Review - Koss KPH40 (Utility Series)

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.98 - Koss KPH40 (Utility Series)

Koss me ha enviado muy amablemente los KPH40, junto con los KEB90 y los cables de la serie “Utility”. La review de hoy se centrará en los KPH40, con y sin el cable Utility, y mencionaré los IEMs en otra review independiente.

Koss no me ha pedido nada en concreto, ni siquiera que publique enlaces. De hecho, la serie Utility aún no está disponible en Europa, aunque Koss me informa que estarán disponibles en un futuro muy cercano y tendrán un precio de 64,99€ para los KPH40, 89,99€ para los KEB90 y 69,99€ (que no no tengo actualmente).

Los cables Utility, de los que hablaré también en esta review, funcionan con todos los modelos y están disponibles con conectores USB-C y Lightning. Estos tendrán un precio de 49.99€

Puedes encontrar más información sobre todos estos en el sitio oficial de Koss aquí: https://koss.com/collections/utility-series


Intro…

No creo que nadie que haya pasado algún tiempo en el mundo de los auriculares pueda haberlo hecho sin que la marca Koss apareciera en el radar. Incluso mi padre, que no es fan de los auriculares, tuvo unos PortaPro durante mucho tiempo, mucho antes de que me interesara seriamente en los auriculares.

En mi caso, aunque tengo muchas opciones para elegir, tengo que decir que Koss sigue siendo la marca que más tiempo de oído ocupa. Básicamente, tengo unos PortaPro, KSC75 (con diadema de PP) o KPH30i en cada posición en la que paso tiempo. La mayoría de ellos están conectados a dongles de Apple, lo que los convierte en mis auriculares de "agarrar rápido" para el consumo de multimedia simple y, lo que es más importante, largas llamadas de conferencia en las que necesito usarlos durante horas y horas sin descanso.

También pasan mucho tiempo en mi cabeza entre llamadas, solo para escuchar música sin tener que cambiar los auriculares, ofreciendo un sonido muy agradable que diría que es impresionante para su rango de precios.

De todos modos, puedes ver mis reseñas completas de los PortaPro, KSC75 y KPH30i (haciendo clic en cualquiera de ellas). El enfoque de hoy está en los KPH40, parte de la nueva serie "Utility", que me parece un gran anuncio, ya que es una nueva incorporación a este estilo de auriculares de Koss, uniéndose a los otros modelos que existen desde hace 5 años, en el caso de los KPH30i, o décadas en el caso de los PortaPro.


Presentación…

La presentación no ha cambiado, todavía sigue el empaquetado simple que Koss usa en la mayoría (todos?) de sus auriculares. Es una caja blanca simple, con una imagen de los KPH40 que se muestra en la portada, con otra información básica distribuida alrededor de la caja.

En el interior recibimos los KPH40 bien sujeto y bien protegido para el envío, junto con el cable normal de 3,5mm. Sí, Koss ha agregado cables desmontables a la serie “Utility", lo cual es genial, incluso si es un poco diferente de lo que la gente puede esperar cuando escucha "cable desmontable", pero, de nuevo, Koss ha demostrado continuamente a lo largo de los años que les gusta hacer las cosas a su manera.

El cable “Utility” se envía por separado ya que se compra por separado. Esto se presenta de manera similar, con un empaquetado simple y una buena protección para el envío.

Básicamente, Koss envía su serie Utility (al igual que con otros auriculares) en un embalaje destinado a proteger el artículo durante el envío y luego reciclarlo tan pronto como se haya abierto. En mi opinión, esto es excelente, mantiene bajos los costos de empaquetado, y además reduce el uso de plásticos en el embalaje.


Construcción y estética…

Siempre dejo también mis impresiones de confort en la sección de "Construcción y estética" y esta vez solo necesito decir una cosa...

Estos son los auriculares más cómodos que he usado jamás!

Sí, son así de cómodos.

La diadema minimalista es extremadamente ligera, los drivers son pequeños y hay mucho ajuste para las orejas de cada persona. A veces olvido que estoy usando los PortaPros y me siento con ellos en la cabeza durante períodos prolongados sin escuchar nada, así de cómodos son los PortaPros. Bueno, pues los KPH40 simplemente aumentan el nivel de confort en una cantidad bastante significativa.

Sé que el confort es algo muy personal, pero en realidad he puesto los KPH40 en la cabeza de varias personas y cada una de ellas dijo "es como no llevar nada".

En cuanto a la calidad de construcción, nunca me ha inspirado mucho la construcción de Koss, pero tampoco he tenido ningún problema, por lo que no puedo quejarme de ellos. En el caso de los KPH40, la construcción sigue siendo muy simple, pero la diadema es definitivamente un paso adelante, al menos eso me parece. Se ha utilizado una banda metálica muy sencilla, con un sistema de ajuste en los laterales, similar al sistema en los KPH30i pero con piezas metálicas que inspiran mucha más confianza.

El aspecto de la diadema también es genial en mi opinión. Quiero decir, es difícil convertir una delgada banda de metal en algo interesante, pero el color utilizado y los logotipos, etc. hacen un buen trabajo al darle un estilo un poco mejor construido y más moderno.

Las almohadillas también son un paso adelante con respecto a los modelos anteriores, ya que son un poco más gruesas y cómodas. El único otro modelo de Koss que tengo que todavía usa almohadillas originales son unos KSC75 que tengo como referencia y encuentro que las almohadillas de los KPH40 son mucho mejores.

El cable, que es desmontable desde el punto donde se divide el cable, es un cable plano y en realidad me gusta bastante. Se siente bien, no es microfónico y funciona según lo previsto. Ok, no es un cable boutique, pero diría que sin duda está un gran paso por encima de los cables de la serie anterior.

Hablaré más sobre el cable en la sección de funcionalidad, pero para que quede claro, los KPH40 tienen un cable fijo en cada driver (no extraíble) pero luego tienen un conector hembra donde estará la división en un cable normal. En la caja se incluye un cable simple de 3,5mm TRS a TRRS de 2,5mm, este cable se puede cambiar por el cable Utility, pero nuevamente, hablaré más de esto en un segundo.


Funcionalidad…

Sé que una sección de "funcionalidad" en una review de unos simples auriculares no es algo habitual, pero necesito mencionar un poco sobre el cable Utility, que es un aspecto muy importante de esta serie, en mi opinión.

Como acabo de mencionar, Koss ha utilizado un sistema que permite cambiar la mitad inferior del cable. Esto permite cambiar el cable con terminación de 3,5mm incluido por un cable Utility, terminado en USB-C o Lightning, que contiene un micrófono y un DAC dentro del cable.

Como también he mencionado, tengo bastantes pares de Koss con dongles de Apple, lo que me permite conectarlos a casi cualquier cosa, brindándome un auricular de comunicación y escucha decente. La adición del cable Utility básicamente hace lo mismo.

Donde el cable Utility difiere de algo como el dongle de Apple es que tiene un micrófono en línea incorporado, junto con algunos controles básicos como vol+/vol-, play/pause, etc. Estos controles son simples balancines de goma que tienen una sensación robusta y funcionan bien tanto en Android como en PC. El micrófono en línea también tiene la calidad suficiente para usarse para llamadas sin quejas. He pasado bastante tiempo en llamadas y usando el KHP40 durante la última semana más o menos no me ha traído ninguna queja de los demás.

El conector hembra que va montado en la parte fija del cable KPH40 es un TRRS hembra, que en realidad permite que los auriculares funcionen balanceados. Sin embargo, el pinout no es un pinout estándar, por lo que cualquier persona que haga cables de bricolaje para esto deberá investigar primero. No tengo idea si Koss planea lanzar un cable balanceado para la serie Utility pero, para ser totalmente honesto, no veo la necesidad de usar estos auriculares balanceados (aunque eso no significa que mucha gente no compraría un cable balanceado si estuviera disponible).


Sonido…

(*cualquier canción mencionada en esta review es un enlace, como siempre, que se puede pulsar para escuchar la canción en tu plataforma de streaming preferido)

Permíteme comenzar diciendo que he realizado algunas pruebas A/B entre el cable Koss Utility (USB-C) y el cable normal de 3,5mm incluido junto con el dongle de Apple, y realmente no puedo notar la diferencia. Hay ocasiones en las que creo que sí pero luego cambio y ya no me convence. No hay forma de que yo los diferencie en una prueba a ciegas.

Este es un gran cumplido en mi opinión, ya que el dongle de Apple es un DAC bastante bueno y compite con otros dongles que cuestan 10 veces más. Que el cable Utility no sea un paso hacia atrás significa que también es un DAC con un sonido decente y hace justicia a los auriculares. Además, el hecho de que no pueda notar la diferencia es una señal de que no se ha utilizado la corrección DSP en el cable Utility, por lo que no es una compra "obligatoria" como lo es con algunas otras marcas que no nombraré.

Entonces, mis impresiones han sido con ambas configuraciones, además de ejecutarlo desde mis configuraciones habituales, aunque la mayoría del uso ha sido con el cable Utility.

También tengo que mencionar que todos mis modelos Koss actualmente usan Yaxi Pads y lo han estado haciendo durante bastante tiempo. Esto significa que mis impresiones actuales de esos modelos son usando almohadillas Yaxi, que tal vez no sea una comparación directa. Sin embargo, todas mis reviews han sido con las almohadillas incluidas, antes de probar las almohadillas Yaxi, por lo que es justo que los KPH40 sean reseñados de la misma manera. Probaré las almohadillas Yaxi una vez que haya terminado esta review y publicaré una actualización rápida en un futuro cercano si siento que cambian las cosas lo suficiente como para ser relevante (algo que hicieron en todos los modelos anteriores en los que las probé). ).

De todos modos, el sonido...

La región de los subgraves se cae, como era de esperar. Estos son pequeños auriculares supraurales, sería una gran hazaña si sacaran una gran cantidad de subgraves. Pasándolos por la prueba de estrés de subgraves habitual, suenan notablemente atenuados, pero diré que aún así logran sonar limpios. Muchas veces, al esforzar un controlador para que reproduzca frecuencias que no están en la zona para la que está diseñado, dará como resultado un sonido que sufre y causará un sinfín de distorsiones y problemas. Simplemente intenta aumentar los 40Hz en un altavoz de estantería normal y luego sube el volumen, no sonará bien. Sin embargo, los KPH no se desmoronan incluso cuando se les presiona. Subí el volumen muy por encima de mis niveles de escucha habituales y me quedé sorprendido de que “Chameleon” no los hiciera sufrir.

Los graves medios están más presentes y, de hecho, son en parte responsables de la calidez que presenta el perfil de sonido en general. Definitivamente diría que la firma general apunta más a los PortaPro que a los KSC75, con más calidez y menos enfoque en el registro superior. Esto funciona bien con una gran cantidad de bajos y guitarras eléctricas, dando un agradable y cálido extremo bajo al pop/rock suave y otros estilos centrados en lo eléctrico.

Sin embargo, los graves no parecen estar tan detallados o enfocados en relación a otros modelos de Koss mencionados. Los graves parecen estar un poco suavizados y aunque esto puede funcionar bien para escuchar BGM, descubrí que me faltaban detalles una vez que prestaba atención.

La transición a los medios bajos no está hinchada ni embarrada, pero sigue ese ligero sonido cálido con un poco de falta de detalle. Por ejemplo, “Give Me One Reason” de Tracy Chapman, suena muy bien al escucharla en los KPH40, con un bonito timbre de guitarra, sin embargo, “Killing in the Name” no le va tan bien.

El rango medio está bastante equilibrado, pero encuentro que en ciertas canciones, las voces pueden dar un paso atrás cuando están sucediendo muchas cosas. Esto no ocurre con regularidad, pero lo he notado en ciertas canciones, como "Killing in the Name" que acabo de mencionar.

Para la mayoría de la música simple acústica y vocal que escucho, no me puedo quejar, los KPH40 hacen un buen trabajo al presentar la música de una manera relajada y suave, sin embargo, hay ciertas canciones que me suenan un poco apagadas en el rango vocal, siendo "Whole Lotta Love" un ejemplo.

Pasando al extremo superior de los medios, nuevamente, la presencia es buena en la gran mayoría de la música, pero encuentro ciertas canciones, o ciertos artistas, que se pierden un poco en la mezcla. Esto es algo que parece destacarse más en las pistas que tienen múltiples guitarras eléctricas, parece que las guitarras simplemente se echan hacia delante un poco más que las voces.

Dirigiéndose a los registros más altos, no hay sibilancia de la que hablar cuando se usa la prueba habitual de "Code Cool", sin embargo, hay un pico en algún lugar alrededor de la marca de 5kHz que a veces puede parecer un poco brusco. Me pregunto si este pico de frecuencia tiene algo que ver con la presencia adicional de guitarras frente a las voces, sin embargo, sin mediciones exactas y EQ, continuaré sin respuesta por ahora.

Las frecuencias más altas no se extienden tanto como podrían, o mejor dicho, siento que la firma sonora del KPH40 le quita sensación de aire y extensión. No es que no haya agudos, los agudos están ahí, solo que están ligeramente enmascarados por la afinación general.

La escena sonora es tan buena como en cualquiera de los otros modelos de Koss que he tenido el placer de probar. No es la escena sonora más amplia del mundo, pero tiene suficiente espacio para respirar y, aunque lo consideraría más bien del lado "íntimo", no se siente cerrado. La ubicación de las imágenes dentro de la escena también es aceptable. Las capas son muy identificables si prestas atención, pero los detalles no saltan y te atrapan, no buscan atención.


Conclusión…

Siento que hay muchas cosas buenas en los KPH40, aunque también hay un par de cosas que no me terminan de convencer, sobre todo en lo que respecta al sonido, más específicamente al sonido con cierta música.

En cuanto a la construcción, estos realmente se sienten como un paso adelante en comparación con otros modelos, con un confort que realmente es insuperable. No me quejaría si tuviera que llevarlos en la cabeza durante 16 horas al día. Son un excelente conjunto de auriculares para la oficina y los recomendaría encarecidamente a cualquier persona que necesite usar auriculares todo el día (como en los centros de llamadas etc.). El micrófono también es decente. Pensé que podría sufrir por estar más alejado de la boca que en otros modelos, pero no ha sido así.

El cable Utility es una muy buena idea y, aunque puede que no sea de la manera que esperábamos, no tengo quejas sobre la calidad o la funcionalidad del sistema. De hecho, no tengo quejas sobre los KPH40 con respecto a la calidad.

Si hay algún lugar en el que no estoy 100% convencido, es en la categoría de sonido. Ahora, no estoy diciendo que los KPH40 no sean unos buenos auriculares por el precio, ciertamente lo son, sin embargo, se enfrentan a una dura competencia con ellos mismos.

Con respecto a mi sonido favorito de los modelos Koss que he mencionado a lo largo de la reseña, mi clasificación es KSC75 (en la diadema PortaPro) > KPH30i > PortaPro.

Obviamente, esa es una opinión muy subjetiva, que no es compartida por una gran cantidad de personas que probablemente los calificarían de otra manera, pero así son mis preferencias.

En el caso de los KPH40, los ubicaría entre los KPH30i y los PortaPro, estrictamente en términos de sonido. Esto también depende mucho de la música, donde un poco de rock pesado hará que pierda mi preferencia por ellos, algo de música acústica y vocal la recuperará rápidamente.

Si hablamos de construcción, confort, etc., fácilmente clasificaría a los KPH40 por encima de cualquiera de esos tres.

No tengo ninguna duda de que los KPH40 tendrá mucho uso en mi caso, al igual que con todos los modelos Koss que tengo, y ahora estoy intrigado de ver qué cambios pueden traer las almohadillas Yaxi.