Review - Marshall MID ANC

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.74 - Marshall MID ANC

Los Marshall MID ANC me han sido enviados para review por un suscriptor del canal de Acho Reviews en YouTube. Como seguidor del canal, espero que quede claro que mis reseñas son tan honestas y sinceras como sea posible, independientemente de quien me envie el producto. Sin embargo, como siempre, es siempre bueno ser claro sobre el hecho de que no me ha costado nada probar estos auriculares.

Si estás interesado en enviarme algo para reseñar, siempre se agradece. Estoy en Murcia (España) y me puedes contactar por email: contacto(arroba)achoreviews.com (este email es solo para contacto sobre reviews, se ruega no enviar preguntas porque serán ignoradas. Me puedes hacer preguntas en los comentarios de YouTube, Twitter, Facebook, etc.)


Intro…

Marshall es una marca que conozco desde hace muchos años en el mundo de la guitarra, cualquiera que haya estado metido en música en directo o haya tocado con una banda conocerá la marca, y cualquiera que haya escuchado música con guitarras eléctricas definitivamente habrá oído un amplificador Marshall (sean conscientes o no)

Aunque su enfoque principal siempre ha sido los amplificadores y pantallas de guitarras, Marshall también fabrica otras cosas, algunas de ellas enfocadas en el espacio de audio personal, como altavoces Bluetooth o, en este caso, auriculares.

Los MID ANC son unos auriculares que se encuentran habitualmente en tiendas de electrónica y son unos auriculares Bluetooth (y cableados) con cancelación de ruido activo.

Para ser totalmente honesto, aunque haya probado brevemente varios auriculares Marshall anteriormente, nunca he pasado tiempo con ellos (hasta ahora) y no tenía ni idea del precio de este modelo en concreto. Hice una búsqueda rápida online y los he encontrado entre 190€ y 260€ en varios sitios. El precio no afecta mi opinión de los auriculares en general pero sí es relevante en ciertos aspectos, como, por ejemplo, no es lo mismo tener problemas con un cable a 50€ como a 500€ (no me refiero a de problemas con el cable de los MID ANC, es simplemente una observación general).

Así que, el rango de precios en el que se encuentran está bastante poblado, con o sin ANC, pero no tengo muchos modelos de referencia de auriculares BT en general para comparaciones directas. Sí, he probado unos cuantos, pero eso ha sido mayormente en tiendas y no es realmente suficiente para poder compararlos directamente, así que simplemente compartiré mi opinión de ellos en general.


Presentación…

Estos auriculares me han sido enviados con todo el embalaje original y contenidos (al menos eso creo), así que no los he abierto por primera vez pero si he visto todos lo incluido.

Llegan en una caja cuadrada y negra, con una imagen de los auriculares y el logotipo en la portada. Hay detalles y especificaciones distribuidas por toda la parte externa de la caja pero las partes importantes están dentro, obviamente.

Dentro tenemos los auriculares, un cable de carga micro-USB, un cable (para utilizarlos cableados) con un micrófono en línea, una bonita funda de transporte y el manual de usuario. Nada fuera de lo normal pero suficiente para que no falte nada. Me gusta la funda de transporte porque es de un formato sencillo y cuadrado, con un acabado de piel de imitación que se asemeja a los amplificadores y pantallas Marshall, con el logo de Marshall en dorado. Como es de una forma simple y cuadrada, en vez de una forma moldeada, encuentro que es más fácil de almacenar y transportar. El acabado de la funda también me toca la fibra sensible después de tantos años rodeado de amplificadores de guitarras y bajos.


Construcción y estética...

Los auriculares también siguen la estética Marshall. Las copas son de plástico pero están texturizadas para parecerse al acabado piel de Marshall, de nuevo con el logo en relieve y dorado, como es de esperar. Las horquillas son de metal, igual que la diadema, que está recubierta de piel de imitación por la parte superior y con un acabado de terciopelo en el interior, un toque bonito. Los cables que pasan de las copas a la diadema son tipo espiral, que aumenta el estilo retro que tienen.

Estos auriculares son supraaurales, no circumaurales, y son bastante pequeños y cuadrados. No soy muy aficionado a los auriculares supraaurales (excepto por algunos Koss) y los MID ANC no son una excepción, de hecho, encuentro que la forma cuadrada es bastante rara y no me gusta mucho la sensación a la hora de llevarlos puestos. Hay una buena extensión en la diadema, que es positivo, y también giran así que al menos se adaptan bien pero aun así no los encuentro muy cómodos. Sigo notando esto incluso después de largas sesiones.

Las copas se pliegan para que entren en la funda de transporte, haciendo que sean más compactos, pero no se giran lo suficiente para que las copas queden planas, por lo cual no podrás llevarlos planos contra el pecho si los llevas colgando del cuello.

En general, la calidad de acabado y construcción parece decente y parece que aguantarían bien el abuso del día a día. No sé cuánto tiempo los tiene el que me los ha prestado pero, aparte de un poco de desgaste en los logos de Marshall, parecen estar en muy buenas condiciones. También es cierto que signos de uso añade un toque guay a los productos Marshall.


Funcionalidad...

Los auriculares tienen un pequeño botón dorado en la copa derecha que sirve para controlarlos. Es un diseño sencillo pero muy funcional, algo que me gusta. Apretando dicho botón controla el play/pause, mantenerlo pulsado enciende/apaga los auriculares (o activa el modo de emparejamiento), hacia arriba o abajo es volumen +/- y hacia delante o atrás es pista +/-.

En la copa izquierda hay un interruptor para encender o apagar el ANC, lo cual permite utilizar el ANC incluso con Bluetooth apagado (con el riesgo de agotar la batería si se te olvida apagarlo). También en la copa izquierda tenemos el puerto de carga micro-USB y el puerto para utilizarlos cableado.

La conexión con mi teléfono fue rápida y es instantánea cuando se encienden una vez emparejadas previamente. El problema principal viene con los codecs, no hay LDAC en estos auriculares y el máximo parece ser AptX, algo de lo que hablaré un poco más en la sección de sonido.

Para decir la verdad, me gusta el funcionamiento fácil de los Marshall, con el pequño botón/joystick. Hace que sean muy sencillos de utilizar y hay una notificación sonora cada vez que realizas una función.


Sonido...

Hay un par de cosas que tener en consideración en este aspecto pero, para ir directo al grano, no soy gran fan del sonido. El sonido en general está muy orientado hacia el mundo consumidor, que no es que sea algo malo, solo que no es para mí, y se podría confundir con tantos otros auriculares de estilos parecidos. Añadido esto al hecho de que tenemos que considerar el codec AptX que, siendo honestos, no es genial. Estos auriculares se pueden utilizar con cable, lo cual los mejora un poco, pero siguen sin ser algo por lo cual me desharía en halagos.

Como he mencionado en el pasado, no soy muy fan del Bluetooth, prefiero los cables, excepto por las comodidades que trae. Tengo varios IEMs TWS que no utilizo mucho, y el único producto Bluetooth que tiene uso regular en mi caso es el Shanling MW200 porque puedo conectar cualquier IEM que quiero utilizar inalámbricamente (aunque últimamente parece estar permanentemente conectado a los Aria). He utilizado los MID ANC por Bluetooth pero encuentro que la diferencia en sonido entre BT y cableado es suficiente para que opte por cable, así que los he estado utilizando con el JDS Labs Atom.

También hay que considerar la funcionalidad ANC. Hay múltiples auriculares que mejoran cuando se les enciende el ANC, debido a la implementación de DSP en la etapa del DAC, y otros que empeoran cuando se les enciende el ANC. En el caso de los Marshall, hay una diferencia entre encendido y apagado, pero no es mejor o peor, al menos no en todo el espectro. Quizás diría que me gusta más con el ANC encendido pero también depende de lo que esté escuchando en el momento.

El ANC no es malo de por sí, no está al nivel de algunas de las marcas muy conocidas por la cancelación de ruido, como Bose o Sony, pero sí reduce el ruido considerablemente. Otra cosa que impide que sea genial es el hecho de que son supraaurales y cuadrados, así que no bloquean tanto ruido pasivamente, complicando la tarea desde el principio.

Pero bueno, vamos con las impresiones habituales de sonido...

En el apartado de subgraves no hay una gran cantidad. Esto es algo de esperar, de nuevo debido a la naturaleza de unos auriculares supraaurales. Se nota algo de ese retumbe cuando se reproducen canciones cargadas de subgraves pero diría que no llega a ser algo que sería adecuado para los que buscan esos retumbes más bajos.

En la región de  los graves medios y más altos es donde estos auriculares presentan algo de elevación que será del agrado de muchos consumidores. De hecho, diría que los graves medios hacia los medios es la mejor parte de estos auriculares. También es la parte que más parece cobrar vida cuando se activa el ANC. Hay un aumento notable en estas regiones con el ANC activado y tengo que decir que suena bastante bien. No diría que son excelentes, de nuevo, los supraaurales sufren, y el aumento en graves sí que empuja los medios más hacia atrás, pero este rango de frecuencias sí que parece más “redondeado” con ANC. Parece funcionar bien especialmente con rock y otras canciones centradas en guitarras y bajos eléctricos. Quién diría que Marshall afinaría hacia un sonido rock? :)

Pasando a los medios bajos, la transición es más limpia (en mi opinión) con el ANC desactivado, principalmente porque el DSP empuja el centro de los medios más hacia atrás. Especialmente las voces parecen tomar un paso hacia atrás cuando se activa el ANC, algo que he notado en canciones como “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin o “Killing In The Name” de RATM, canciones que uno esperaría que encajarían bien con el afinado Marshall.

La parte alta de los medios también parecen tomar un paso atrás cuando se enciende el interruptor. No es tan pronunciado como en el centro de los medios pero sí que es suficiente como para parecer añadir un velo en este aspecto. Escuchando algo como “Crazy” de Daniela Andrade, un canción acústica muy sencilla, encuentro que el cambio es algo que resta de la presencia global de su voz, al menos al nivel que prefiero, pero volviendo a algo del género rock es mucho más aceptable.

Los agudos sufren de algo de caída en las regiones altas y no aportan la extensión ni sensación de “aire” que me gusta oír. La parte positiva de los agudos es que la sibilancia está bastante ausente, “Code Cool” o “Hope is a Dangerous Thing” están bastante suavizadas y no se ponen bruscas. Sin embargo, no diría que los agudos son buenos.

Todo lo anterior está relacionado con el afinado más que otra cosa y será cosa de preferencias personales si a alguien les gusta o disgustan estos auriculares, sin embargo, son los detalles los que encuentro como el eslabón más débil de los Marshall MID ANC.

No hay realmente una sensación de detalle, las cosas simplemente parecen estar suavizadas, dejando una ausencia de muchos de los detalles de los que disfruto en muchas de mis canciones de estilo acústico sencillo. No me malinterpretéis, he escuchado cosas mucho peores, pero encuentro los detalles más al nivel de lo que esperaría en unos IEMs sub 50€ que en unos auriculares >200€. También hay ocasiones en las que siento que hay algo de distorsión en los detalles que sí están presentes. Esto no es continuo pero hay veces en las que estoy escuchando una canción que he oído 1000 veces y algo suena sucio, como si se estuviera empujando los auriculares demasiado, aunque estoy a niveles normales de escucha (que no son para nada elevados).

La anchura de escena es mediocre, aunque no es terrible, tenemos que recordar que estos son unos auriculares cerrados supraaurales, pero de nuevo, se aproxima más a lo esperado de unos IEMs. La colocación de imágenes es algo que sufre debido a la falta de detalles en sí, haciendo que rindan adecuadamente de izquierda a derecha pero no hay nada específico en cuanto a colocación de pequeños detalles. La intro de “All You Love (Turned to Passion)” de Sara K., simplemente suena plano.


Conclusión…

En mi opinión, Marshall ha sido bastante inteligente con estos auriculares, sacando provecho de varias cosas que trabajan a su favor. Lo primero es su marca. La estética y diseño los identifican inmediatamente como un producto Marshall, una marca que se ha visto en todas partes desde los años 60. Lo segundo es Bluetooth, algo que es muy popular y está ganado aún más popularidad desde que desvanecen las salidas de auriculares en los teléfonos y más gente se alejan de los cables. También han optado por un afinado muy “a lo seguro”, algo que irá bien para muchos consumidores que simplemente escuchan música y no se interesan por especificaciones, ni por leer reseñas como esta.

En cuanto a sonido, pues simplemente no son para mi. Mayormente no están afinados a mi preferencia. Tienen fallos como la falta de detalles y esa pequeña distorsión que aparece a veces, pero también hay que considerar el hecho de que he tenido la suerte de escuchar algunos auriculares excelentes que, para bien o para mal, me enseñan cosas que no se pueden ignorar después.

Si fueran más baratos, digamos unos 100€ o menos, entonces seguramente sería más tolerante con su sonido final, aunque seguiría sin arreglar los fallos que les he encontrado. Pero digamos que a 190€ (lo más barato que he visto los MID ANC), hay cosas como los (mucho más económicos) Hifiman HE400se que les da mil vueltas. Vale, sin Bluetooth, sin ANC, necesitas un amplificador y son abiertos, así que supongo que son dos mundos totalmente diferentes. Pero también están los AKG K371 por menos que los Marshall, o los K361 por menos aún, que se podrían emparejar con un dongle Bluetooth y resultaría un sonido mucho mejor y mejor confort, aunque seguiría sin tener ANC. Si consideramos los MID ANC a más de 200€, probablemente se pueda encontrar unos Sony WH1000XM3 por 220€, que tienen un afinado parecido pero con mayor confort, mejor ANC y detalles superiores.

Creo que dejaré mis quejas en este punto porque no creo que yo sea la persona adecuada para dar su opinión sobre estos auriculares, o mejor dicho, las personas a las que se enfocan estos auriculares no son las mismas que leerían una review de alguien como yo.

Gracias al suscriptor por enviarme estos auriculares, se agradece mucho, y espero que sigas disfrutando de ellos visto que eso es lo más importante, disfruta de lo que tienes y disfruta de la música que escuchas.

SenyorC