Review - Kinera BD005 Pro (sub 50€)

 Español | English


Review disponible en YouTube: Ep.65 - Kinera BD005 Pro


Los Kinera BD005 Pro me han sido enviados por HifiGo a cambio de publicar esta review. No han solicitado nada específico excepto por incluir los enlaces a su tienda y al producto, sin embargo, como siempre, es bueno saber que estos auriculares no me han costado dinero.

Puedes encontrar los Kinera BD005 Pro en HifiGo.com aquí: https://hifigo.com/products/kinera-bd005-pro-3d-printed-hybrid-in-ear-earphone

Intro…

Kinera es una marca que se ha hecho conocer en el mundo IEM y que han lanzado modelos muy bonitos y con buen rendimiento. Los BD005 Pro salieron este año y son una opción económica de la marca, costando poco más de 40€ (en HifiGo en el momento de escribir esta review), colocados fácilmente en la categoría sub 50€ que me gusta mencionar en Acho Reviews.

Con un sistema híbrido, especificando el uso de un driver dinámico de berilio de 9.2mm junto con un driver de armadura balanceada Knowles 30095, con afinación propia, para las frecuencias altas, la verdad es que esta es mi primera experiencia con Kinera y me interesaba saber cómo se comportaban, no sólo en general, sino que también en comparación con algunos de mis modelos favoritos en el rango sub 50€.



Presentación...

Lo primero que destaca es la caja en la que llegan los BD005 Pro. Mientras que es un empaquetado sencillo de cartón, la caja es hexagonal y lo aparta de la típica caja cuadrada o rectangular que suelo recibir con IEMs a este precio. Obviamente esto no los hace mejores (ni peores) pero si los hace destacar.

Dentro de la caja recibimos los IEMs, un cable con micrófono incorporado (al menos en los que yo he recibido), tres juegos de puntas de silicona y una funda redonda de transporte (junto con la típica documentación).

De nuevo, no hay nada extraordinario en cuanto a presentación pero sí que incluyen lo suficiente para ser adecuados a su precio.

Si tuviera que quejarme de algo, que no es obligatorio pero lo haré de todas formas, serían las puntas incluidas. Las puntas también se apartan de lo normal, siendo muy cortas y pequeñas. Tenía mucha curiosidad por saber cómo reaccionaba este tipo de punta pero, por desgracia, los tres tamaños son demasiado pequeños para que pueda conseguir un buen sellado, por lo que he tenido que utilizar otras puntas.



Construcción y estética...

Los BD005 Pro utilizan una carcasa imprimida en 3D, la cual, en mi caso, es rojo oscuro con flecos dorados, con el logo de Kinera en letras doradas. El acabado es muy suave y es de una forma que encuentro muy cómodo, una vez colocados no noto molestia alguna.

No veo fallos aparentes en la construcción y en general, no tengo quejas sobre la construcción ni estética. Obviamente la belleza está en el ojo de cada uno pero me gusta la estética y no me dan sensación de barato.

EL cable incluido también es sorprendentemente bueno para ser un cable con micro incluido. Sinceramente no suelo recibir muchos IEMs con micrófonos en línea y la mayoría de cables que sí lo tienen son de KZ. Me gusta mucho más el cable de Kinera que los incluidos con KZ y me agrada tener otro cable con micro (siempre tengo un cable con micro en mi bolso por si acaso).



Sonido...

Como no he podido utilizar las puntas incluidas, he jugado con varias opciones para ver cuales prefería en cuanto a sonido y confort. Para decir la verdad, mientras que existen cambios obvios en sonido, como con todos los IEMs al cambiar las puntas, no encontré que fueran cambios extremos. Al final opté por utilizar puntas Xelastec que encuentro muy cómodos y creo que dan ese pequeño % extra a los Kinera.

Mis primeras impresiones de los BD005 Pro era que son un afinado muy seguro en “V”, sin embargo, después de escuchar más y hacer más pruebas, encuentro que no son tan en “V” como pensaba. Si, está la típica bajada en los medios comparado con los graves y agudos, pero siento que los graves no están tan elevados como en tantos otros IEMs.

También encontré que estos IEMs agradecen un poco más de amplificación. Mientras que el volumen alcanzado con un teléfono o el MW200 es suficiente, al conectarlos al Atom parece que se despiertan un poco más y que los detalles de fondo son más aparentes. No es que hayan cambiado por completo pero he encontrado que la amplificación merece la pena.

En las zonas de subgraves, encuentro que hay algo de caída cuando se aproxima a las notas más bajas, aunque no es terrible. Utilizando la canción “Chameleon” como referencia, si, hay subgraves allí abajo pero no retumban tanto como en otros IEMs con graves elevados. Esto no es malo en mi opinión porque los BD005 Pro no dejan que los subgraves tomen el control de la parte baja, algo que no me agrada en tantas opciones con afinados en V.

En los graves medios y graves altos, hay más presencia pero se controlan bastante bien. Los golpes de graves son buenos y bien controlados, aunque siento que en algunas canciones les falta un poquito más de potencia cuando son golpes de graves cortos y precisos. No son para nada malos y prefiero mucho más que tengan esa pequeña falta de potencia en vez de graves sueltos y descontrolados, pero cuando escucho canciones como “No Sanctuary Here” de Marian Herzog y Chris Jones, no noto esos golpes tanto como en otros modelos que mencionaré más adelante. La misma sensación me dan con “Bury a Friend” pero cuando se pasa a canciones que utilizan bajos en vez de bajos electrónicos, la tonalidad es agradable y prefiero tener la tonalidad correcta por encima de los golpes potentes debido a mi preferencias musicales.

En la parte baja de los medios, la transición de los graves es algo que también noté más limpio a la hora de utilizar amplificación, aunque esto podría estar solo en mi cabeza (como todo). La transición es lo suficientemente limpia como para no parecer hinchado ni notar sangrado de los graves. Cuando escucho canciones como “The Room” de Ostura, hay suficiente separación entre la batería, el bajo y la guitarra como para apreciar los instrumentos por separado. Los medios graves realmente son bastante limpios y bien presentados.

De hecho, los medios en general, aunque con un poco de caída, no están ausentes para nada. Aunque está esa caída en los medios, las voces siguen presentes y tienen un bonito toque. Sinceramente, los medios son muy limpios, a través de todos los medios, y aunque a veces parezcan un poco estériles, realmente no es nada sobre lo que quejarse.

Pasando a las regiones más altas, aquí es donde suelo encontrar fallos con los IEMs en este rango de precios y, por desgracia, los BD005 Pro no son una excepción. Desde luego que no son los peores, están muy por encima de algunos otros modelos en su rango de precio, pero simplemente encuentro los agudos demasiado elevados, con algo de brusquedad y sibilancia que aparece a veces y puede ser molesto. Es como si hubieran afinado estos IEMs para ser muy en “V” y después decidieron bajar los graves pero dejar los agudos como estaban. Esto resulta, con mucha de la música que escucho siendo sencillos instrumentos acústicos y voces, en algo brusco y anémico.

Esto es especialmente el caso con canciones como “Tears In Heaven” de Eric Clapton o “Sugar (Acoustic)” de Francesco Yates, canciones que son básicamente una guitarra acústica y una voz. Es más, una buena demostración de lo que me estoy refiriendo sería utilizando la canción “When The Party’s Over” de Billie Eilish. La primera mitad de la canción es básicamente su voz con muy poco detrás, esta parte se presenta muy brusca, sin embargo, cuando entran los graves sobre el 1:57, como la canción tiene los graves exagerados, parece equilibrar el sonido y desvía la atención de esa parte alta y brusca. No es que desaparezca, solo que no se enfoca.

La sibilancia puede ser un problema con estos, como acabo de mencionar. No perdonan mucho en estos rangos y temas como mi típica prueba de “Code Cool” puede ponerse muy caliente.

La velocidad y dinámica la verdad es que son bastante impresionantes, para unos IEMs a este precio. El driver dinámico hace un buen trabajo de mantener el ritmo de música acelerada y compleja. De hecho, el driver dinámico hace un buen trabajo en general. El driver BA también es bastante capaz, pero eso es de esperar de un BA, debería mantener el ritmo en partes concurridas.

En cuanto a anchura de escena y presentación, pues son otros IEMs más de la parte económica. Está sobre la media en mi opinión. Si que me dieron la impresión de que la anchura mejoraba con amplificación pero creo que en realidad era el hecho de que los detalles de fondo estaban más presente, dando la sensación de una presentación más amplia y espaciosa. La localización y colocación de imagenes es decente, haciendo que canciones como “Bubbles” resulten interesantes pero no se presentan de un modo que me haga decir “wow!”.



Comparaciones...

Normalmente no incluyo comparaciones específicas en mis review debido a que sigo siempre las mismas pautas en todas ellas, haciendo que sea fácil ver otra review de otro artículo y averiguar lo que pienso sobre algo en particular. 

Sin embargo, ha pasado bastante tiempo desde que hice “Las mejores compras por menos de 50€” y, mientras que no voy a hacer ninguna lista, creo que es interesante ver donde se colocan los BD005 Pro en relación con algunos de los que ya llevan tiempo. Esto ha significado sacar algunos IEMs que no he escuchado en bastante tiempo.

Para hacer que esta comparación sea rápida y sencilla, he utilizado el mismo cable en todos los IEMs (excepto por los T2+, que he utilizado un cable de la misma marca y modelo pero con conectores MMCX). También he utilizado las mismas puntas Xelastec para todos, que encuentro muy cómodos y que funcionan bien con todos los IEMs que he listado a continuación. He utilizado archivos FLAC, reproducidos por Foobar, a través del Schiit Modi 3 y el JDS Labs Atom. Así que, las únicas diferencias son los propios IEMs.

En cuanto a música, para seguir con la intención de que fuera corta y al grano, he elegido 8 canciones de mi lista de pruebas habitual, intentando cubrir varios géneros. Las canciones han sido:

Brian Bromberg - Elephants on Ice Skates

Sara K. - All Your Love (Turned to Passion)

Alison Krauss - Down to the River to Pray

2Pac - Ambitionz Az A Ridah

Rage Against The Machine - Bombtrack

Ottmar Liebert & Luna Negra - La Luna (Binaural)

Marian Herzog feat. Chris Jones - No Sanctuary Here

Trentemoller - Chameleon


KZ ZS10 Pro

La primera comparación ha sido con unos IEMs que no he escuchado en mucho tiempo, los KZ ZS10 Pro. Mientras que estos IEMs ya llevan bastante tiempo en el mercado, se siguen mencionando mucho y fueron mis IEMs principales para monitorizar la banda durante un año o así, con mucho tiempo de escucha entre medio. Puedes ver mi review original de ellos aquí.

Mi primera escucha me trajo recuerdos sobre el por qué me gustan y por qué no me gustan los ZS10 Pro. Los detalles son muy buenos, mejores que los BD005 Pro en mi opinión, pero necesitan algo de EQ para sonar “correctos” cuando se escucha música, algo que no he hecho en este caso. También tienen ese leve toque metálico en la parte alta, algo que KZ ha reducido mucho con el paso del tiempo y que los Kinera no parecen presentar.

Los subgraves son más presentes y elevados en los ZS10 Pro que en los BD005 Pro, resultando en mucho más retumbe a la hora de escuchar “Chameleon”, sin embargo, al escuchar otras canciones que son más acústicos por naturaleza, o incluso “Bombtrack”, encuentro los ZS10 Pro más bruscos, con los BD005 Pro siendo más relajados y más placenteros para escuchar, en mi opinión.

Si quieres detalles, entonces creo que los ZS10 Pro están fácilmente por encima de la opción de Kinera pero para una escucha relajada, elegiría los BD005 Pro. Los Kinera también necesitan más potencia para alcanzar los mismos niveles y cobrar vida, mientras que los ZS10 Pro responden casi igual incluso a volúmenes muy bajos.


Moondrop SSP

Mientras que no me volví loco con estos IEMs en mi review, que lo puedes encontrar aquí, si dije que eran buenos y que eran como un “placer prohibido”. Con el tiempo, esa sensación ha aumentado. Encuentro que los SSP son unos IEMs que tienen más graves de los que suelo preferir pero que me agradecen cuando estoy de humor.

Escuché los SSP bastante a menudo durante un tiempo y eran algo que solía tener en el bolso, como IEMs de reserva, hasta no hace mucho. En comparación con los BD005 Pro, lo primero que resalta es que los SSP necesitan aún más potencia que los Kinera.

En cuanto a sonido, me sorprendió encontrar que realmente no tenían más graves que los BD005 Pro. Es más, encontré que los Kinera tenían más golpe en los graves y más retumbe que los SSP. En cuanto al resto del sonido, me gusta realmente el afinado de Moondrop (como probablemente hayas notado en mis otras reviews) y los SSP no son una excepción. Sí siento que los BD005 Pro tienen la ventaja en los agudos. Aunque sean más bruscos y pueden presentar sibilancia, si tienen más extensión y más sensación de “aire” que los SSP.


KZ DQ6

Estos son unos IEMs que se alejaban de lo “normal” de KZ y me impresionaron bastante, aunque seguían teniendo fallos. Mi review original se puede encontrar aquí. La comparación aquí está entre los 3x DD de los DQ6 y los 1x DD + 1x BA de los Kinera.

Se me olvidó bajar el volumen cuando cambié de los BD005 Pro a los DQ6 y me recordaron inmediatamente que son mucho más eficientes! También me recordaron inmediatamente lo que me gusta de estos IEMs.

Tienen mejor extensión en los subgraves y los graves y medios también son muy agradables, especialmente su tonalidad. Donde fallan los DQ6, o al menos no están al nivel de mis preferencias, es en los agudos, igual que los BD005 Pro. Ambos pueden ser un poco calientes y sibilantes, causando momentos de molestia. Recuerdo que tuve que jugar con múltiples juegos de puntas en los DQ6 para reducir la sibilancia y creo que los Xelastec quizás no fueron uno de ellos. La extensión es, de nuevo, mejor en los Kinera en los rangos más altos, con los DQ6 quedándose un poco detrás, aunque la brusquedad y sibilancia es casi un empate.

Una cosa que mencionar es que, cuando una canción tiene demasiados graves en su grabación, los DQ6 puede ser demasiado, con demasiados graves y agudos bruscos, lo cual significa que una canción con una presentación en V (en la grabación) está mejor controlada por los Kinera (incluso con agudos bruscos).


Tin T2+

Los Tin T2+ han sido una recomendación mía en la categoría sub 50€ desde que los probé por primera vez, puedes ver la review aquí. Encuentro que son unos IEMs que se adaptan muy bien a diferentes géneros, teniendo muchos graves cuando se necesitan pero sin resultar sobrecargados de graves cuando la canción no los necesita.

En cuanto a afinación general, creo que los T2+ siguen siendo más impresionantes que los BD005 Pro pero en cuanto a tonalidad, especialmente en los medios y los graves altos, es mucho más agradable en los Kinera.

Los T2+ pueden estar mucho más “en tu cara” que los BD005 Pro pero a la misma vez, no encuentro que los agudos sean más suaves. Siguen teniendo momentos de sibilancia y desde luego que no son perfectos, pero los encuentro más detallados y más impresionantes que los BD005 Pro. Si sólo buscas una escucha relajada, quizás estos últimos (Kinera) sean una mejor apuesta.


KZ ZAX

Los últimos IEMs son unos que no estaban dentro del límite de 50€ cuando les hice la review aquí, pero ahora se encuentran a menudo dentro del rango. Dije que los ZAX son los mejores auriculares KZ que había escuchado hasta la fecha y, visto que no he escuchado los últimos modelos, sigo manteniendo esa opinión.

Lo primero que resalta con los ZAX después de escuchar a los BD005 Pro es el espacio y la sensación de apertura. Recuerdo pensar que estos estaban por encima de la media en este aspecto y mi opinión no ha cambiado. Escuchando “La Luna (Binaural)”, la diferencia en espacio es muy notable entre los dos modelos.

Los graves los encuentro parecidos en ambos, con los ZAX tomando un paso por delante en cuanto a subgraves, con los medios cayendo seguramente del lado de los BD005 Pro, debido a que los ZAX pueden dar la sensación de voces echadas hacia atrás a veces, algo que no he notado con los Kinera. En las zonas agudas, los ZAX desde luego que no son tan bruscos como los BD005 Pro, aunque sí pueden presentar sibilancia a veces, se sienten más equilibrados.



Conclusión…

Esto se ha convertido en una review mucho más larga de lo que pretendía pero revisitar los modelos sub 50€ que he mencionado ha sido divertido, no suelo pasar mucho tiempo con ellos. Cuando no estoy pasando el tiempo con lo que voy a reseñar, suelo optar por utilizar mis modelos favoritos y no paso suficiente tiempo con modelos reseñados previamente. Así que, independientemente de lo que pueda opinar sobre los BD005 Pro, esta review ha sido divertida.

Lo cual me lleva a… qué pienso realmente de los BD005 Pro?

Pues, desde luego que no son unos malos IEMs pero tampoco son nada revolucionario. Me gusta la estética, la construcción, el cable, también soy fan de la tonalidad y en general, de todo desde los graves medios hasta los medios altos, sin embargo, siento que la brusquedad de los agudos y la falta de detalle son lo que bajan el nivel de estos IEMs.

De nuevo, no son unos IEMs terribles, hacen muchas cosas bien, es solo que hay mucha competición allí fuera en estos precios y hace falta algo muy especial para sobresalir de lo demás. Creo que quizás el driver BA sea el punto flojo de estos IEMs y es una lástima, porque todo lo demás parece encajar bien.

SenyorC