mis IEMs, bueno, casi.


Personalmente soy alguien que prefiere los cables por encima de inalámbrico (no solo bluetooth, también redes etc.) y no suelo elegir bluetooth excepto por conveniencia. El MW200 ha demostrado ser muy conveniente.




Presentación...


La presentación del collar es muy sencilla. Llegando en una caja blanca y sencilla, con una imagen del collar en la tapa, dentro encontramos un hueco moldeado en plástico donde reside el collar. Aparte del collar en sí, se incluye una bolsa de piel de imitación, un cables USB-C y un manual de instrucciones. La bolsa es útil para proteger del polvo y arañazos cuando no está en uso pero no lo protegerá durante el transporte si se mete en una mochila etc.


Personalmente no suelo llevarlo en mi bolso/mochila, cuando me lo llevo suele estar al alrededor de mi cuello, pero he comprado una funda semi rígida de todas formas, costando unos 3€ en Aliexpress, para esas pocas veces que lo echo a la mochila.




Construcción y estética...


Realmente no tengo mucho con que comparar en cuanto a collares pero el MW200 parece estar bien construido y tiene mejor estética que otras opciones que he visto disponibles.


Fabricado en plástico y una silicona dermatológica para la parte que rodea el cuello, no parecen haber fallos ni problemas y Shanling han optado por cubrir la parte externa con el mismo vidrio que utilizan en la parte posterior de sus DAPs, dándole un aspecto más premium a la vista y al toque que otras opciones.


En cuanto a confort, encuentro el collar muy cómodo, incluso llevándolo durante 8 horas seguidas (mi día laboral habitual), aunque sí tengo algunas molestias con los cables. Comentaré esto un poco más bajo funcionalidad en un momento pero, con relación al confort, encuentro los cables un poco largos de más (aunque demasiado largos es mejor que demasiado cortos) haciendo que apunten en un ángulo extraño a veces. No es que esto resulte incómodo pero es un poco extraño cuando los cables no van pegados detrás de las orejas y apunta un poco hacia fuera. Visto que el modelo con conectores MMCX permite rotar los conectores, quizás no sea el caso pero con los conectores 2-Pin, están sujetos a una orientación fija.


En general, creo que el MW200 se ve bien y se siente bien, es cómodo y no tengo ninguan queja mayor en cuanto a construcción ni confort.




Funcionalidad...


La funcionalidad del MW200 es muy simple. Se enciende, se conecta al dispositivo y ya está, funcionando.


En cuanto a controles físicos, no hay nada en la parte derecha del collar, con todos los controles en la izquierda junto con el puerto USB-C.


Empezando con el puerto USB-C, está localizado en la parte inferior del collar, apuntando hacia abajo. Cuando se está cargando, esta localización no está mal pero cuando se utiliza el MW200 como DAC/Amp (que se puede utilizar), necesitarás un cable con un conector USB-C de 90º para poder llevar el collar sin molestias.


Los botones en el collar también son sencillos y simples. En la parte superior del collar, hacia la parte de atrás, está el botón de encendido/apagado. Manteniendo pulsado unos segundos se enciende o se apaga (se confirma por voz). Si el collar está apagado, se mantiene pulsado más tiempo para entrar en modo de emparejamiento.


Un poco por delante del botón de encendido, en la parte interna del collar, está el volumen. Pulsando hacia delante incrementa el volumen y hacia atrás lo reduce, si se mantiene pulsado, saltará a la canción próxima/anterior.


El último botón está localizado también en la parte interna, delante del control de volumen, y sirve para play/pause o coger/colgar una llamada, mientras que mantenerlo pulsado activará el asistente del dispositivo móvil. Este botón también dispone de un anillo LED que cambia de color dependiendo del codec en uso o modo emparejamiento etc.


Una última cosa que mencionar bajo funcionalidad es la app de control Shanling. Esta app funciona con varios productos Shanling, permitiendo controlarlos por bluetooth desde tu dispositivo (al menos en Android, siento decir que no tengo ni idea de Apple). Con esta app puedes controlar varias cosas de el MW200:


Indicador RGB LED: La app te permite apagar o encender el anillo LED.


Nivel de volumen: Puedes elegir si el MW200 debe recordar el nivel de volumen utilizado anteriormente.


Conexión automática HWA: Puedes elegir si HWA se debe utilizar automáticamente o no.


Balance L-R: Puedes cambiar el balance hacia la izquierda o derecha.


Selección de codecs: Te permite decidir que codecs quieres permitir el MW200 utilizar, los no seleccionados no serán presentados como opción en tu dispositivo. En total, si se seleccionan todos, el MW200 dispone de SBC, aptX-LL, AAC, aptX-HD, aptX, LDAC, HWA (LHDC). Esta función es algo que encuentro muy útil para evitar los codecs que no me interesan (que son la mayoría).


Ecualizador: Te ofrece una ecualización gráfica de 10 bandas, sin embargo, la EQ no funcionará si se está utilizando LDAC debido a limitaciones del chip interno del MW200.


Filtro: Permite la selección entre 4 filtros diferentes para el DAC del MW200.


Instrucciones: Las mismas que las incluidas en el manual.


Esto cubre toda la funcionalidad del collar, que no es gran cosa, pero tenemos que recordar que no es que se disponga de mucho espacio en un producto así para poder incorporar más cosas. Creo que el MW200 al menos cubre todas las necesidades básicas, al menos para mi.




Mi uso...


Mientras que acabo de mencionar las funciones del MW200, me gustaría comentar un poco mi uso personal y porque lo veo como una buena opción en mi caso, aunque puede no ser el caso para todos.


Tengo varios receptores bluetooth y IEMs TWS pero, para decir la verdad, no los suelo utilizar mucho. Utilizo IEMs TWS mientras que hago tareas en casa pero en mi día a día, no suelo utilizar bluetooth mucho (excepto en el coche). Puedo hacer streaming desde mi teléfono a mis DAPs por bluetooth pero, como es el caso también con los otros receptores que tengo, sigo teniendo un cable desde las orejas hasta el DAP. Como sigo teniendo que lidiar con el cable, prefiero utilizar archivos locales en el DAP o hacer streaming directamente por WiFi (utilizando el teléfono como hotspot si estoy en movimiento).


Como suelo estar en el proceso de probar algo para reseñar, uso auriculares diferentes cada semana, lo cual significa que los TWS acaban por ser utilizados muy poco después de su reseña, excepto durante tareas del hogar como he mencionado. Mientras que estoy en el trabajo, sentado frente a mi mesa, casi siempre estoy conectado (por cable) al Atom. Esto significa que, cuando me quiero levantar de la mesa (que puede ser a menudo dependiendo del día), necesito quitarme los IEMs y dejarlos sobre la mesa. Lo mismo pasa cuando recibo una llamada al PC, me quito los IEMs para ponerme los PortaPro (mi elección preferida para llamadas largas).


Con el MW200, me lo coloco en el cuello antes de salir de casa por la mañana y se queda puesto hasta que llegue a casa por la tarde. Esto evita la necesidad de quitar los IEMs cada vez que me levante de la mesa y me los puedo sacar y dejar colgando alrededor del cuello cuando necesito pasar a los PortaPro.


Si estoy trabajando en algo que me va a mantener sentado en mi mesa durante un periodo largo, entonces sigo optando por utilizar el cable al Atom, también uso siempre el Atom para comparaciones entre IEMs y escuchas detalladas. Sin embargo, los días que me estoy moviendo mucho por la oficina o almacén, puedo seguir escuchando los IEMs cuando, antes, sólo me los colocaba sí sabía que me iba a sentar durante un rato o utilizaba un DAP en el bolsillo, lo cual me desconectaba de mi teléfono (lo cual es algo positivo pero no siempre una buena idea en el trabajo ;) )


Encuentro que el MW200 tiene suficiente potencia para mover todos los IEMs que he probado hasta ahora y la calidad de sonido (a través de LDAC) es suficiente para que sienta que estoy escuchando música a través de IEMs y no enfocándome en la calidad bluetooth.


El rango no es genial, una vez que me aleje más de 4 o 5 metros de mi teléfono, empiezo a notar cortes (de nuevo, utilizando LDAC), pero siempre tengo el teléfono conmigo de todas formas, así que no me causa mayores problemas.


Como he dicho al principio de esta sección, este es mi caso personal, así que puede no ser de relevancia en tu caso, pero sí que encuentro que con el MW200 se ha incrementado mi tiempo de escucha con los IEMs durante la semana.


Mi única queja, que es algo que he mencionado al principio de la review, es que no puedo utilizar todos mis IEMs con el MW200. El adaptador 2-Pin a MMCX si que me permite cambiar entre tipos de conector pero no es posible utilizar IEMs que tengan su conector en la parte inferior. Hubiera preferido cables sin la forma pre-establecida pero, siendo sincero, la mayoría de los IEMs que se venden actualmente tienen la conexión en la parte superior.




Sonido…


En cuanto a sonido, no hay mucho que decir. El MW200 es muy limpio y tiene suficiente potencia para todos los IEMs que he probado hasta ahora.


En comparación con algo como el M0, que has sido mi receptor LDAC habitual a la hora de querer algo pequeño que puede enganchar al collar, tengo que decir que prefiero el sonido del chip AKM utilizado en el MW200.


Aunque diga que prefiero el chip AKM, la comparación entre el MW200 y el M0 no es que sea muy justa, debido a que el M0 es más un “todo en uno” que permite reproducir archivos locales, streaming por bluetooth etc. Si estoy reproduciendo archivos locales en el M0, el resultado cambia pero, de nuevo, no es una comparación justa porque el bluetooth no entra en la ecuación. Si comparo estrictamente el sonido por bluetooth desde mi teléfono, prefiero el MW200 por encima del M0.


Como ya he dicho, la potencia es suficiente para todos los IEMs que he probado pero creo que debería comentar otra cosa en relación a esto. Mi teléfono distorsiona la señal bluetooth cuando tiene el volumen al máximo (sin importar a qué dispositivo BT se esté enviando la señal), así que siempre tengo que poner el teléfono al 70% (approx) para evitarlo. Incluso con el teléfono al 70%, el MW200 es más que suficiente para llevar IEMs a un nivel suficiente (para mi) sin llegar a acercarse al máximo del MW200.


Sé que este apartado de sonido, seguramente la parte más importante de un dispositivo para escuchar música, va a ser muy corto pero realmente no tengo más que decir otro a que suena limpio, no tiene errores notables y cumple en potencia para mí. No hay mucho más que le pueda pedir a un dispositivo de este tipo.




Conclusión…


He tenido la tentación, en muchas ocasiones, de comprar un Qudelix 5K o uno de los dispositivos similares, pero nunca he llegado a hacerlo porque sé que no le voy a dar el uso que se merece. No estoy seguro si hubiera llegado a comprar el MW200 si no llega a ser un regalo, pero estoy muy contento de haberlo recibido.


El micrófono (que se me ha olvidado comentar antes) es genial, de hecho, es el mejor dispositivo bluetooth para llamadas que he probado hasta ahora y siempre está disponible en el cuello para cuando suene el teléfono.

La comodidad de poder tener cualquier IEM (bueno, casi cualquier) alrededor de mi cuello y poder pasar entre música y llamadas sin jaleos es genial. Puedo pasar de un sonido muy agradable (dependiendo de los IEMs en uso, claramente) a una llamada no tan agradable y volver con un solo botón.


No he tenido problemas de conexión, siempre se conecta al instante cuando lo enciendo. También se puede conectar a dos dispositivos a la vez e incluso utilizarse por cable USB si me quedara sin batería (que no ha sido el caso hasta ahora, me dura fácilmente todo el día y suele tener más del 40% de carga cuando llego a casa).


No me puedo quejar del MW200. Obviamente no utiliza ningún chip de alta gama ni tiene funciones espectaculares pero la comodidad hace que merezca la pena.


Tampoco tengo la sensación de que quiero escapar de él y volver al cable lo antes posible, algo que sí siento con otros productos BT. Puedo escuchar mis IEMs felizmente y disfrutar de ellos sin estar atado a una mesa o a otro dispositivo en el bolsillo.


SenyorC