Review - Hifiman Deva Pro

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.106 - Hifiman Deva Pro

Hifiman me ha prestado amablemente los Deva Pro para que los evalúe y publique esta reseña. Como siempre, no me han pedido nada en absoluto e incluiré un enlace al Deva Pro en el sitio oficial de Hifiman porque siento que es lo mínimo que puedo hacer.

Mi revisión seguirá el curso normal de ser lo más sincera e imparcial posible, pero siempre es bueno tener en cuenta que no he gastado nada de mi propio dinero para probar estos auriculares.

Página oficial de Deva Pro: https://hifiman.com/products/detail/313

(enlace no afiliado)


Intro…

Los Deva Pro son los últimos auriculares Bluetooth de Hifiman, aunque, al igual que los Deva originales, también se pueden utilizar por cable. Entraré en detalles sobre eso a medida que avancemos, pero primero un poco de historia.

En 2020 reseñé los Hifiman Deva originales, un conjunto de auriculares que estaba disponible con o sin el módulo Bluetooth. En mi caso los reseñé sin el módulo y no llegué a probarlos por bluetooth. Me parecieron unos auriculares decentes por el precio que tenían en ese momento y aunque no son mis auriculares Hifiman favoritos, pensé que serían una buena opción a un precio razonable, sobre todo para aquellos a los que les gustaba la estética (para saber más, la review original de los Deva está aquí).

A principios de 2021 tuve la oportunidad de probar los Ananda Bluetooth, unos auriculares Bluetooth más caros de la marca. Los Ananda BT estaban lejos de ser perfectos, pero siguen siendo los auriculares Bluetooth con mejor sonido que he escuchado hasta la fecha. Tenían un precio de más de 1000€ en ese momento y, aunque el precio ha bajado desde entonces, siguen siendo unos auriculares Bluetooth bastante caros con algunas peculiaridades que no convencieron a todos.

Los Deva Pro son un nuevo lanzamiento, o al menos un lanzamiento bastante reciente, que aborda algunas de las quejas de los Deva originales y resuelve algunos de los problemas que se mencionaron habitualmente con los Ananda BT, por un precio mucho más bajo, alrededor de 300€, que en realidad es un precio muy similar al de los Deva BT originales hace 2 años.

Siendo fan de Hifiman, siempre estoy interesado en probar sus cosas y, aunque no soy un gran apasionado de los auriculares BT (aunque mi uso de BT ha aumentado bastante desde que tengo el Go Blu), estos auriculares no son los típicos auriculares BT, pero ya llegaré a eso.


Presentación…

Como ocurre con la gran mayoría de auriculares Hifiman, los Deva Pro llegan en la típica caja negra con un interior forrado de seda. Dentro de la caja encontramos los auriculares, el módulo Bluetooth, un par de cables y las habituales tarjetas de garantía.

No voy a profundizar en el empaquetado y la presentación, ya que lo he cubierto varias veces en revisiones anteriores de Hifiman, por lo que solo diré que no tengo ninguna queja en cuanto al empaquetado.

Me hubiera gustado que incluyeran algún tipo de estuche de almacenamiento/transporte, ya que los auriculares bluetooth suelen ser algo que pretende ser portátil (o al menos transportable), pero eso es más un deseo que una queja.


Construcción y estética…

La estética de los Deva Pro ha cambiado bastante con respecto a los Deva originales. La forma y el estilo siguen siendo los mismos, sin embargo, las almohadillas de cuero marrón claro y la diadema se han reemplazado por un aspecto negro más clásico. Sé que había mucha gente a la que no le gustaba demasiado la combinación de colores original, así que creo que les gustará el aspecto más clásico en negro y plata. Personalmente, me gustó la estética original de los Deva, pero tampoco tengo ningún problema con el nuevo look.

La calidad de construcción es muy similar a la de cualquier otro auricular Hifiman del mismo estilo. Usando la diadema que Hifiman elige en la mayoría de sus modelos nuevos, hay mucho ajuste en las copas, lo que debería resultar cómodo para la mayoría de las personas. Personalmente, encuentro que este estilo de diadema crea un punto caliente en la parte superior de mi cabeza con el uso prolongado, pero por alguna razón, no parece ser tan incómodo (para mí) durante períodos prolongados como los Edition XS que reseñé hace poco, posiblemente por la forma de la copa y cómo se sujeta a mi cara. En cuanto al confort, los encuentro casi idénticos a los HE400se, que aún se puede mejorar con nuggets o agregando una correa de confort, pero no es una necesidad.

Donde los Deva resultan mucho más cómodos (para mí) que los HE400se es en la sección de almohadillas. Mientras que las almohadillas de los HE400se tienen una especie de material de toalla en el interior, resultando en algo de picor y más calor, los Deva tienen un material más suave, similar al que se encuentra en los Ananda, etc.

Las conexiones que utiliza Hifiman en los Deva Pro consisten en una conexión dual, un conector de 3,5mm en cada copa, sin embargo, la copa izquierda también acepta un conector TRRS de 3,5mm, que es como se conecta el módulo Bluetooth. Este es un sistema que permite utilizar los Deva Pro tanto con el módulo BT como con el cable normal que se incluye. También abre la posibilidad de utilizar otros cables de tu elección. Esto es algo que fue una queja habitual de muchos con los Ananda BT, el hecho de que solo se podía usar a través de BT o USB. Los Deva Pro resuelven este problema de una manera que me parece bien pensada e implementada.

El módulo Bluetooth, del que hablaré más en la sección de funcionalidad a continuación, está hecho de plástico y es de un color negro simple. La forma es algo difícil de describir con palabras, así que mira la imagen, pero se adhiere a la parte inferior de la copa izquierda y tiene un puerto USB-C, un solo botón y el micrófono en la parte inferior.

En general, no tengo quejas con la construcción o la estética de los Deva Pro. No son los auriculares Hifiman más bonitos (eso está reservado para Susvara y HE1000se en mi opinión) pero no veo nada de lo que realmente me pueda quejar en este rango de precios.


Funcionalidad…

El funcionamiento de los Deva Pro es muy sencillo. Para usarlo en modo BT, se conecta el módulo BT a la parte inferior de la copa izquierda, se mantiene presionado el botón para encenderlo, se conecta a la fuente y listo. Para usarlos con una configuración de cable normal, simplemente se retira el módulo y se conecta el cable a ambas copas. Creo que también puedes usar un cable TRRS 3.5mm a un solo lado si lo prefieres, aunque no estoy seguro sobre el pin out, eso es algo que debería confirmarse.

Como he mencionado anteriormente, la parte inferior del módulo alberga el micrófono, un LED de estado, el puerto USB-C y un solo botón.

Para conectarse a la fuente por primera vez, se enciende el módulo (manteniendo presionado el botón durante un par de segundos) y una vez que esté encendido, se presiona el botón dos veces para ingresar al modo de emparejamiento. Una vez emparejado con tu dispositivo, la reconexión es instantánea al encender el módulo. Una cosa que noté es que la voz que le informa que está encendido y/o conectado tiene el mismo volumen independientemente del volumen de la fuente o de los niveles de escucha anteriores. La voz es un poco alta para mi gusto personal, pero esto es un poco quisquilloso, no es como si realmente te gritara.

Una vez encendido y conectado, el botón controla play/pause con una sola pulsación, para responder/finalizar una llamada también es una pulsación del botón, con dos pulsaciones para rechazar una llamada. Desafortunadamente, este es todo el control que se obtiene del módulo. No hay forma de saltar pistas o controlar el volumen. Este no es el fin del mundo, pero personalmente me gusta poder controlar el volumen en los dispositivos BT, ya que el objetivo de la conexión inalámbrica es estar libre de la fuente, por lo que sacar el teléfono (por ejemplo) del bolsillo para cambiar el volumen o cambiar la canción, incumple el objetivo en mi opinión.

El módulo BT presenta el Hymalaya R2R DAC en su interior, que se supone que ofrece altas tasas de muestreo con bajo consumo de energía. El módulo es compatible con LDAC, junto con aptxHD y aptX, por lo que no tengo quejas en cuanto a la conectividad. LDAC funciona sin problemas y no parece tener problemas para permanecer conectado, lo que me permite moverme libremente por mi oficina mientras mi teléfono está en mi escritorio. Tampoco hay problemas con la fuente en un bolsillo, así que tampoco tengo quejas.


Sonido…

He estado usando estos auriculares tanto con el módulo BT como con el cable normal, alimentándolos en este último caso desde un Asgard 3 y también desde el Gryphon en la oficina, sin problemas en cuanto a moverlos. Si bien la sensibilidad del Deva Pro es bastante baja a 93,5 dB (18 ohmios), no he encontrado que necesiten ninguna forma especial de amplificación, aunque sí necesitan más que un teléfono para moverlos. El módulo también los mueve bien, no parece que les falte nada en comparación con usarlos por cable, y alcanzan niveles que están muy por encima de mis niveles de escucha habituales. De hecho, el nivel de volumen se vuelve doloroso (para mí) incluso antes de que alcance el 75% en el volumen de la fuente.

Aunque los he usado en ambos escenarios, mi review se centra en usarlos principalmente con el módulo BT, ya que siento que eso es lo que hace que estos auriculares sean especiales. No digo que no sean buenos sin el módulo (explicaré más a medida que avance), pero creo que la razón para comprarlos es aprovechar al máximo el módulo BT con la opción cableada como extra.

Mis primeras impresiones de los Deva Pro fueron que me recordaban mucho a los HE400se (un auricular que me gusta mucho y es mi recomendación sin duda en su rango de precios). Después de una escucha más detallada, el sonido no es idéntico al del HE400se pero es muy similar, al menos en mi opinión, con algunos cambios leves que en realidad podrían depender de la diferencia de almohadillas entre las dos unidades. Todavía no he probado a intercambiar almohadillas (creo que encajan pero no estoy seguro) pero sería un experimento interesante.

Comenzando con los subgraves, la caída es más pronunciada que en otros juegos de planos magnéticos Hifiman. Comienza a caer alrededor del mismo punto que los HE400se o incluso los Ananda, pero la caída es más pronunciada en los Deva Pro. Esto significa que no obtendrás los bajos retumbantes de otras alternativas, pero de todos modos eso no es algo que realmente se espera de un planar abierto. La extensión podría ser mejor en la parte más baja y una escucha de “Chameleon” demuestra rápidamente que es así, sin embargo, los subgraves que hay son rápidos y limpios, como es de esperar de unos auriculares de este estilo.

Pasando a los graves medios, están bien equilibrados y es básicamente una línea recta hasta los medios bajos. Esta es la zona de estos auriculares que más me recuerda a los HE400se y es genial. El bajo es limpio y articulado, nunca pierde el control sin importar como de ocupada sea la pista.

Desde “Black Muse” de Prince, pasando por “Elephants on Ice Skates” o incluso “Whole Lotta Love” son un placer de escuchar. Sí, este es el bajo planar típico, que sobresale en limpieza y velocidad, y echo de menos un poco de calidez de driver dinámico para ser totalmente honesto, pero dentro de la presentación planar de graves, los Deva Pro realmente mantienen el tipo y no siento que sean eclipsados en la línea Hifiman hasta que comenzamos a llegar a modelos que se extienden hasta las 4 cifras.

A medida que nos adentramos en los medios, la transición desde zona de los graves es excelente, sin rastro de que algo se vuelva estresado o embarrado. A medida que alcanzamos la parte superior de los medios, los Deva Pro son solo un toque más presentes que otras opciones de Hifiman, con un poco de aumento alrededor de la región de 1kHz. La caída típica de Hifiman alrededor de 2kHz todavía está ahí y este pequeño “extra” alrededor de 1kHz lo hace un poco más obvio. Esto no suena mal, ni mucho menos, pero ciertamente no es tan equilibrado como otros modelos. Siento que los HE400se son en realidad un poco mejores en esta área.

El pico de 3 kHz en los Deva Pro tampoco está realmente presente en comparación con algo como los HE400se. El punto más alto es en realidad alrededor de 5kHz y, como mencioné en el pasado, mis oídos parecen ser mucho más sensibles a la marca de 5k que a la marca de 3k. Esto significa que las voces no son tan presentes como en otros modelos y sumado a la ligera reducción en los medios bajos, y ese pico a los 5kHz, puede significar que pierden un poco de su riqueza, junto con un poco de brillo adicional que puede ser un poco penetrante dependiendo de la pista en cuestión.

La extensión de los agudos es buena, con suficiente aire para mi gusto personal, aunque vuelvo a sentir que los HE400se son algo mejores en este aspecto. No me quejo de la extensión o sensación de aire, es mucho mejor que muchos competidores, pero en comparación con otros productos de Hifiman, se queda un poco atrás.

En cuanto a la escena sonora y la colocación de imágenes, es tan bueno como la mayoría de los planar magnéticos de Hifiman. Vale, está un poco por detrás de algo como los Arya (especialmente si estamos hablando de V2), pero está fácilmente a la par con algo como los HE400se.

Los detalles de fondo se identifican fácilmente, siendo la ubicación y las capas lo que esperaba como mínimo de la marca. Si vienes de otros modelos de Hifiman, los Deva Pro puede no parecer nada especial en este sentido, pero si vienes de otras marcas en un rango de precio similar, sin duda será algo especial.


Conclusión…

He comparado bastante los Deva Pro con los HE400se en esta review, al menos en lo que respecta al sonido. Para ser totalmente honesto, sigo pensando que los HE400se son la mejor opción por menos de 500€ en cuanto a auriculares planar, o cualquier auricular en general, solo que yo soy amante de los planar. En una comparación directa de "sonido contra sonido", creo que los HE400se están un poco por delante de los Deva Pro y cuestan menos de la mitad.

Sin embargo, no sólo estamos comparando el sonido, hay muchas otras cosas que entran en la ecuación. Donde los HE400se son un conjunto simple de auriculares, los Deva Pro incluyen el Bluemini R2R. Esto abre todo un nuevo mundo de posibilidades, brindándoles no solo la posibilidad de usarse como unos auriculares bluetooth (junto con un micrófono para llamadas), sino que también se pueden usar a través de USB, todo mientras cuenta con una arquitectura R2R del DAC Hymalaya.

Mejoran la funcionalidad de los Ananda Bluetooth, que pueden sonar un poco mejor en términos de audio, pero están muy por detrás de los Deva Pro en términos de usabilidad, y aquí estamos hablando de unos auriculares que son tres veces el precio de los Deva Pro. En este sentido, sin duda recomendaría los Deva Pro entre los dos. Siento que los Ananda BT son un producto muy especializado que se adaptará a un número muy selecto de usuarios y casos de uso, sin embargo, los Deva Pro son un conjunto de auriculares muy versátiles que deberían satisfacer el uso de cualquier persona. Obviamente, estos no son un conjunto de auriculares bluetooth que usarías en un avión u otro transporte, pero la comodidad de ser inalámbrico cuando sea necesario, sin pérdida de calidad, es algo digno de elogio.

Entonces, como paquete completo, siento que los Deva Pro son un conjunto de auriculares que realmente no tienen competencia directa. Si crees que la facilidad de uso del Deva Pro coincide con lo que estás buscando, entonces realmente no hay otro lugar a donde recurrir.