Review - Ikko Opal OH02

Español | English

Review disponible en YouTube: Ep.107 - Ikko Opal OH02

Después de un tiempo alejado de mi mesa de reviews y una serie de mini revisiones, finalmente he vuelto a mi configuración normal y es hora de comenzar a reseñar algunas de las cosas que se han acumulado mientras estaba fuera.

Los primeros de la lista son los Ikko OH02 Opal, un conjunto de IEMs que Hifigo me envió amablemente a cambio de que publicara esta reseña. Como de costumbre, la única solicitud ha sido que incluya enlaces a los IEMs a través de su página web, por lo que mi review intentará ser lo más imparcial posible, aunque siempre es bueno considerar el hecho de que estos IEMs no me han costado nada.

Puedes encontrar los Ikko Opal OH02 en Hifigo aquí: https://hifigo.com/products/ikko-oh02

O en Amazon US aquí: https://www.amazon.com/dp/B09KZMW43P/ikko+oh02/

(enlaces no afiliados)


Presentación…

Empezando por cómo llegan estos IEMs, debo decir que el empaquetado y el contenido son bastante impresionantes y, sin duda, originales. Alejándose de la forma habitual en la que se suelen presentar los IEMs de estas gamas.

La caja en sí es grande y colorida, como puedes ver en la imagen de arriba, con una funda que tiene un recorte con forma para permitir que se vea la obra de arte.

Dentro de la caja tenemos los IEMs, como era de esperar, colocados en un recorte de esponja que también incluye un pin con la marca Ikko en una combinación de oro y negro. Personalmente, no tengo ningún uso para un pin, pero siempre menciono contenidos inesperados y no creo que haya recibido un pin con un conjunto de IEM nunca.

También en la caja tenemos un cable, que me gusta bastante excepto por la cubierta negra para la forma premoldeada (que en mi opinión resta valor a la estética agradable del cable) y el hecho de que usan conectores MMCX. Para ser honesto, los conectores MMCX parecen ser de buena calidad y parece que durarán bastante, pero supongo que lo de MMCX es solo una fobia personal mía.

También se incluye una bolsa de transporte de cuero (de imitación?) que también es diferente a cualquier otra bolsa o estuche que haya recibido en el pasado. En realidad, es más una bolsa que usaría para otras cosas más que para IEMs, y se cierra mediante una cuerda de cuero que envuelve la bolsa. No puedo decir que sea una gran solución para los IEMs pero, de nuevo, merecen puntos por su originalidad.

Lo último que hay que mencionar en cuanto al contenido, además de la documentación que se encuentra en un sobre con una bonita serigrafía, un par de filtros de recambio y una herramienta de limpieza/extracción MMCX) es la cantidad de puntas incluidas. Hay muchas. No creo que esta sea la mayor cantidad de puntas que haya recibido, pero sin duda es la mayor selección de puntas “poco comunes” que he recibido. Como las boquillas tienen forma ovalada (mencionaré más sobre eso en un momento), también hay una gran selección de puntas ovaladas incluidas, con un juego que es posiblemente el más grande que he visto, junto con una selección de puntas híbridas de espuma/silicona. En total, hay 9 juegos de puntas, por lo que debería haber algo para todos, bueno, tal vez para todos excepto para mí, más sobre eso en la siguiente sección.


Construcción y estética…

En cuanto a la calidad de construcción, aunque son totalmente de plástico, parecen estar hechos decentemente y no veo ningún problema con la construcción.

En cuanto a la estética, en mi opinión también son bonitos. El conjunto que he recibido es de color verde oscuro, con una pequeña ventana transparente teñida de verde que muestra una placa de circuito dentro. Al igual que con el empaquetado, la estética es lo suficientemente original como para ser diferente pero sin ser tan extravagante como para parecer extraño.

Cuando se trata de confort, aquí no tuve tanta suerte, al menos con las puntas incluidas. Como las boquillas son ovaladas, como comentaba anteriormente, también se han incluido puntas de forma ovalada. En mi caso, sin importar en qué dirección intente orientar las puntas, y sin importar el tamaño, nunca he sentido que pudiera conseguir un sellado adecuado y nunca me he sentido demasiado cómodo. El resultado con algunas de las otras puntas fue mejor, pero aun así no fue algo que disfruté demasiado. Al final, opté por las puntas Azla Crystal y estas resolvieron el problema del sellado, pero aún así no las encontré demasiado cómodas.

El ángulo de la boquilla parece estar a uno o dos mm de distancia de la anatomía de mi oído y siempre siento que están ejerciendo presión en la parte frontal de mi canal auditivo. Sin embargo, diré que son muy ligeros, por lo que no hay sensación de fatiga por el peso, incluso después de largas sesiones de muchas horas, solo ese pequeño problema con la presión en mi canal.

Obviamente todos tenemos oídos diferentes y esto es solo un problema para mí personalmente, imagino que estos serán extremadamente cómodos para la mayoría de las personas.


Sonido…

Como hemos vuelto a mi formato de review normal, mencionaré que, al igual que con todas mis reseñas normales, que cada pista mencionada es un enlace en el que se puede hacer clic y te permitirá abrir la canción en el servicio streaming de tu elección. La medición de estos IEMs también se puede comparar con cualquier otro IEM que haya reseñado aquí: https://achoreviews.squig.link

Comenzando, como de costumbre, desde los rangos más bajos, los Opal tienen una gran caída en los subgraves. Sin embargo, debido a un rango de graves medios bastante potenciado, nunca parecen faltar en el extremo inferior. Si se aíslan las notas más bajas, entonces sí, se nota el roll off, pero no puedo decir que sea algo que noto mientras escucho normalmente.

En los graves medios, aquí hay un impulso que se convierte en el centro de atención del extremo inferior. Los graves medios se controlan bastante bien y en realidad funcionan bien para una gran cantidad de música pop moderna, como "Get Lucky", pero cuando me traslado a música más enfocada a lo acústico, siento que el enfoque de los graves medios hace que parezcan un poco antinaturales. Incluso con instrumentos eléctricos como foco principal pero con canciones simples, como “Crazy”, encuentro que están un poco presentes de más. En el caso de esta canción en concreto, provoca una sensación de reverberación en los graves medios de la guitarra eléctrica y no puedo decir que suene muy natural.

Pasando a los medios, realmente no hay demasiado sangrado debido al hecho de que los graves medios están bastante bien controlados, lo que significa que, si bien están muy presentes, no interfieren demasiado con el rango medio. Hay una ligera caída en el centro de los medios y aunque el rango medio más alto no sube tanto como en muchos otros conjuntos, las voces permanecen presentes en su mayor parte.

Digo en su mayor parte porque, dependiendo de los instrumentos en juego, el refuerzo de los graves medios puede volverse un poco abrumador y hacer que las voces sufran un poco para estar presentes en ciertas pistas. Esto es algo que he experimentado en mucho hip hop, como "Bang Bang", por ejemplo, donde esos graves medios pueden hacer que el instrumental suene impresionante pero hace que las voces parezcan tener problemas.

Una cosa que diré es que las voces no parecen tan bruscas, incluso "Don’t You Worry Child" es bastante suave en el rango vocal (una pista que encuentro brusca en una gran selección de IEMs).

Pasando a los agudos, en realidad se ha hecho un trabajo bastante decente en esta área para compensar ese refuerzo de graves medios y no hacer que el sonido general parezca oscuro. Hay ocasiones en las que encuentro que ciertas pistas también son un poco antinaturales en los rangos más altos, pero en general siento que se ha hecho un buen trabajo para equilibrar los altos con los bajos sin volverse demasiado bruscos en los rangos altos tampoco.

La sensación de aire y amplitud no es mala, teniendo en cuenta el refuerzo de graves, y aunque la escena sonora no es grande, diría que más bien íntima, no parece demasiado abarrotado, las cosas tienen espacio para respirar.

Por último, el detalle. No creo que estos puedan considerarse IEMs muy detallados, pero aún así logran dar la sensación de que todo está en su lugar. No cogería estos IEMs para encontrar pequeños matices pero al mismo tiempo siento que se pueden disfrutar sin la sensación de que faltan cosas.


Conclusión…

Los Ikko Opal OH02 son algo propio. Desde el empaquetado, hasta la estética, e incluso el sonido, todo es diferente a lo normal pero no tan diferente para ser "raro".

En cuanto al sonido, es como si fuera un IEM que logra tener forma de V sin tener realmente forma de V. Dependiendo de la elección de música, ese impulso de graves medios será muy impresionante o irritante. Si te gustan las voces en el hip-hop o en el RnB con graves pesados, entonces esos graves medios se interponen en el camino. También siento que puede ser problemático con algunas de las pistas de voz/instrumentos más simples. Sin embargo, al pasar a un pop más moderno, en realidad puede ser lo contrario y funcionar bastante bien.

A un precio de menos de 80 €, siento que estás consiguiendo un buen conjunto con estos IEMs considerando todo lo que obtienes, pero el perfil de sonido no será para todos. De ninguna manera suenan mal, simplemente son diferentes, y si esa diferencia es para ti, solo tú lo puedes decidir.