Review - Drop Cavalli Tube Hybrid (CTH)

(if you prefer to see this review in English, click here)



Esta review también está disponible en YouTube: Ep.43 - Drop Cavalli Tube Hybrid

El (Mass)Drop Cavalli Tube Hybrid es un amplificador que fue introducido como colaboración entre Alex Cavalli y la empresa (Mass)Drop. Para los que no estáis familiarizados con (Mass)Drop, hay un pequeño resumen sobre la empresa en mi review de los Sennheiser HD6XX, que lo podéis ver aquí: Review - Sennheiser HD6XX.

El amplificador se basa, supuestamente, en el original Compact Tube Hybrid, un amplificador que fue introducido por Alex Cavalli hace muchos años como un proyecto DIY. Nunca he tenido ocasión de probar la versión DIY original pero por lo que tengo entendido, el Drop Cavalli Tube Hybrid (que ahora llamaré CTH) es muy diferente.

Tengo el CTH desde hace aproximadamente un año y se ha convertido en una parte habitual de mis escuchas. Aunque he probado algunos modelos más de amplificadores híbridos, los únicos dos que se han quedado en mi posesión son el CTH y el Loxjie P20. Mientras que existen diferencias entre los dos, haré algunas comparaciones entre ellos. Si queréis ver mi review completo del Loxjie P20, se puede encontrar aquí: Review - Loxjie P20.

Intro…

Como el CTH (y el P20) se puede considerar como un amplificador híbrido de nivel de entrada, así que llama la atención a muchos de los que empiezan en este mundo del auricular, voy a explicar brevemente lo que es un amplificador de válvula híbrido.  Si eres alguien que ya se mueve por este mundo de auriculares, seguramente deberías saltarte esta parte y pasar directamente a la parte interesante de la review.

Un amplificador híbrido, o mejor dicho, un amplificador de válvulas híbrido, es un amplificador que utiliza tanto válvulas como estado sólido para crear la salida final. Mientras que no siempre es el caso, la mayoría de amplificadores de válvulas híbridos utilizan las válvulas en la parte de pre-amplificación mientras que utilizan estado sólido para la amplificación final.

La idea detrás de esto es el de tener los beneficios de la amplificación de estado sólido y añadir un poco de ese “sabor a válvulas” que tan famoso es en el mundo HiFi. Esto no es algo que se limita solamente al mundo HiFi ni de auriculares, también es muy común en el mundo de los amplificadores de guitarras y bajos, intentando crear el mismo sonido que un amplificador de válvulas pero sin los problemas que las válvulas traen consigo (como igualar la carga de salida etc.). En el caso de los amplificadores de guitarras y bajos, el “efecto válvula” suele estar mucho más pronunciado (para bien o para mal) mientras que en el mundo HiFi es algo mucho más sutil y seguramente ni lo noten muchos de los que no saben que están buscando.

Hay muchas razones por las que alguien pueda optar por una opción híbrida en vez de un amplificador de válvulas completo, uno de los más mencionados siendo la impedancia de la salida que puede interactuar de modo poco deseable con auriculares de baja impedancia, especialmente los planar-magnéticos. Sin embargo, hay algunos a quienes les gustan esas interacciones.

Pero me desvío del tema, así que vamos con la review!



Presentación…

Siento decir que la caja en la que llegó el CTH está almacenada en algún lugar, detrás de muchas otras cajas, pero de todas formas era muy sencilla.

Una caja sencilla de cartón con el logo de Drop dentro de la cual encontramos el amplificador, la válvula y la fuente de alimentación, que es el típico transformador de pared.

Construcción y estética...

La caja del amplificador es muy similar a tantas otras opciones de Drop, una caja sencilla y negra, con una pequeña válvula que se asoma de la parte superior.

En el panel frontal hay una buena ruleta de volumen, un interruptor de corriente (tipo botón), un LED de corriente, una salida TRS de 6,35mm y una salida XLR de 4 pins. Hay que tener en cuenta que este no es un amplificador balanceado y la salida XLR es solamente por comodidad, esa salida sigue siendo no balanceada y no hay ninguna diferencia entre utilizar esta o la salida TRS.

En la parte trasera encontramos las entradas RCA y la entrada de corriente, nada más.

En general, la estética es simple y funcional. No se va a convertir en el centro de atención pero encajaría bien con la mayoría de sistemas.

La calidad de construcción es decente, sin problemas obvios, y la perilla de volumen es muy suave con buena respuesta. Hay un pequeño desequilibrio de canales a volúmenes muy bajos pero  está muy por debajo del nivel que utilizaría para escuchar. El P20 utiliza un potenciómetro digital para el volumen, con una pequeña pantalla, lo cual evita los desequilibrios de canal y mejora la referencia visual del nivel, sin embargo, personalmente prefiero el control del CTH.



Funcionalidad…

Con una entrada, una salida (bueno, 2, pero son el mismo) y una ruleta de volumen, no hay mucho que explicar en cuanto a funcionalidad.

Cuando se enciende el amplificador, hay que esperar a que se “caliente”. Durante este tiempo el LED se mantiene en rojo, pasando a blanco cuando está listo para funcionar. En realidad no está calentándose, es un modo de protección para evitar ruidos y otras cosas no deseadas como ráfagas de corriente etc. Aunque el amplificador esté ya caliente (o sea, en uso), si se apaga y se vuelve a encender, hay que esperar a que pase por el mismo proceso.

Hay un circuito de protección en el amplificador para protegerlo frente a los cortos que se producen al insertar o sacar el conector TRS. Si conectas (o desconectas) un TRS mientras que el amplificador está encendido, entrará en modo protección (el LED se vuelve rojo) y tendrás que esperar a que vuelva a estar listo de nuevo para poder obtener sonido. Para evitar esto, asegúrate de bajar el nivel del volumen antes de meter o sacar un TRS. También se puede apagar el amplificador para hacerlo, pero al volver a encenderlo tendrás que esperar a que pase por la fase de “calentamiento”.

Aparte de eso, regula el nivel del volumen a gusto y punto.

Diferencias principales entre CTH y P20 (sobre papel)...

Antes de continuar, quiero aclarar que estoy utilizando el CTH en su formato original, con la válvula Electro-Harmonix 6922 y la fuente de alimentación que venían incluidos. Tengo un par de válvulas que quiero probar y también tengo entendido que una fuente de alimentación lineal mejora el CTH, pero de momento no los he probado. El P20, actualmente, lleva instaladas válvulas de triple mica Reflector OTK 6N3P-E, que son las que más me gustan de momento, después de probar varias otras. 

Otra cosa a tener en cuenta es que el Loxjie P20 se vende por unos 100€ y las válvulas que llevo instaladas cuestan unos 30€. El Drop CTH está actualmente agotado pero me costó (incluido gastos de envío) unos $190 más gastos de importación, o sea, sobre unos 200€. Esto significa que el Loxjie (con el cambio de válvulas) es al menos 70€ más barato. También hay que considerar que el P20 es un amplificador totalmente balanceado, con entradas y salidas tanto balanceadas como no, sin embargo, la salida no balanceada deja mucho que desear así que solo lo utilizo en modo balanceado.

El CTH es un amplificador bastante potente, con 1W por canal (que realmente es más según mediciones realizadas), lo cual es suficiente para la mayoría de auriculares que tendrán los que se están planteando este amplificador. En comparación, el P20 específica 665mW por canal a máxima potencia, aunque eso sigue siendo suficiente para la mayoría de auriculares.

Creo que eso cubre la mayoría de diferencias en cuanto a especificaciones.



Sonido…

Primero déjame decir que estáis esperando el sonido cálido, suave y con toques de sirope, como se lee en tantos reviews de amplificadores de válvulas, ninguno de estos dos amplificadores os lo van a dar. El sonido es diferente a un amplificador de estado sólido pero las diferencias son muy pequeñas.

En comparación, por ejemplo, con el JDS Labs Atom, que utilizó como punto de referencia en la mayoría de mis reviews, el CTH suaviza un poco los extremos, siendo todo un poco menos directo, no tan afilado.

Los graves del CTH son suaves pero bien definidos, dándoles algo más de presencia pero sin que parezcan elevados ni hinchados, se mantienen controlados. El P20 si que pone algo más de énfasis en los graves pero eso también está relacionado a su impedancia mucho mayor en la salida (47 Ohmios frente a los 0.5 Ohmios del CTH).

Cuando utilizo el Sennheiser HD6XX con ambos amplificadores, el P20 parece enfocar más la parte baja, con más calidez en los graves altos y medios bajos, mientras que el CTH mueve el enfoque más hacia los medios altos, dándoles un toque más eufórico.

Los agudos son decentes en ambos amplificadores, ambos los presentan de un modo que no parecen faltar y son limpios, aunque seguramente daría un poco más de puntación al P20 en cuanto a limpieza en los agudos.

Las dos diferencias mayores entre estos amplificadores son que el P20 es un amplificador mucho más limpio, mientras que el CTH tiene mejor impedancia de salida. El P20 tiene cero ruido de fondo, dando igual los auriculares que se utilicen, incluso los IEM muy sensibles no muestran ruido alguno, mientras que el CTH si produce ruido de fondo con algunos IEMs. Por otro lado, debido a la alta impedancia de salida del P20, esto afecta los graves de muchos IEMs y auriculares de bajas impedancias, resultando en unos graves que no siempre son agradables.

Otro punto negativo es que la salida no balanceada del P20 es muy inferior a la salida balanceada, lo que significa que se necesita cableado balanceado para los auriculares y IEMs.



Conclusión…

El CTH es un amplificador económico de válvulas híbrido decente que entrega potencia de sobra y da un pequeño toque de válvulas. Me gusta tener el CTH disponible cuando quiero relajarme pero no es un amplificador que echaría mucho de menos si no lo tuviera.

La respuesta de los graves es seguramente una de las cosas que más me gusta del CTH y también funciona bien con los Ananda, suavizando un poco las cosas, pero para ser sincero, la limpieza y detalle de los Ananda es lo que me encanta de ellos, así que si quiero un sonido más suave, simplemente optaría por utilizar otros auriculares.

El P20 es un animal diferente y mientras que el “sabor a válvulas” sigue siendo mínimo, creo que la alta impedancia de salida añada a ese sabor, haciendo que parezca hacer más de lo que realmente hace. Me gusta utilizar los HD6XX con ambos amplificadores y también he modificado los DT1990 para utilizarlos con el P20.

Actualmente me quedo con los dos porque uno reside en mi mesa del trabajo mientras que el otro se queda en casa. Si tuviera que quedarme con uno de los dos, seguramente optaría por el CTH y reemplazaría el P20 con un amplificador de válvulas porque si tengo que preocuparme de la impedancia de salida pues para eso puede ir con uno OTL.

Mi próximo paso es probar algunas válvulas en el CTH y también una fuente de alimentación lineal, estoy interesado en saber qué resultados darán.

Así que, en fin, si estás buscando tu primer amplificador de válvulas híbrido, yo aconsejaría ir con el CTH al no ser que estés seguro de que vas a utilizar auriculares de alta impedancia y que se pueden utilizar balanceados.

SenyorC