Review - Strauss & Wagner EM205 (sub 50€)

Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.71 - Strauss & Wagner EM205

Los Strauss & Wagner EM205 me han sido enviados sin coste por Audio46 como uno de un grupo de reviewers elegidos para recibir la muestra. Sus 2 condiciones eran que la review estuviera publicada en un plazo máximo de 14 días desde el momento de recibir el producto, y que la review se debía publicar primero en este hilo de Head-Fi antes de publicarla en otros sitios. Por desgracia, los IEMs se retrasaron debido a la empresa de transporte (qué sorpresa!) y no los he recibido hasta hace un par de semanas, un mes después del envío.

Aparte de eso, Audio46 no ha solicitado nada más, así que mis opiniones seguirán el camino habitual de ser tan honesto e imparcial como me sea posible.

Aunque no me lo han solicitado expresamente, aquí dejo los enlaces (no-afiliados) a su tienda y al producto...

Audio46 tienda: https://audio46.com/

Wagner & Strauss EM205:  https://audio46.com/products/strauss-wagner-em205-earphones-with-3-5mm-connection-and-mic-remote

Intro…

Siendo totalmente sincero, no tenía ni idea de lo que iba a recibir cuando me ofrecieron los W&S EM205. No he visto ni leído ninguna reseña de ellos pero decidí echar un vistazo a la página web para ver algunas especificaciones antes de publicar esta review pero, la verdad es que, hay más especificaciones publicadas en la caja que en su página web.

Según la caja, son un solo driver dinámico de 9mm (bueno, no especifica DD en la caja pero desde luego que suenan a DD), con una impedancia de 32 Ohmios y una sensibilidad de 108dB.

Esto los hace unos IEMs bastante fáciles de mover, sin embargo, cuando los empareje con uno de mis teléfonos que utilizo como DAP en ocasiones, se notaba una pequeña falta de claridad que mejora (ligeramente, pero más sobre eso en un momento) cuando los he emparejado con algo tan simple como el Apple Dongle.

Hay que notar que no he utilizado estos IEMs conectados a un amplificador como suelo hacer (normalmente el Atom en el caso de los IEMs, debido a que no me gusta conectar cables con micrófonos en línea sin un adaptador (que no tengo a mano en estos momentos), y como el cable es fijo, no podía cambiarlo por otro cable.

Dicho de otra manera, todas mis impresiones han sido con el Apple Dongle, conectado a un teléfono Android utilizando UAPP, con puntas incluidas y el cable original (obviamente).



Presentación…

Los EM205 llegan en una caja blanca muy sencilla, con algunas imagenes en blanco & negro, junto con algunos detalles y especificaciones (como he dicho, más que en su web). El envoltorio me recuerda mucho a los IEMs que encontrarías en venta en tiendas como “Ale-Hop” (los de España entenderán esta referencia) o incluso en “Tedi” (la mayoría de europeos entenderán esta). Que quede claro que esto no es una queja, estoy muy a favor de ahorrar en empaquetado para invertirlo en el producto en sí.

Dentro de la caja encontramos los IEMs, una bolsa para el transporte y un par de juegos extra de silicona (3 en total, incluyendo los que vienen instaladas). No se incluye gran cosa y sé que estamos hablando de unos IEMs de $40, así que no debemos esperar mucho, pero en comparación con otros productos a precios similares, se podría considerar que anda algo corto de contenidos.

Esto obviamente no es un problema si el dinero se ha invertido en la calidad de los IEMs y, más importante, el sonido.

Construcción y estética...

Estos son unos IEMs pequeños, parecidos en su forma a algunos como los Tanya o E500 (más cortos que los E500 pero algo más gruesos que los Tanya). Esto los hace unos IEMs cómodos que se pueden llevar con el cable hacia arriba o hacia abajo, aunque encuentro que llevarlos con el cable hacia arriba acerca el controlador/micro demasiado a la oreja (esto dependerá obviamente del tamaño de la oreja de cada uno).

Las carcasas de los IEMs, aunque sean de plástico, parecen bien construidos y que aguantarían fácilmente las rutinas diarias, no parece que tendrían problemas con vivir en un bolsillo o mochila, especialmente dentro de su bolsa de transporte.

El cable en sí está bien, no es el mejor pero es adecuado para el uso diario. Es un cable sencillo, recubierto de goma, que tiende a liarse a veces, pero desde luego que no es el peor cable que he recibido. Esto es bueno visto que, como he dicho, el cable es fijo, o sea, no lo vas a sustituir sin estañar.

Hay un micrófono y un pequeño controlador en el cable, con tres botones para controlar lo básico de la reproducción de música, como vol +, vol -, play/pause etc. Encontré que el botón de play/pause (el botón central) también sirve de “prox. pista” cuando se pulsa dos veces, sin embargo, no encontré manera de hacer pista previa, al menos utilizando UAPP.

En general, la construcción y confort es bastante satisfactorio para el precio de los EM205, nada espectacular pero tampoco nada de que quejarse.



Sonido…

Colocando los EM205 y pulsando play por primera vez era como ser transportado hacia atrás en el tiempo, a un lugar donde unos JVC o Sennheiser eran muy divertidos, de vuelta a los tiempos cuando los IEMs solo se encontraban en los escenarios y todo lo demás eran simplemente auriculares, independientemente del hecho de cómo se colocaban.

Ahora, antes de que asumas que me estoy quejando de estos auriculares y diciendo que suenan como algo de hace 15 años, eso no es lo que estoy diciendo. Me refiero más al afinado que encontrarías en 90% de los IEMs que se venden a los que no viven en el mundo audiófilo, un mundo donde unos IEMs JBL de 30€ son geniales porque son JBL. De nuevo, no estoy atacando los IEMs! Esas personas seguramente disfrutan más de su música que algunos (muchos) audiófilos y están felices con lo que oyen, lo cuál es lo más importante de todo esto, disfrutar de la música.

Así que, sin desviarme más del asunto, la razón por la que menciono esto es que siento que el afinado de los EM205 es muy similar a ese afinado “seguro de consumidor” que se encuentra en tantos otros productos vendidos en masa a precios similares Esto no quiere decir que es malo, mi hijo, por ejemplo, seguramente sería muy feliz con ellos, simplemente es un afinado que no me atrae. Por suerte no está tan exagerado en los graves como algunos otros IEMs que he probado.

Empezando con los subgraves, hay mucho retumbe allí, de hecho, escuchando "Chameleon", me daba la sensación de que mis oídos estaban siendo envasados al vacío en ocasiones. Hay suficientes subgraves para que los puedas sentir realmente dentro de los oídos, como una pista de baile en miniatura dentro del canal auditivo.

Pasando al resto de las frecuencias graves, estas son una extensión de los subgraves y no se pueden considerar, para nada, con falta de graves. Si, he probado algunos IEMs con graves exagerados que eran mucho peores pero eso no cambia el hecho de que el afinado de los EM205 tiene demasiados graves para mi gusto. La verdad es que pueden ser impresionantes durante un par de canciones de EDM pero en poco tiempo me saturo y me entra fatiga de tanto grave. No me malinterpretéis, no soy anti-graves, al fin y al cabo soy bajista, pero prefiero no tener que pelearme a través de los graves para apreciar el resto de frecuencias.

Y el resto de las frecuencias está allí para ser apreciados, pero los graves se sobreponen a ellas. En la parte baja de los medios, siguen habiendo graves medios sangrando hacia ellos, haciendo que parezcan algo congestionados en los medios bajos. A esto no le ayuda el hecho de que hay una bajada de presencia en los medios, haciendo que las voces e instrumentos centrados en los medios, se empujen detrás de esos graves, teniendo que luchar para hacer notar su presencia. Una reducción de graves con ecualización si ayuda un poco a que vengan hacia delante pero sin EQ, varían entre poco presentes y demasiado lejos. Por ejemplo, la canción “Make Noise” de Busta Rhymes & Lenny Kravitz, tiene las voces que ya sufren de poca presencia en un sistema neutral, con los EM205, las voces están casi ausentes.

Pasando hacia los medios altos y hacia los agudos, la verdad es que no hay ninguna elevación notable que al menos devuelva algo de perfil en “V” (aunque no soy gran fan de los “V” exagerados de todas formas)  y simplemente continúan con la misma falta de presencia que en los medios. Tampoco hay gran extensión, así que no hay mucho “aire” que pueda ayudar a que el sonido “respire” un poco.

Las buenas noticias es que la sibilancia no existe, ni tampoco la brusquedad. Si no te molestan los graves elevados, puedes empujar estos IEMs muy altos sin brusquedad (aunque sí que encontrarás algo de distorsión y probablemente daño auditivo si llegas a ese nivel :) ).

La anchura de escena está sobre la media de unos IEMs en este rango de precios, con colocación de imágenes también sobre la media. No es terrible pero los graves añaden a la sensación de ser estrechos (para mi personalmente).



Conclusión…

Seguramente ha quedado claro que no he disfrutado de los Strauss & Wagner EM205, y esta review probablemente se interprete como bastante negativa, que supongo que es cierto, pero está mucho más relacionado a mis preferencias de sonido que a los IEMs en sí. Si eres alguien que disfruta de este afinado, que son muchos, es una alternativa mejor a algunas de esas ofertas de supermercado que cuestan lo mismo, tienen peor rendimiento y aún más graves.

El embalaje, y los IEMs, parece que encajaría bien un una estantería de una tienda multiprecio o en una librería, pero personalmente siento que rinden mejor de lo esperado se los encontraras en semejante lugar. Son unos IEMs que un gran porcentaje de la población disfrutaría, conectados directamente a sus teléfonos y con un micro para las llamadas ocasionales.

Personalmente, debido a que estos IEMs tienen un afinado que no disfruto, hace que sea difícil enfocarme en los puntos buenos mientras intento ignorar los malos.  Es como intentar enfocar el sabor de la lechuga de una hamburguesa de 500 gramos con una carne de la que no te gusta el sabor.

SenyorC