Review - Reecho SG01 (Sub 50€)

Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.93 - Reecho SG01

CqTek, de hiendportable.com me ha prestado los Reecho SG01 para que pudiera probarlos y crear esta review. Por supuesto, él no me ha solicitado nada a cambio de enviarme estos IEMs, pero si quieres ver su reseña de estos IEMs, puedes encontrarlo aquí: https://hiendportable.com/2021/09/19/reecho-sg-01-review/

Esto significa que mi review seguirá la regla habitual de ser lo más imparcial y sincero posible, pero, como siempre digo, en realidad no he gastado nada de mi propio dinero para probar estos IEMs, por lo que es bueno tenerlo en mente.


Intro...

De hecho, CqTek me ha enviado algunos modelos más de IEMs para probar, por lo que estoy agradecido, ya que no había probado ninguno de los modelos que me ha enviado, ni ninguna de las marcas.

El préstamo de estos auriculares comenzó con un suscriptor de Acho Reviews que comentó que le gustaría ver una reseña de los Reecho SG03. Recordé que hiendportable.com había publicado una reseña de los SG03 (aunque no podía recordar nada sobre ellos), así que me puse en contacto con CqTek, quien accedió amablemente a enviármelos (los SG03) y también incluyó algunos modelos más al mismo tiempo, los Reecho SG01 siendo uno de ellos.

Debo decir que no sé absolutamente nada sobre estos IEMs, así que investigué un poco antes de sentarme a escribir esta reseña. Por la breve búsqueda que hice, parece que los SG01 están disponibles por poco más de 40 € (en el momento de mi búsqueda) y cuentan con un solo driver dinámico de grafeno de 10mm.

Aparte de eso, no encontré mucha información, sin leer reseñas por supuesto (lo que siempre evito hacer cuando planeo reseñar algo yo mismo). Sé que la review en hiendportable.com contiene más detalles e información, por lo que le sugiero que la visites para ver más detalles.



Presentación…

Como este conjunto de IEMs me lo ha enviado alguien que tiene exactamente el mismo problema que yo, demasiados IEMs, lo que significa demasiadas cajas, lo que significa muy poco espacio para almacenarlos todos, simplemente me envió los IEMs en su estuche de viaje con un cable que no es el original (sin puntas ni otros accesorios).

Esto significa que no puedo comentar sobre la presentación de estos IEM. Puedo decir que la forma en que me llegó, bien guardada dentro de una caja de transporte semirrígida, es algo de lo que no tengo ninguna queja 😉


Construcción y estética...

Como acabo de decir, el cable incluido no es el original, por lo tanto, solo puedo comentar sobre la construcción y la estética de los IEMs en sí (bueno, también puedo comentar sobre el cable, lo cual es bastante bueno, pero es irrelevante para el producto en cuestión).

En cuanto a los IEMs, para ser honesto, me tomó un tiempo decidir si las carcasas estaban hechas de una aleación ligera de metal o de plástico que se había pintado para que pareciera metal. Al final, estoy 99% convencido de que en realidad son un metal ligero en su totalidad.

Esto significa que son extremadamente ligeros y también los encuentro muy cómodos. El tamaño es bastante reducido y se sientan bien dentro de mi oído, casi al ras. Usando puntas de silicona, he encontrado que el sellado es muy fácil (ni siquiera he probado Xelastec o espuma en estas, lo que generalmente es un signo de comodidad inmediata para mí) y diferentes puntas resultan en ligeros cambios de sonido como es habitual, pero con ninguna de las que probé sonaba horrible.

En cuanto a la estética, me recuerdan a algo que asociaría con Fiio, con esas placas frontales onduladas. No me disgusta este look para ser sincero, es algo que rompe con el acabado liso normal pero no es demasiado exagerado ni llamativo.

En cuanto a la calidad de construcción, no sé cuánto tiempo  tienen estos IEMs o cómo han sido tratados (aunque sé que CqTek trata muy bien sus cosas) pero no muestran ningún signo de desgaste o daño, que siempre es positivo.


Sonido…

Hay ocasiones en las que determinados IEMs o auriculares me inspiran a escuchar ciertos géneros musicales, aunque el día y mi estado de ánimo también juegan un papel importante. En el caso del SG01, fueron los IEMs que elegí para volver a trabajar el 3 de enero, sin escucharlos previamente. Después de sentarme en mi escritorio para comenzar a leer los cientos de correos electrónicos atrasados, los conecté al Atom y comencé a escuchar. Después de unos 10 minutos, el SG01 me hacía sentir ganas de escuchar pop femenino.

Y quién soy yo para no estar de acuerdo con mi subconsciente? Entonces, las primeras 5 o 6 horas de mi trabajo en 2022 las pasé escuchando a personas como Alicia Keys, Destiny's Child, Macy Gray y muchas otras artistas similares, y creo que los SG01 hicieron un muy buen trabajo al presentarlas.

No todo fue perfecto, mencionaré más sobre los problemillas, pero estaba contento con la afinación y la calidad de la música que estaba escuchando, y eso fue antes de saber el precio. Ahora que sé que cuestan 40 €, debo decir que estoy impresionado.

De todos modos, comenzando con los subgraves, hay una clara caída a medida que llegamos a las notas más bajas, por lo tanto, estos no son un conjunto de IEMs que atraerá a aquellos que quieren mucho de ese retumbe bajo. Los subgraves no están totalmente ausentes, hay suficiente para apreciar que la música tiene información en los registros más bajos, pero aquellos que buscan hacer cosquillas a sus tímpanos deberán buscar en otra parte.

En los rangos de graves medios / altos, encuentro que la presencia es un poco al norte de neutral para mi preferencia. Sin embargo, aunque hay demasiada presencia en esta área, los SG01 aún logran ser suaves y es solo en ocasiones cuando estos graves adicionales se notan. Por ejemplo, el comienzo de “No One” de Alicia Keys es demasiado y puede parecer que está a punto de distorsionarse.

La transición de los graves a los medios también se ve afectada debido a esta presencia adicional de medios graves y medios bajos, con los graves claramente sangrando hacia los medios en las pistas que están algo moviditas en esas zonas. Al escuchar música simple, acústica y vocal, este embarrado no es demasiado evidente, pero cuando se pasa a pistas que están un poco más ocupadas en esas regiones, se vuelve un poco saturado. La sensación es muy similar a cuando estás en un lugar escuchando música en vivo y terminas justo en el lugar equivocado para esas notas de 300Hz. La diferencia es que en un lugar en directo puedes dar algunos pasos hacia los lados y resolver el problema, mientras que con los SG01, no puedes solucionarlo de esa manera.

Los medios en sí también son bastante suaves, sin problemas reales hasta que llegamos al más alto de los medios, la marca de 2kHz a 3kHz. Alrededor de esta zona encuentro que los SG01 están afinadas muy similares a las Yuan Li que tanto me gustan, sin embargo, los SG01 aumentan esta zona más que las Yuan Li, y esto puede presentar cierta sensación de brusquedad dependiendo de la canción. Este aumento funciona bien para devolver la presencia a las voces, y en las voces que no son bruscas en esas frecuencias de 3 kHz, funciona muy bien y da una agradable claridad a las voces. Sin embargo, cuando se encuentra con una voz demasiado caliente en el rango de 3 kHz, los SG01 hacen que se vuelva bastante áspero en las notas que se centran alrededor de esas regiones. Es una pena porque esto es algo que me llama mucho más la atención que si el pico estuviera en otro lugar. Hay ocasiones en las que la brusquedad surge de la nada y llama la atención, para volver a desaparecer cuando el daño ya está hecho (es decir, cuando ya me ha llamado la atención).

Pasando a las frecuencias más altas, las encuentro bastante suaves y bastante aireadas para un solo driver. Hay una extensión decente en el extremo superior, pero no elevado, lo que significa que mantiene la suavidad que encuentro constante en estos IEMs, excepto cuando surge el problema de 300Hz o 3kHz. No encuentro estos IEMs sibilantes, al menos en pistas que no son demasiado sibilantes en sí mismas. Por ejemplo, “Code Cool” se escucha bastante bien en estos IEM, lo cual es una buena guía.

En cuanto a la anchura de escena, encuentro que el SG01 es en realidad más grande que la media que espero de los IEMs. Hay una cantidad decente de espacio que, junto con esos agudos suaves y extendidos, da espacio para que la música respire y para que haya espacio entre los instrumentos. No diría que estos SG01 son los IEMs más detallados que he escuchado, ni que son increíbles para colocar esos detalles con precisión milimétrica, pero no son algo de lo que realmente pueda quejarme, hay IEMs mucho peores por ahí en este sentido (algunos a precios mucho más altos).


Conclusión…

Los SG01 están muy cerca de alcanzar mi afinado preferido para IEMs, si solo se resolvieran esas elevaciones de alrededor de 300Hz y 3kHz. No es necesario eliminarlos, en absoluto, solo deben reducirse ligeramente. De hecho, si esas dos zonas (digamos 100Hz a 300Hz y 2kHz a 4kHz) se redujeran ligeramente, los SG01 serían casi idénticos al Yuan Li a menos de la mitad del precio.

Tal como están las cosas, esos picos en realidad no afectan a toda la música, puedo pasar horas escuchando ciertos artistas y géneros sin ningún efecto negativo, pero luego, con otro artista o género, los picos de repente se vuelven notables, al menos para mí. Supongo que también se debe al hecho de que 100Hz a 300Hz es un rango de frecuencia en el que me concentro mucho debido a que soy bajista y el rango de 2kHz a 4kHz es algo en lo que me enfoco mucho debido a mi preferencia por la música orientada hacia las voces. Esto significa que estos dos picos probablemente se destacan más para mí que para otras personas.

Honestamente, aparte de eso, no tengo ningún problema con los SG01. Los encuentro cómodos, parecen bien construidos, la afinación está dirigida a mis preferencias, no sufren la caída de un solo DD en los registros superiores... en general son un conjunto decente de IEMs por alrededor de 40 €.

No voy a ir corriendo a comprar unos, pero estoy contento de haber podido probarlos y sin duda prestaré más atención a Reecho como marca.