Review - TRI TK-2

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.111 - TRI TK-2

El Tri TK-2 me ha sido prestado muy amablemente como parte de un Tour Europeo que se organizó para este dispositivo. Realmente, yo ni siquiera formaba parte de la gira, sin embargo, el compañero Cqtek, de hiendportable.com, habló con los organizadores y organizó para que probara este dispositivo mientras está en España. Estoy muy agradecido tanto a Cqtek por organizar esto, como con los organizadores de la gira por dejar que me incluyera.

Como no he tenido contacto con los organizadores, obviamente no he recibido ninguna solicitud de ellos, así que dejaré los dos enlaces que Cqtek publicó en su reseña:

Enlace de compra: https://es.aliexpress.com/item/1005003445552473.html

Enlace de la tienda: https://kbear.es.aliexpress.com/store/5017064

Y, por supuesto, también compartiré el enlace a la review de este dispositivo que Cqtek publicó en su web (que, por cierto, aún no he leído, solo el primer párrafo para obtener los enlaces anteriores y las mediciones que comentaré más adelante). Su review está disponible tanto en inglés como en español aquí: https://hiendportable.com/2022/04/24/tri-tk-2-review/

(como siempre, enlaces no afiliados)

Obviamente, todo esto significa que trataré de ser, como siempre, imparcial y honesto en mi review, pero siempre es bueno tener en cuenta que no me ha costado nada probar este dispositivo.


Presentación…

Sinceramente, no sabía absolutamente nada sobre este dispositivo. Antes de recibirlo, ni siquiera había visto fotos, por lo que no puedo decir que el empaquetado y el contenido sean los habituales, debido a que es una unidad de tour, pero supongo que es el empaquetado y el contenido normal.

El TH-2 llega dentro de una caja rectangular negra, que muestra una imagen y un logotipo en la portada, con muchas especificaciones en la parte posterior. Me sorprendieron algunas de las especificaciones indicadas (como he dicho, no sabía nada sobre este dispositivo) y también me enteré de que, de hecho, es una colaboración entre TRI y KAEI. Leer la caja hizo crecer mi interés antes de abrirla.

Dentro de la caja tenemos el TK-2, un cable USB-C a USB-C corto con conectores de 90º (que siempre se agradece!), un cable USB-A a USB-C más largo, un par de anillos de goma para sujetarlo a otro dispositivo, un adaptador USB-C a Lightning y un paño de microfibra. Nunca había estado tan feliz de recibir un paño de microfibra con un dispositivo, pero más sobre eso en un momento.

Por lo tanto, una presentación simple sin una gran cantidad de contenido, pero sí suficiente para disfrutar del producto y listo para usar.


Construcción y estética…

Permitidme comenzar diciendo que la estética es bonita, hasta que tocas el dispositivo. Este es el imán de huellas más exagerado que he tenido en mis manos, por lo que estoy extremadamente feliz de recibir el paño de microfibra que acabo de mencionar. Solo para tomar algunas fotos del TK-2, debo haberlo limpiado 30 veces y todavía hay huellas dactilares en las fotos 😁

Sin embargo, cuando está limpio, se ve increíble. La parte superior tiene un acabado de vidrio negro con el logotipo Tri en un acabado de espejo, al igual que los lados y la parte inferior. La rueda de volumen y los bordes de los conectores son de color dorado y funcionan bien juntos. Como siempre digo, la estética es algo muy personal, y no suelo ser alguien a quien le guste el oro, pero va bien con la estética del dispositivo.

En la parte superior hay 5 luces de estado que indican los Hz de la señal, en la parte frontal tenemos salidas de 2,5, 4,4 y 3,5mm, junto con la rueda de volumen. En la parte posterior de la unidad hay dos puertos USB-C (uno para carga y otro para datos) que están ligeramente empotrados, junto con un selector de salida de línea/salida de auriculares, y el resto de la unidad es solo un espejo grande e impecable, con esquinas muy bien biseladas y, en general, una muy buena calidad de construcción.

Sin embargo, diré que este dispositivo es grande y pesado. No es el dispositivo portátil más grande (o más pesado) que he usado, creo que este logro todavía pertenece al Diablo, pero es más grande que el Gryphon, en anchura, profundidad, longitud y peso.

Ciertamente clasificaría el TK-2 como transportable en lugar de portátil, no creo que quieras esto en tu bolsillo junto con cualquier fuente que estés usando, de hecho, a menos que uses pantalones tipo “cargo”, dudo que te quepa en tu bolsillo.

Entonces, es grande, pesado y un imán de huellas... pero me encanta 😉


Funcionalidad…

Realmente no hay mucho que explicar aquí, conectas cualquiera que sea tu fuente al puerto USB-C en la parte posterior, conectas los auriculares de tu elección en la parte delantera, los enciendes y escuchas.

El TK-2 es un dispositivo bastante potente, de hecho, es una unidad muy potente si la consideramos portátil, usando un amplificador de clase A/B que puede empujar 1250mW @32Ohms. Obviamente, esto no está a la par con algo como el Diablo (que es una locura), pero es más de lo que ofrece el Gryphon.

Tampoco es terrible la duración de la batería. Las especificaciones reclaman 9 horas y realmente no he logrado agotarlo, incluso cuando lo he usado casi todo el día en la oficina (unas 6 o 7 horas de escucha), así que supongo que es cierto. Obviamente, dependerá de los auriculares que estés usando y de los niveles a los que escuches. Principalmente he estado usando auriculares fáciles de mover y mis niveles de escucha no son altos.

Realmente no hay mucho más que pueda decir sobre la funcionalidad, es simple, funciona y funciona bien. Admite todo tipo de PCM y también DSD nativo y DOP, hasta 256. Por lo tanto, debería cubrir la mayoría de tus archivos, a menos que seas alguien que usa MQA.


Sonido…

Mi temida sección de cualquier review de DAC o amplificador, cómo suena?

Bueno, suena bien pero… no combina bien con todo. Voy a llegar al porqué en un momento.

Cuando recibí el dispositivo, obviamente estaba en mi oficina y los auriculares que tenía a mano eran los HD6XX, que han estado viviendo aquí recientemente. Como ya sabrás, según mis comentarios pasados, el HD6XX puede pasar de excelente a terrible según mi estado de ánimo. Bueno, debo haber estado de buen humor cuando los conecté al TK-2, abrí Foobar y disfruté de la música durante el resto del día. Escuché mucho blues, jazz, música instrumental, acústica y realmente no podría haber pedido más diversión. Disfruté cosas como Cooltrane Quartet, Nick Cage and the Bad Seeds, B.B.King, Clapton, Genevive Leclerc y muchas otras bandas y artistas. Con el HD6XX, me recordó bastante al Asgard 3 cuando estoy de buen humor 😉

Me sorprendió un poco descubrir que para alcanzar mis niveles de escucha habituales con el HD6XX, estaba por encima del 50 % en la perilla de volumen, pero un poco de investigación me indicó que el dispositivo cambia automáticamente a alta ganancia cuando supera el 60%. Debo decir que la diferencia entre 55% y 65% ​​es bastante grande y hay un pequeño clic digital cuando sucede, pero en realidad solo hice esto para las pruebas, ya que nunca necesité llegar tan alto para mi escucha habitual (y bajé el volumen del PC antes de lograr llegar al cambio de ganancia). Una pequeña cosa que debo mencionar es que el 60% es en realidad donde esperaría que estuviera el 75% estuviera, así que cuando pensaba que estaba por encima del 50% para mis niveles de escucha habituales, en realidad probablemente estaba alrededor del 40%.

Tampoco noté ningún desequilibrio de canales en niveles bajos, aunque si noté que el primer 10% de la rueda de volumen no produce ningún sonido. En realidad, esto no es algo malo, ya que se llega al silencio un poco antes de llegar al "apagado" de la perilla, evitando desconexiones accidentales al reducir el volumen.

Entonces, mi próxima prueba fue alejarme de los controladores dinámicos y los 300 ohmios del HD6XX e intentar algo planar magnético. Como todavía tengo la Edición XS y la Arya v3 en mi oficina desde que revisé recientemente el CMA15, mi primera opción fue el Edition XS (solo porque la caja estaba encima de la otra). Solo tenía cables balanceados a mano, así que procedí a conectar el Edition XS a la salida de 4,4 mm del TK-2.

Mi primera sorpresa llegó cuando me di cuenta de que necesitaba el mismo nivel en la ruleta para lograr niveles de escucha similares a los del HD6XX. Esto es solo una estimación, ya que no medí el volumen, pero por lo general encuentro que necesito un poco más de potencia con los HD6XX que con los Edición XS.

Procedí a escuchar durante un rato y había algo en los auriculares que simplemente no sonaba bien. La claridad y la separación habituales de los graves no eran tan buenas como a las que estoy acostumbrado con estos auriculares. Sonaba un poco congestionado e incluso un poco hinchado en ocasiones, mientras que en otras ocasiones parecía que faltaba algo. Como no tenía un cable no balanceado a mano, no podía hacer una comparación A/B con el Atom, que suele ser un punto de referencia rápido para mí, así que decidí cambiar los auriculares.

Desenchufé los Edición XS y me pasé a los Arya V3, nuevamente balanceados desde la salida de 4.4 mm. Los Arya sonaban mucho mejor, más limpios en el extremo inferior, pero aun así no sonaban tan bien como suelen hacerlo. Todavía había un indicio de esa sensación hinchada con ciertas pistas y el detalle en el extremo inferior simplemente no estaba tan separado como suele estar. Ahora, los Edition XS no son auriculares que escucho todos los días, quiero decir, son excelentes auriculares, pero cuando tengo la oportunidad de elegir algo por placer, generalmente son los Arya (no siempre, pero muchas veces sí), así que conozco bastante bien el sonido de estos auriculares, especialmente con mis pistas de prueba, canciones que he escuchado miles de veces.

Al escuchar "The Room" de Ostura, una pista que puede estar bastante ocupada en los medios bajos y los graves medios, descubrí que las notas bajas de la guitarra y el bajo no eran tan fáciles de separar como suelen ser, pero aun así sonaban decentes. Volví a los Edition XS y allí estaba, la misma pista se volvió menos definida en el extremo inferior y nuevamente exhibió un poco de hinchazón en ciertas partes de la canción.

Más tarde pasé a los DT1990 Pro, unos auriculares que muy rara vez se ven afectados por la fuente y, efectivamente, sonaban como siempre.

Al día siguiente, traje el Gryphon para hacer una comparación A/B con el TK-2 y, efectivamente, con los dos auriculares Hifiman, el extremo inferior sonaba más limpio y mejor representado en el Gryphon. Al principio estaba pensando que tal vez el TK-2 no tenía suficiente corriente para mover bien los planars pero luego eché una ojeada a la reseña de Cqtek, que incluye mediciones de las fuentes, y allí estaba mi respuesta, el TK-2 tiene una impedancia de salida de 20 ohmios cuando se usa balanceado. Esto no funciona bien con el Arya (35 ohmios) y menos aún con el Edition XS (18 ohmios), esto parece haber estado causando los problemas que estaba experimentando.

Luego decidí pasar a los IEMs, comenzando con un conjunto económico de IEMs que acababa de terminar de reseñar, los Moondrop Chu. Ahora, los Chu no son exactamente un conjunto de IEMs que elegiría para determinar las cualidades de un amplificador y DAC, pero estaban en mi escritorio y también son de 18 ohmios.

Con los Chu, que acababa de revisar recientemente por lo cual los tenía frescos en mi mente, realmente no noté ninguna diferencia que pudiera señalar. Al menos nada que destacara que no pudiera atribuirse a mis expectativas ahora que había mirado la impedancia de salida (una de las razones por las que trato de evitar leer cualquier cosa sobre un producto antes de revisarlo, cuando sea posible).

Entonces, pasé a los Letshuoer S12, otro conjunto de IEMs que tengo frescos en mi mente porque los he estado usando mucho últimamente. Estos son IEMs planar magnéticos y tienen una impedancia de 14,8 ohmios. Una vez más, desde la salida balanceada, noté lo que parecía hinchazón en mucha música y aunque los graves no sonaban tan congestionados como en los Arya, ciertamente no eran tan limpios como esperaba que fueran después de usarlos en muchos otros dispositivos.

Al pasar por algunos otros IEMs, realmente no noté ningún problema con ninguno de los que probé, que en realidad son todos controladores dinámicos para los graves. Tengo algunos híbridos, como los Dusk, que uso regularmente, pero todos usan DD para la zona baja. Los pocos IEMs que tengo que usan BA para el extremo inferior no son modelos que use lo suficiente como para poder hacer una comparación sensata sin pasar mucho más tiempo con los IEMs y el TK-2. Sí, probablemente podría haber comparado A/B rápidamente con otras configuraciones, pero siento que las expectativas interferirían mucho en comparaciones tan cortas.


Conclusión…

El Tri TK-2 es un equipo muy interesante. Tiene muchas cosas buenas y algunas no tan buenas también.

En cuanto a la construcción y la estética, absolutamente ninguna queja. Sí, es pesado, grande y tendrás que limpiarlo cada vez que toques algo más que la rueda de volumen, pero cuando está limpio, se ve muy bien. Está bien construido y honestamente parece algo de alta calidad. Una búsqueda rápida en línea arroja resultados a partir de poco más de 250 €, que no es exactamente barato para un DAC/Amp portátil, pero es mucho más barato que cosas como el Gryphon que cuesta alrededor de 600€. Es cierto que el Gryphon tiene todo lo que podrías desear y un poco más, mientras que el TK-2 es un DAC/Amplificador simple, pero aun así esperaba un precio un poco más alto según las especificaciones y la construcción.

En cuanto a la funcionalidad, es bastante básico, es simplemente, como acabo de decir, un simple DAC/Amp. Los principales beneficios son la potencia, el amplificador de clase A/B y los chips DAC de ESS, que obviamente ofrecen mucho más rendimiento que algo así como una configuración dongle.

En cuanto al sonido, parece depender de con qué planeas usarlo. Con auriculares de controlador dinámico, suena muy bien, recuerda mucho al Asgard en algunos aspectos, con esa leve suavidad en el sonido. Con los auriculares planar magnéticos, al menos los que he probado, no funciona tan bien. Lo mismo puede decirse de los IEMs planar magnéticos, o al menos el S12. Esa impedancia de salida de 20 ohmios no funciona bien con ellos.

Con IEMs DD, también funciona bien, sin ningún problema real, incluso con IEMs de baja impedancia (o al menos los que he probado no parecían sufrir). A veces tuve la impresión de que los graves estaban un poco hinchados, pero voy a atribuirlo a mis expectativas después de descubrir la impedancia de salida.

Por ejemplo, con el HD6XX, creo que el TK-2 sería algo que haría feliz al 95% de las personas en cuanto a sonido y rendimiento, con un gran sistema de sonido que cuesta alrededor de 500€ por todo el conjunto completo, y te permite la libertad para moverte desde el sofá, a la oficina y al porche de tu casa.

Personalmente, no elegiría esto sobre las configuraciones portátiles que ya tengo, el Go Blu y el Gryphon, pero incluso el pequeño Go Blu ya cuesta casi el precio del TK-2, por lo que realmente no es una comparación justa.