Review - Sivga Robin SV021

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.105 - Sivga Robin

Los Sivga Robin SV021 me han sido prestados por Keydis, distribuidor oficial de Sivga y Sendy Audio (su marca hermana) en España. No han hecho ninguna solicitud y mi review será lo más honesta e imparcial posible, pero vale la pena señalar que probar estos auriculares no me ha costado nada.

Keydis no vende directamente al público pero puedes encontrar los Robin a través de las siguientes tiendas en España: https://www.keydis.es/comprarsivga.html


Intro…

Voy a empezar siendo totalmente honesto, no pensaba que me iban a gustar los Sivga Robin. Estos no son unos auriculares de los que no sepa nada, de hecho, he leído muchas reseñas y he visto muchos gráficos de ellos, lo que me llevó a creer que no sería fan de ellos. Sin embargo, aunque esto es un poco spoiler, en realidad he descubierto que los disfruto, incluso si son exactamente como esperaba que fueran.

Ahora, no es que haya escuchado ni leído cosas malas sobre ellos, solo que las descripciones y los gráficos me señalaban unos auriculares que realmente no se alinean con mis preferencias personales. Entraré en más detalles a medida que avancemos en los pasos habituales de la reseña.

En el caso de que alguien no se haya encontrado con Sivga antes, son la marca más económica de Sendy Audio, una compañía que ha lanzado algunos auriculares muy interesantes. He revisado otro modelo de Sivga en el pasado, los Phoenix (revisión completa aquí) y también un conjunto de su línea más premium, los Sendy Audio Peacock (revisión completa aquí). Ambos auriculares son conjuntos que brindan un aspecto muy premium, con el uso de cuero y madera, algo que también tienen los Robin.

Pero me estoy adelantando, así que sigamos con la reseña.


Presentación…

La presentación de los Robin no es nada especial. Se abre una caja negra con un boceto del producto en la tapa para revelar los auriculares, un cable TRS de 3,5mm a TS dual de 2,5mm, un adaptador de 3,5mm a 6,35mm y una bolsa de tela.

Esta no es una gran cantidad de contenido, ni es realmente una presentación premium, pero es suficiente para permitir que los auriculares se puedan usar directamente desde la caja y, seamos sinceros, para un juego de auriculares que se vende por menos de 170€, yo realmente no me atrevo a quejarme. Como siempre, prefiero que se gaste el dinero en los auriculares que en el embalaje.


Construcción y estética…

Al igual que con otros modelos, Sivga opta por una construcción con copas de madera, con diadema y almohadillas cubiertas de cuero (de imitación?).

Los Robin también están disponibles en un acabado de cuero y madera más claro, sin embargo, la versión que he recibido es una madera teñida oscura (que en realidad no es tan oscura como sugieren las fotos en la web) y cuero negro. Las horquillas y la banda para la cabeza son de metal, acabados en un gris oscuro, que funcionan bien para darles a los auriculares una apariencia general que, en mi opinión, sugiere un precio más alto de lo que realmente cuestan.

Hay algún pequeño crujido al mover la banda para la cabeza, nada terrible, pero se nota, y desafortunadamente no hay giro en las copas, algo que puede ser un factor decisivo para algunos, pero en realidad está bastante bien contrarrestado por las almohadillas.

Las almohadillas son las más suaves y cómodas que he encontrado en unos auriculares. Realmente son suaves y blandos, hasta el punto en que sigo haciendo que la gente los toque. Esto significa que el sellado es bueno, incluso sin giro de copa, pero también significa que el confort es excelente. Incluso recién sacados de la caja, al ponérmelos en la cabeza sentí que los había estado usando desde siempre, en el buen sentido! Es como un viejo par de pantuflas que son simplemente perfectas.

En general, cualquier queja que podría haber tenido sobre problemas de construcción (menores) se ve superada por la estética y la comodidad. Estos son realmente un placer de llevar.


Sonido…

Como he dicho al principio, estaba seguro de que no me iban a gustar, según los gráficos y las descripciones de otros reviewers. Lo extraño es que, aunque suenan como esperaba, no me desagradan, de hecho, encuentro que me hacen sentir muy relajado tan pronto como me los pongo.

La extensión de subgraves de los Robin es buena pero no exagerada. No hay señales de caída en ninguna de mis pistas de prueba habituales, pero tampoco hay ningún impulso, bueno, al menos en comparación con el extremo inferior de los graves medios. Estos auriculares tienen un extremo grave bastante elevado en general, que comienza a caer alrededor de la marca de 200Hz a medida que avanzan hacia los medios bajos.

Temas como "Way Down Deep", tienen un bajo profundo y completo, con algunos golpes que pueden ser un poco abrumadores, al menos para mi gusto personal, pero puedo ver que estos graves serían impresionante para muchas personas que conozco a las que les gustan las afinaciones centradas en graves. Algo un poco más orientado al pop, como "Get Lucky", todavía tiene esos graves extra, pero de alguna manera se las arregla para evitar que se apodere de todo el sonido.

Este extremo grave elevado le da a los auriculares un poco de calidez, pero a medida que descienden y se mueven hacia los medios inferiores, no parece volverse demasiado hinchado e indefinido. El bajo no es tan claro como me gustaría, especialmente porque principalmente escucho auriculares planar-magnéticos últimamente, pero no me irrita. A veces, cuando escucho auriculares con este tipo de graves, encuentro que todo parece lento y perezoso (aunque no sea el caso), pero los Robin realmente no me dejan con esa sensación.

Los medios bajos están bastante hundidos, pero comienzan a subir de nuevo en la marca de los 600Hz, nivelándose entre 1 kHz y 4 kHz, aunque a un nivel más bajo que en las zonas graves. Esto significa que las voces están presentes pero no echadas hacia adelante. De hecho, hay una suavidad general en las voces excepto por un pico (alrededor de 5kHz) que puede hacer que ciertas voces suenen un poco "honky".

Mi selección de música habitual orientada hacia instrumentos acústicos en realidad se escucha bastante bien, aunque no es algo que yo consideraría tonalmente correcto, tiene una presentación agradable, redondeada y relajada. Por ejemplo, “Hotel California (Live on MTV)”, se presenta con guitarras bastante limpias y articuladas, aunque un poco cálidas. Los golpes de percusión durante la introducción son un poco retumbantes de más cuando comienzan solos, pero equilibrados con el resto de los instrumentos, ya no acaparan la atención.

Pasando a los rangos más altos, la extensión es buena, pero nuevamente parece suave, sin parecer muy aireado o espacioso. Las voces en "Hallelujah" de The Pentatonix, a veces están demasiado rodeadas por los coros, pero he descubierto que no odio el resultado. Esto es algo que sucede dependiendo de las voces, otro ejemplo sería “These Bones”, donde las voces más profundas se adueñan del espacio.

Hay algunas ocasiones en las que hay demasiado "mordisco" dependiendo de las frecuencias, lo que puede llevarme a bajar el volumen en ocasiones, pero para ser totalmente honesto, estos auriculares tienden a hacerme subir el volumen un poco. más de lo usual. En mis niveles de escucha normales, el pico extraño no parece aparecer excepto en canciones muy específicas.

La escena sonora es bastante pequeña. No es terrible, recuerda que estos son auriculares cerrados, pero tampoco es extremadamente ancha. La presentación general de imágenes y capas es decente pero no sorprendente. A riesgo de repetirme otra vez, todo es bastante suave.


Conclusión…

Los Sivga Robin son unos auriculares que yo consideraría un placer malvado para mí. Suenan tal como hubiera esperado que sonaran, según gráficos y reseñas. Para usar palabras que no tienen sentido, diría que son “cremosos con un poco de picante”.

Los graves están mucho más elevados de lo que me gustaría, la recesión en los medios bajos es algo que no elegiría, y el pico alrededor de los 5k es algo que evitaría.

Sin embargo, me gustan.

Hay algo en ese sonido cremoso y suave, con esas almohadillas extra suaves, que me hace relajarme cuando me los pongo en la cabeza. Ciertamente no son un juego de auriculares que elegiría para evaluar la música, ni para centrarme en los detalles y las capas y todas esas cosas que normalmente disfruto de los auriculares, son solo un juego para ponerme, subir los pies en alto y relajarme.

He dicho muchas veces que no soy alguien a quien le guste los graves demasiado presentes, ni los perfiles de sonido extra cálidos, y esto es básicamente todo lo que diría que no disfruto, pero lo disfruto.

Toda la configuración, desde la construcción hasta el confort y el sonido, se puede recopilar en una palabra, suave (tal vez excepto por esos picos que pueden aparecer en los rangos superiores a veces). Incluso el sonido "honky" en los medios superiores/agudos inferiores no es algo que reste valor al paquete en general.

Realmente no puedo encontrar una manera de explicarme a mí mismo, mucho menos a todos vosotros, por qué me gustan estos auriculares. A veces simplemente nos gusta lo que nos gusta y deberíamos dejar de gastar tiempo en justificarlo.

Al precio al que vienen estos auriculares, ofrecen una oferta muy razonable para un juego de auriculares que le da un sabor extra a la colección.